Decálogo del Ciudadano en tiempos de emergencia

¡SOLIDARIDAD AHORA! 1

¡SOLIDARIDAD AHORA!

1. La prioridad hoy es AYUDAR Y AYUDAR… POR FAVOR, guárdese para más rato las críticas al gobierno, el odio a los flaites, la verguenza por la violencia… eso HOY no aporta en nada y sólo sirve para tirar para abajo nuestro ya arrastrado ánimo. Guárdese ese tipo de comentarios para más adelante, cuando tengamos tiempo de analizar todo lo que ha ocurrido.

2. PACIENCIA. Sobre todo para aquellos que no han perdido sus casas y tienen a su familia sana y salva. Si tiene un problema comprenda que el 80% de CHILE lo tiene, no exija cosas como si usted fuera el centro del mundo, tenga paciencia que este proceso es lento.

3. APROVECHE las redes sociales: no las use para potenciar el caos y la histeria, sino que aprovechélas difundiendo la búsqueda de personas, difundiendo las formas de ayudar, recopilando información sobre las localidades aisladas que no aparecen en los medios y ayudando a mantener la cálma.

4. Si tiene cosas para donar, dónelas; si tiene plata, también; si tiene buena salud, done sangre; si tiene tiempo, súmese al voluntariado; si sólo puede ir a la pega, vaya y estará ayudando a mover esta máquina llamada economía.

5. Ante los saqueos a casas damnificadas y víctimas: NO A LA DEFENSA PROPIA!!! Ayúdense!! ORGANIZACIÓN POPULAR. Defiendan los pasajes, las villas, los barrios entre todos. Monten guardia por turnos entre vecinos. Distribuyan las tareas, coman todos juntos, compartan el agua. SEAMOS SOLIDARIOS. No se dejen vencer por el pánico y el hambre.

6. Si se sienten inútiles en casa mirando el internet y la tele, he aquí una de las posibles soluciones: SEAN SOLIDARIOS, LIBEREN SU WI-FI, así los que no tienen pueden ver las noticias y/o buscar-contactarse con sus familiares. Mucha gente ha conseguido información de sus familiares sólo gracias a desconocidos en twitter y facebook. Si no tuvieran Internet, estarían jodidos.

7. NO ACAPARAR. Esto es muy importante, sea racional, escuche las noticias, infórmese y piense en sus coterráneos. Las cosas se acaban cuando la gente entra en pánico y compra todo lo que puede, sin pensar en los demás.

8. EXIGIR a los medios de comunicación masivos, sobre todo a los canales de televisión abierta, actuar con RESPONSABILIDAD Y NO SEMBRAR EL PÁNICO en la población. No se puede seguir con la lógica farandulera en medio de una catástrofe. Los medios deben ponerse al servicio del país y trasmitir sólo información de utilidad pública. La morbosidad y la farándula sólo entorpecen el camino de la reconstrucción.

9. Respeto a los DERECHOS HUMANOS, aquí y en la quebrá del ají, que el estado de excepción no sirva de excusa para olvidarnos que debemos respetarnos unos a otros.

10. Y cuando pase la emergencia, NO OLVIDAR a los millones de danmificados, NO OLVIDAR a los miles de pueblos destruídos en las seis regiones devastadas por el terremoto y maremoto, y NO OLVIDAR la experiencia que hemos vivido y que seguiremos viviendo en los próximos meses. Cuando pase la emergencia será hora de repasar lo bueno, lo malo y lo feo de una de las peores catástrofe de la historia de este país.

Enviado por Francisca Araya

Texto subido por:

Compártelo

Comentarios