Dura respuesta a industria salmonera ante intento de amedrentar al movimiento socio-ambiental

Organizaciones ciudadanas y comunidades costeras respondieron a Salmones Camanchaca ante recientes declaraciones

Por Seguel Alfredo

20/07/2022

Publicado en

Actualidad / Chile / Medio Ambiente / Portada

0 0


El Centro Ecocéanos, señaló que “No es una acción aislada, sino que es parte de la estrategia corporativa de criminalización y amedrentamiento del movimiento social”.

Por su parte, el Movimiento Defendamos Chiloé, indicó: “Lo radical es estar 40 años contaminando el mar y destruyendo los fondos marinos”

También se pronunció Fundación Terram, Codeff Aysén, GreenPeace y Comunidad Kawésqar Grupos Familiares Nómades del Mar

Ver también

Director de Salmones Camanchaca busca criminalizar a ambientalistas y los llama «la mayor amenaza» para la salmonicultura en Chile / https://www.elciudadano.com/actualidad/director-de-salmones-camanchaca-busca-criminalizar-a-ambientalistas-y-los-llama-la-mayor-amenaza-para-la-salmonicultura-en-chile/07/05/

El director de Salmones Camanchaca, Tore Valderhaug en su exposición sobre la industria del salmón en Chile, realizada en el Seminaret 2022 (Lofoten, Noruega), identificó las principales amenazas que afectarían a esta industria en el país sudamericano. Según el director de esta empresa, socia del Global Salmon Initiative y del Chilean Salmon Marketing Council, el incremento de las regulaciones y fiscalizaciones gubernamentales en el ámbito  sanitario y ambiental, estarían creando un “círculo amenazante” para el empresariado, identificando a las organizaciones ambientalistas radicales como “la mayor amenaza” para esta industria exportadora.

Frente a esto, Radio del Mar entrevistó a diversos representantes de organizaciones y comunidades para conocer su visión estratégica sobre las implicancias de esta declaración del director de una de las principales empresas de la industria salmonera.

Se comparte a continuación la nota:

Ongs y comunidades responden a Industria Salmonera que intenta amedrentar al movimiento socio-ambiental en Chile

Por Radio del Mar

Greenpeace: Llamamos a la industria salmonera que en vez de criminalizar a las organizaciones se  preocupen de sus malas prácticas ambientales

Estefanía González, coordinadora de la campaña Océanos de Greenpeace Chile señaló que «las declaraciones de la empresa Camanchaca son gravísimas en tanto intenta criminalizar a las organizaciones ambientales,- sobre todo a aquellas de carácter territorial-, las que han hecho una defensa de sus territorios frente a los graves impactos de esta industria».

«En ese sentido desde GP nos gustaría enfatizar que hoy la amenaza más grande para la salmonicultura, es la salmonicultura y empresas como Camanchaca, quienes han sido responsable de desprestigiar a la industria mostrando todos los impactos que pueden tener mortalidades masivas de salmones, pésimo tratamiento de las mortalidades tirando al mar los desperdicios, lo que corresponde a un verdadero delito para el medio ambiente y atenta contra la salud de la población», agregó Gonzalez.

DEsde Greenpeace hicieron un llamado a Camanchaca para «que frene de manera inmediata y sean sancionadas este tipo de declaraciones, y que en lugar de preocuparse de quienes denuncian y defienden el medio ambiente, se preocupen de sus propias prácticas ilegales, y que son las que han colaborado de manera concreta a dañar la imagen de una industria absolutamente insustentable.»

Defendamos Chiloé: Lo radical es estar 40 años contaminando el mar y destruyendo los fondos marinos

Por su parte Juan Carlos Viveros, vocero de Defendamos Chiloé al consultarle ¿qué piensa de que Salmones Camanchaca, calificara a Defendamos Chiloé como una organización «radical»?, contestó que «habría que preguntarle a Camanchaca por qué defender ecosistemas terrestres y marinos de altísimo valor para la biodiversidad es algo radical. Por qué la conservación de lugares prístinos, lugares únicos como son los fiordos y canales patagónicos para un modelo de desarrollo distinto, un modelo sostenible que no haga daño a la naturaleza y a la cultura, sería radical. Lo invitamos a hacer una reflexión ¿Acaso no es es radical estar 40 años en estos ecosistemas marinos contaminando, destruyendo fondos marinos? Si vamos a hablar de radicalismo, creo que el amigo de Camanchaca deja mucho que desear».

  • ¿Cree que esta acción de la industria salmonera es una estrategia de amedrentamiento a las personas, comunidades y organizaciones socioambientales y emprendimientos turísticos y productivos que defienden el mar y los territorios?
  • «No creo que sea una estrategia para amedrentar. Creo que refleja un poco de temor de Camanchaca por el grado de conciencia que está adquiriendo la ciudadanía, las comunidades indígenas, las organizaciones socioambientales. La población en general. Hoy defender los ecosistemas de los grandes cetáceos, delfines, de los bosques de macroalgas, pasa a ser una prioridad uno a nivel mundial, debido a que son los ecosistemas que mitigan esta emergencia climática provocada por los seres humanos».

el representante de Defendamos Chiloé agregó que «la industria no se ha adaptado al cambio de conciencia y de opinión que sí es muy grande. Ese cambio de opinión en Chile y en todas partes del mundo van a tener que hacer que la manera en que esta industria produce sí tiene que cambiar radicalmente».

Fundación Terram: Recordar que Camanchaca fue la principal involucrada en la mortalidad masiva de salmones en el Fiordo Comau, región de Los Lagos el 2021

Ignacio Martínez, abogado de Fundación Terram, afirmó que “ es importante recordar que la empresa Camanchaca, que ataca injustificadamente a diversas organizaciones ambientales, fue la principal involucrada en el evento de mortalidad masiva de salmones al interior del Fiordo Comau en la región de Los Lagos en abril de 2021. En ese entonces, la SMA señaló que Camanchaca no cumplió con el plazo de 24 horas para extraer la mortalidad desde el centro de cultivo Porcelana».

Martínez agregó que «en 2012 y 2017, Camanchaca aumentó la producción en este centro de cultivo en 3.200 toneladas a través de Declaraciones de Impacto Ambiental, alcanzando un total de 5.500 toneladas permitidas. El último aumento, fue justamente de un año después de un florecimiento de algas nocivas, y se hizo aun cuando el propio Ministerio del Medio Ambiente identificaba esa zona como de alto riesgo a la generación de FAN en su Atlas de Riesgo Climático».

«Desde Fundación Terram nos parece que se debe poner fin a esta práctica de aumentar la producción a través de modificaciones de proyecto técnico, ya que fue el mecanismo que usó la industria salmonera para seguir creciendo aun cuando las regiones de Los Lagos y Aysén se encontraban con una moratoria que prohibía la entrega de nuevas concesiones salmoneras entre 2010 y 2020», señaló el jurista.

Centro Ecocéanos: No es una acción aislada, sino que es parte de la estrategia corporativa de criminalización y amedrentamiento del movimiento social

Por su parte Juan Carlos Cárdenas, médico veterinario y director del Centro Ecocéanos señaló que «la acción de Camanchaca no constituye una acción aislada, sino que es parte de la estrategia corporativa de las patronales salmoneras, pesqueras, forestales, mineras y del transporte naviero y terrestre para justificar futuras acciones de amedrentamiento contra las y los activistas de las organizaciones que luchan por la defensa del medio ambiente, la salud pública y los derechos humanos en Chile».

CODEFF Aysén: Salmoneros nos hacen un favor al reconocer la importancia de nuestro trabajo

Peter Hartman, Codeff Aysén indicó que “cuando los salmoneros declaran a las organizaciones ambientales como extremistas radicalizados nos hacen un favor al tomar en cuenta lo importante que es nuestro trabajo. Vale recordar que más bien los radicalizados y abusadores del medio ambiente y las comunidades son ellos. Son ecocidas y  terroristas ambientales, y los conocemos muy bien ya que por más de 30 años venimos señalándoles todas sus brutalidades, sin que jamás reaccionaran».

Hartmann señaló el último ejemplo de impacto ambiental: «Parque Alberto de Agostini donde se encuentran ilegales y bonificados por el Estado. Luego de varias denuncias, por fin reacciona la institucionalidad que muchas veces ha estado coludida con ellos y les señalan que están fuera de regla. Si la institucionalidad ambiental funcionara ya le habrían caducado la mitad de sus concesiones”.

Comunidad Kawésqar Grupos Familiares Nómades del Mar

Desde Magallanes también opinó Leticia Caro, vocera de Comunidad Kawésqar Grupos Familiares Nómades del Mar: “Yo diría que las organizaciones mencionadas por Camanchaca, no son radicales, simplemente responden a la arremetida de una industria depredadora, que ya a contaminado en demasía y no solo existe la destrucción a nivel territorial medio ambiental, si no también a nivel socio cultural».

«Si a eso se le llama radical creo que están equivocados pues es mero sentido común y pertenencia lo que defienden, lo que defendemos en conjunto y con la ayuda de estás organizaciones. Desde esa perspectiva yo diría que los radicales son ellos (la industria), pues aún con todas las ganancias multimillonarias que tienen anualmente a costa del territorio que devastan, siguen pretendiendo más y más, radicalmente avaricia desmedida».*****FIN*****

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo