CIUS llama este 11 de julio a exigir re-nacionalizacion del cobre

El Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical ( C.I.U.S.), convoca a todas y todos a que nos manifestemos este sábado 11 de julio, a las 12 horas en la Plaza de Armas de Santiago, para exigir que los recursos naturales y en especial el cobre vuelvan a manos de Chile y hacer posible así que derechos sociales como la educación y salud puedan ser garantizados efectivamente para todos.

 

A comienzos del siglo XX, llegaron grandes inversionistas de EE.UU. a las minas de El Teniente, Chuquicamata y Potrerillos.

La compañía americana Braden Copper comenzó a operar El Teniente en 1905. En 1916, ésta pasó a ser subsidiaria de Kennecott Copper.

En 1915 empezó la producción de Chuquicamata, con Chile Exploration, que en 1923 pasó al poder de Anaconda Copper Mining.

También subsidiaria de esta última, la compañía Andes Copper Mining inició la explotación de Potrerillos en 1927. www.codelco.cl

En un artículo publicado el 11 de agosto de 1920, por Luis Emilio Recabarren en el diario “El Socialista” de Antofagasta escribió:“Los problemas de la miseria y de la esclavitud no terminarán mientras tanto la clase obrera se resigne a sufrir la actual organización social. Nacionalicemos las industrias extractivas. Nacionalicemos las minas de carbón, las salitreras, los bosques, el cobre, la agricultura,,”

El primer proyecto de ley de nacionalización del cobre, que se presentó en el Congreso Nacional, fue elaborado por los senadores Salvador Ocampo y Elías Lafertte, el 21 de julio de 1951.

Salvador Allende contempla la Nacionalización de la Gran Minería del Cobre, en sus cuatro programas como candidato a la Presidencia de la República, a partir de 1952.

En 1961, los senadores socialistas Salvador Allende, Raúl Ampuero, Salomón Corbalán, Aniceto Rodríguez, Alejandro Chelén, Adolfo Quinteros y Galvarino Palacios, presentaron el segundo proyecto de nacionalización del cobre, mediante el cual se expropiaba a las empresas norteamericanas según el valor declarado en Impuestos Internos, y se procedía a la creación de la Empresa Nacional del Cobre, que explotaría los bienes expropiados y comercializaría el cobre. Este proyecto, como el de Ocampo y Lafertte, nunca fue objeto de mayor estudio en el Senado.

Esta diversidad de actores políticos que abogaban por la nacionalización de la Gran Minería del Cobre, permitió que la gran minería del cobre se nacionalizara por la unanimidad del Congreso Nacional, el 11 de julio de 1971, fecha que hasta hoy se conoce como la denominó Allende: Día de la Dignidad Nacional. Con el ‘Sueldo de Chile’, se lograría la ‘Segunda Independencia’ que permitiría construir una nueva economía para resolver todos los problemas sociales y económicos de las generaciones actuales y futuras.     www.defensadelcobre.cl

¿Sigue siendo el cobre de todos los chilenos?

No, actualmente el 70% del cobre chileno es explotado por empresas privadas que no tributan prácticamente nada.. Durante la dictadura, se inició la desnacionalización del cobre, con una serie de normativas que permitieron la llegada de mineras extranjeras ansiosas de obtener jugosas ganancias. Se trata de la ley 18.097 Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras, el Decreto 600 para inversión extranjera y el Código de Minería. www.elciudadano.cl

Al cumplirse un aniversario más en que el gobierno popular de Salvador Allende nacionalizó el cobre el 11 de julio de 1971, obra que fue destruida por la dictadura y los gobiernos de esta falsa democracia, el Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical ( C.I.U.S.), convoca a todas  y todos a que nos manifestemos este sábado 11 de julio, a las 12 horas en la Plaza de Armas de Santiago, para exigir que los recursos naturales y en especial el cobre vuelvan a manos de Chile y hacer posible así que derechos sociales como la educación y salud puedan ser garantizados efectivamente para todos.

Hoy por hoy el cobre está en manos extranjeras y privadas que explotan, más bien saquean el 70% de esta riqueza, despojándonos de recursos económicos valiosos y dejando un desastre ambiental, junto con acaparar el agua, lo que va en contra de la calidad de vida de las comunidades aledañas a los centros mineros.

Chile tiene recursos suficientes para que sus habitantes tengan una vida digna y esos recursos están en las riquezas naturales que tenemos, esos bienes tienen que ser explotados de manera sustentable, respetando el medio ambiente, estos recursos deben ser usados pensando en el bienestar del pueblo.  Por esto la demanda de la re-nacionalización de los recursos naturales partiendo por el cobre es un acto de justicia y soberanía, donde no solo el Estado debe participar en su administración, sino también los trabajadores y el pueblo.

El C.I.U.S. se hace parte de este clamor nacional y exige este 11 de julio: EL COBRE PARA CHILE¡¡¡

 

Compártelo

Comentarios