Genocida prófugo fue detenido en Buenos Aires

El ex militar y represor Walter Klug Rivera está condenado a 10 años de prisión por el asesinato de 23 trabajadores de Endesa en Los Ángeles tras el golpe militar. En Chile el espacio de memorias Londres 38 denunció la fuga de Rivera Klug antes que la Policía de Investigaciones (PDI) lo advirtiera. El militar tenía 23 años cuando cometió los crímenes que se le han comprobado. A sus 70 años, es decir, 48 años después cumplirá recién sentencia.

El ex militar y represor Walter Klug Rivera fue detenido en Buenos Aires por la policía federal argentina. Ex militar estaba prófugo y fue condenado por el asesinato de 23 trabajadores e investigado por el secuestro de un estudiante de la Universidad de Concepción.

Klug Rivera ingresó el año 1966 a la Escuela Militar, alcanzando el grado de teniente en el Ejército de Chile, cursando cursos en la Escuela de las Américas en enero de 1973. Una vez consumado el golpe que derrocó al presidente Salvador Allende, el militar organizó el Campo de Prisioneros en las caballerizas del Regimiento de Infantería N° 3 de Montaña en la ciudad de Los Ángeles (actual Regimiento Infantería N° 17 de Montaña), lugar en donde se torturó, asesinó y se hizo desaparecer a presos políticos de la región.

Posteriormente Klug Rivera fue destinado a guarniciones militares en Linares y Arica, para finalmente ser dado de baja cuando alcanzó el grado de coronel.

Según informa Memoria Viva, si en un comienzo los detenidos fueron recluidos en el Liceo de Hombres de Los Ángeles, luego serían llevados al regimiento a cargo de Klug Rivera. Hasta sus manos llegaron los trabajadores de las centrales hidroeléctricas de Endesa en la montaña, quienes habían sido detenidos por carabineros.

Cientos de detenidos de las vecinas regiones del Biobío también pasaron por el regimiento de Klug Rivera, quien se preocupaba además de buscar en la cárcel personas para llevárselas al recinto militar. Según radio Nuevo Mundo, organizaciones de derechos humanos aseguran que por dicho campamento pasaron los más de cien desaparecidos de la región Biobío.

Sobrevivientes describieron a Rivera Klug como particularmente brutal y sádico. Según la abogada de derechos humanos Patricia Parra, el militar junto al comandante del Regimiento, Alfredo Rehren Pulido, y al jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), Patricio Martínez Moena, eran los principales responsables de tortura y asesinato ocurridos en la base militar.

Los procesos contra Rivera Kluge comenzaron recién en 2005. Con nacionalidad alemana también, el genocida vivió entre 2015 y 2019 en un pueblo al sur de Colonia. Sin embargo, en un viaje a Italia Interpol lo detuvo, siendo extraditado para Chile por una condena de la Corte Suprema fallada en 2014 por el asesinato de los trabajadores de Endesa.

La condena que pesa sobre el ex militar es de 10 años y un día de cárcel, por su responsabilidad en el secuestro y desaparición de 23 trabajadores de Endesa. sin embargo, antes de ser ingresado en el penal de Punta Peuco logró cruzar la frontera escapando para Argentina.

Rivera Kluge fue detenido por la División de Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal Argentina (PFA), debiendo pasar este fin de semana en una alcaldía policial a la espera de la audiencia fijada para el próximo lunes, cuando se iniciará el juicio de extradición, según informó Página 12.

En tanto en Chile, el espacio de memorias Londres 38 denunció la fuga de Rivera Klug antes que la Policía de Investigaciones (PDI) lo advirtiera.

El militar tenía 23 años cuando cometió los crímenes que se le han comprobado. A sus 70 años, es decir, 48 años después cumplirá recién sentencia.

El Ciudadano


Comparte 👍

Comenta 💬