Gianni Infantino y el arte de hacerse el gil: La complicidad de la FIFA en las violaciones a los DDHH en el mundial de Qatar

Infantino ha desestimado las graves acusaciones que pesan en Qatar y que lo involucran

El mundial de Fútbol Qatar 2022, un evento que desde sus inicios está marcado por violación de derechos humanos con la complicidad de la FIFA

Ver también / Qatar, el mundial de la infamia: A lo menos murieron 6,500 obreros migrantes explotados durante la construcción de los estadios

Uno de los casos de grave violación a los DDHH, es que habrían muerto 6.500 trabajadores desde 2010, cuando Qatar fue elegido sede del Mundial 2022, en condiciones de explotación o formas modernas de esclavitud a obreros migrantes.

 

El director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, Steve Cockburn, ha declarado, ante la posición que ha adoptado el presidente de la FIFA, lo siguiente:

“Al ignorar las críticas legítimas en materia de derechos humanos, Gianni Infantino no sólo está dejando de lado el enorme precio que han pagado los trabajadores y trabajadoras migrantes para hacer posible este emblemático torneo, sino también la responsabilidad de la FIFA en ello. Las exigencias de igualdad, dignidad y compensación no pueden ser tratadas como una especie de guerra de culturas: son derechos humanos universales que la FIFA se ha comprometido a respetar en sus propios estatutos.

Agrega: “Sólo queda un resquicio de esperanza: que Infantino anuncie que la FIFA va a crear un fondo tras la Copa Mundial. Pero esto no puede ser una mera operación cosmética. Si la FIFA quiere salvar algo de este torneo, debe anunciar que va a invertir una parte importante de los 6.000 millones de dólares estadounidenses que la organización va a sacar del evento y a garantizar que este fondo se utiliza para indemnizar directamente a los trabajadores y trabajadoras y a sus familiares”.

Amnistía Internacional ante amenaza FIFA con sancionar a jugadores

Ante las amenazas de la FIFA de sancionar a los jugadores que planeaban lucir los brazaletes “One Love” para mostrar su apoyo a la comunidad LGBTI, Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, ha manifestado:

Las amenazas de última hora de sancionar a los jugadores que lleven mensajes de apoyo a los derechos humanos y la igualdad son el ejemplo más reciente de que la FIFA no respeta plenamente sus propios valores y obligaciones. El deporte no sucede fuera de la realidad, y estas son cuestiones sobre las cuales la FIFA debería dar ejemplo, no ejercer la represión”.

Hace tiempo que deberían haberse alcanzado acuerdos sobre los brazaletes y una mayor protección para la comunidad LGBTI.

Aplaudimos la valentía de los jugadores y equipos que han alzado la voz sobre los derechos humanos y esperamos que sigan haciéndolo. Aficionados, jugadores y asociaciones de fútbol pueden ser un vehículo para promover los derechos humanos, y la FIFA debe hacer caso a estos llamamientos cuanto antes. No sólo debe promover mensajes de igualdad sino además actuar proactivamente para garantizar la protección de las personas LGBTI.

Y no nos olvidemos de los trabajadores migrantes que hicieron posible este campeonato. Deben ser plenamente indemnizados por los abusos indescriptibles que sufrieron.”


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬