COI rechaza la intención de EE.UU. en boicotear los Juegos Olímpicos de Beijing 2022

Vocero del Comité Olímpico Internacional recodó su obligación de ser una organización neutral en el aspecto político

El Comité Olímpico Internacional (COI) apoya los derechos humanos refrendados en la Carta Olímpica, pero el sistema político de un país soberano no es asunto de su incumbencia, señaló la oficina de prensa del COI, al comentar a el llamamiento de EE.UU. a boicotear los Juegos Olímpicos de Pekín.

«El COI reconoce y apoya los derechos humanos refrendados tanto en los principios básicos de la Carta Olímpica como en su código de ética. Velamos por el acatamiento de la Carta Olímpica y acogemos muy en serio esta responsabilidad.

Al mismo tiempo el COI no tiene facultades ni posibilidad de cambiar leyes ni el sistema político de un país soberano, lo que incumbe a los gobiernos y a las respectivas organizaciones intergubernamentales», comentaron desde el COI.

A su vez, el Comité Olímpico y Paralímpico de EE.UU. (USOPC, por sus siglas en inglés) se opone a los boicots de los atletas y cree que no deben usarse como una herramienta para los crecientes problemas de derechos humanos en China, dijo la presidenta del organismo, Susanne Lyons, a los periodistas.

«En la USOPC nos oponemos a los boicots de los atletas», dijo Lyins durante una conferencia de prensa virtual.El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, informó hace poco que EE.UU. quiere debatir con sus aliados la idea de boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

Washington acusa a Pekín de estar discriminando a la etnia uigur residente en la región Autónoma de Xinjiang. Pekín rechaza esas acusaciones y pide no inmiscuirse en los asuntos internos de China.

Los Juegos Olímpicos son un acontecimiento que une a todo el planeta, es una competición que simboliza la unidad entre sus diverso participantes. En nuestro frágil mundo, el deporte —pese a todas las diferencias— nos transmite a todos nosotros la esperanza de tener un futuro mejor, señalaron desde la entidad.

El COI recodó su obligación de ser una organización neutral en el aspecto político. «La adjudicación del derecho a acoger los JJOO a uno u otro comité olímpico nacional no significa que el COI esté de acuerdo con la estructura política, las circunstancias sociales o los estándares de derechos humanos del respectivo país», subrayó y al mismo tiempo constató que no son los gobiernos, sino el COI quien dirige los Juegos Olímpicos.

Las invitaciones a participar en los JJOO no parten del Gobierno del país anfitrión, sino del COI. El jefe de Estado de tal país solo puede anunciar la inauguración de los JJOO. Ningún otro político puede jugar un papel en los Juegos, ni siquiera durante la ceremonia de condecoración, constató.

«La ONU en una de sus recientes resoluciones reconoció el papel que desempeñan los JJOO, el COI y la Carta Olímpica, incluido el principio de la falta de discriminación refrendado en ésta (…). Estamos firmemente convencidos de que los Juegos Olímpicos pueden actuar como una plataforma de cooperación constructiva», resumió el Comité Olímpico Internacional.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar

EE.UU. dispuesto a boicotear los Juegos Olímpicos de Beijing 2022

Compártelo

Comentarios