Columna de la convencional y vocera Modatima, Carolina Vilches: «Superar el Modelo Neoliberal exige acuerdos verdaderos»

Columna de opinión de la defensora ambiental, vocera de Modatima y convencional constituyente por el distrito 6, Carolina Vilches, en relación al rechazo del segundo informe de la Comisión de Medio Ambiente y Modelo Económico en la CC: "Quienes rechazaron el informe, bloquearon el debate en particular en temas trascendentales para la vida de las personas que sufren las consecuencias del extractivismo y el mercado de las aguas en Chile".

Carolina Vilches

El proceso constituyente nace desde los movimientos sociales por las aguas, la salud, la educación, las pensiones, la vivienda digna, agenda de género y muchos otros, logrando converger como sociedad, en que la raíz de los conflictos que se desarrollan en cada espacio eran el resultado del modelo económico, el cual debía ser cambiado. Lo central para quienes fuimos mandatados por nuestros territorios fue democratizar la política. Que esta dejase de tener el hermetismo clásico de las malas costumbres históricas de la élite, la que dejaba afuera al pueblo de las decisiones claves en los territorios. La  instalación de hidroeléctricas, termoeléctricas, proyectos agroindustriales sin EIA, fundición y refinería de minerales, terminales petroleras, etc. no eran consultadas a las comunidades afectadas.

La comisión de medioambiente y modelo económico ha recibido constante asedio mediático y oposición de parte de intereses mercantiles, que abiertamente buscan el rechazo del trabajo. Sin embargo, con la convicción integra de llegar a acuerdos mayoritarios, impulsamos un diálogo transversal buscando el pacto que Chile espera de la Convención, desarrollando largas jornadas de debate llegando a concretar los acuerdos para la presentación del 2do informe de la comisión de Medioambiente. A dicha construcción de normas se unieron los colectivos del FA; INC; PS; CHD, CPP, EERR y MSC. Ese acuerdo fue rechazado y con ello se afecta la confianza, haciendo fracasar y retrasar el trabajo de la comisión, perjudicando inclusive el cronograma de trabajo de la convención.

En este sentido, quienes rechazaron el informe, bloquearon el debate en particular en temas trascendentales para la vida de las personas que sufren las consecuencias del extractivismo y el mercado de las aguas en Chile. El debate en particular es parte del ejercicio democrático. Es inentendible que se rechazara en general el informe, sin dar espacio a las diferencias y posibilidad de avanzar en los detalles de cada artículo.

Creo que con su actuar, han sido cómplices del extractivismo y del saqueo de los territorios por 30 años y existe hoy una clara resistencia a dejar un modelo de despojo y de privilegio del empresariado que incide nuevamente en las decisiones políticas dentro de la convención.

El rechazo al informe en general nos exige abrir el debate socioeconómico de fondo en cuanto a las aguas, la política fiscal, concesiones mineras, principios económicos, entre otras temáticas, la que deberá ser de manera sincera, responsable y transparente frente al país.

Es momento de debatir los puntos críticos del modelo económico contenidos en el informe, dejar egoísmos y codicia, reestructurar las bases de una economía neoliberal y avanzar hacia una economía social orientada al buen vivir. El momento exige estar a la altura de las necesidades del país, poniendo en el centro los acuerdos, las demandas territoriales y la dignidad de las personas.

Es necesario señalar que la Comisión Cinco no sólo define temas sobre el Medio Ambiente, sino que también se definen temas estructurales, como el modelo económico.  El bloqueo y negativa de aprobar este informe, que contenía el Estatuto del Agua y el Estatuto de Minerales, los cuales forman parte directa del Modelo Económico, nos estaría mostrando su desdén hacia los cambios estructurales que se necesitan urgentemente en el país. Es urgente acabar con el modelo económico neoliberal instaurado en dictadura. Apelamos a la ética y responsabilidad histórica para realizar los cambios necesarios que permitan resolver las desigualdades hídricas e injusticias territoriales y con ello avanzar.

Finalmente, hago un llamado a trabajar de manera sincera, sin máscaras ni secretismo, buscando el Chile que imaginamos, haciendo los cambios que se requieren. Es insuficiente decir que queremos poner fin al neoliberalismo cuando nuestras acciones evidencian que no hay voluntad política por el trabajo colectivo, poniendo fin a un modelo de sufrimientos y desigualdades.

Carolina Vilches Fuenzalida
Convencional Constituyente Distrito 6
Vocera Nacional Modatima.


Comparte ✌️

Comenta 💬