[Columna de Opinión]

La legitimidad de la lucha palestina (II)

La obscenidad de los argumentos sionistas no se sostiene y necesitan, desesperadamente, buscar alternativas en el mundo del cine, la televisión, la manipulación y la desinformación desvergonzadas.

En este trabajo del régimen nacionalsionista israelí por limpiar sus crímenes, de maquillarlos o al menos tratar de contrarrestarlos, nos hemos encontrado en estos días con una sostenida campaña de relaciones públicas, que ha implicado la visita de cientos de periodistas a los territorios palestinos históricos ocupados, que denominan Israel, para tratar de mostrar desde el terreno –nunca mostrando la devastación en ciudades palestinas devastadas hasta los cimientos- que las acciones de exterminio del ejército israelí son de “autodefensa”.

La Hasbará (1) sionista presenta informaciones sesgadas, oculta la hecatombe, el exterminio de decena de miles de seres humanos, principalmente mujeres y niños. El sionismo se burla en forma despreciable, en redes sociales, televisión abierta, en las plataformas de discusión política internacional, del drama palestino. Incluso ocupan a sus agentes del Mossad revestidos del papel de embajadores, como es el caso de Chile con el más abominable de los diplomáticos que haya pisado suelo chileno en los últimos años, el sionista de origen británico por el lado de su madre Gil Artzyeli, que presenta el genocidio llevado a cabo por su país de adopción, como una especie de lucha entre civilización y barbarie, apropiándose de ese viejo discurso respecto que “el mundo libre –autodenominación referencial para un Occidente dominado por aquellos poderes hegemónicos a la baja, liderado por Washington– debe luchar contra aquellos que desean destruir nuestra civilización occidental». Se genera terror, manipulación, desinformación, majeo de una estrategia de medios que penetra en las mentes de una población sometida a un bombardeo incesante de mentiras, de mitos.

Los sionistas nos tratan de convencer que la historia de muerte y destrucción en Palestina comenzó el 7 de octubre del año 2023, que las acciones militares emprendidas por el ejército nacionalsionista son para: “eliminar a Hamas que usa escudos humanos y por eso el alto número de víctimas civiles, entre ellas niños y mujeres”, nos dicen a través de los medio de comunicación masiva, mayoritariamente dominados por fortunas sionistas estadounidenses, francesas, británicas, alemanas e incluso latinoamericanas, que Israel está en una lucha por la civilización, en la defensa de la cultura y la democracia occidental.

El régimen más genocida de los últimos 78 años nos presenta una historia de ciencia ficción, que la mencionada lucha del mundo occidental contra la barbarie –hablan incluso del mundo musulmán– implica el asesinato de recién nacidos, de mujeres embarazadas, de personas con discapacidades, de internados en hospitales, de aquellos que buscan desesperadamente un trozo de pan y son bombardeados. Todo ello en defensa de la “democracia occidental”, muy alejada de la realidad de una sociedad delirante y perversa como la etnocracia que llaman Israel. La obscenidad de los argumentos sionistas no se sostiene y necesitan, desesperadamente, buscar alternativas en el mundo del cine, la televisión, la manipulación y la desinformación desvergonzadas.

Efectivamente, en el caso de Latinoamérica estamos asistiendo a la expresión más vomitiva y despreciable de la manipulación informativa a través de los canales clásicos de red abierta, pero también de aquellos que tienen millones de abonados vía televisión por cable, para insuflar aire sionista por todos los poros. Tal es el caso del canal por cable llamado DirecTV que, a través de su señal de noticias, presentó un documental de la mencionada Hasbará, de limpieza de imagen, que pretende sacar lágrimas fáciles presentando a los colonos, paramilitares, soldados y policías como víctimas de lo que llaman el “terrorismo de Hamas llevado a cabo el 7 de octubre de 2023”. Para ese canal y la política de invisibilización de Palestina, no existe ocupación, colonización y exterminio. Todo parece haber comenzado el 7 de octubre y las siete décadas de crímenes contra los palestinos son una anécdota, escondido en la ignorancia de muchos, en el extravío moral de otros y la manipulación evidente de los hechos históricos con el bombardeo de mitos, historias de fantasía y el reescribir la historia a su antojo y complacencia de una parte de la humanidad, devenidos en seres ciegos, sordos y mudos.

DirecTV Latinoamérica cuyo dueño es el grupo Whertein, una familia de origen ruso de creencia judía, sostenedores del sionismo a través de donaciones multimillonarias y sobre todo a través de su plataforma de noticias denominada DNews, donde se enjuaga la imagen del sionismo en magnitudes monumentales y sin vergüenza alguna. En estos días se nos presentó un documental que pretende sacarnos lágrimas frente a lo que denominan una masacre frente a la operación militar de la resistencia palestina, la Tormenta de Al Aqsa. “Supernova: The Music Festival Massacre” es el nombre de este bodrio sensacionalista con llantos de aquellos que son presentados como sobrevivientes –sin mención alguna al llamado fuego amigo que significó cientos de muertos a manos del propio ejército sionista que trató de esa manera de detener la operación militar de la resistencia palestina.

Un documental que se une a eventos de apoyo al sionismo, de llamar y desvergonzadas “paz estilo sionista” de convocar a cantantes, artistas y otros personajes acongojados por el “enorme sufrimiento de la sociedad israelí frente a los ataques de la resistencia palestina”. Toda una parafernalia hipócrita, vergonzosa, vulgar. Un canal sostén comunicacional del nuevo presidente sionista argentino Javier Milei y su entrega al régimen de Netanyahu.

Supernova es mostrada como una fiesta tecno inocua, un llamado a la paz como la denominaban sus asistentes, cuyos fusiles eran públicamente exhibidos (recordemos que hablamos de colonos paramilitares, habitantes de asentamientos ilegales situados a vista del bloqueado pueblo palestino en la Franja de Gaza. Supernova fue algo muy distinto a lo que nos presenta la limpieza de imagen sionista: Fue una manifestación de burla, de escarnio, de alegría desbordante frente a las narices de un pueblo bloqueado tras un muro, vallas y campos minados en la Franja de Gaza.

¿Cómo combatientes armados de fusiles y RPG 7 podría haber
causado esta destrucción? Los medios israelíes señalan que tal
panorama fue obra del ejército israelí, su artillería y helicópteros
artillados. La Doctrina Aníbal en pleno.

Nos dice la propaganda del documental que “En la emotiva película, supervivientes y socorristas cuentan sus historias y los horrores que presenciaron. Filmado apenas unos días después de los hechos, su trauma es evidente, su dolor por la pérdida de amigos y familiares es palpable y su miedo continuo es visible”. Para este sionismo extremista, racista, segregacionista, donde todos los que no sean ellos son “Goyim” –no judíos– no tiene rostro, historia, derechos. No existe referencia a la política de exterminio que se ha impulsado desde el 7 de octubre hasta el cierre de este artículo ahora, que ha costado la vida de 31 mil palestinos y la cifra aumenta día a día.

No podemos olvidar, porque el sionismo entierra en su política de desinformación y manipulación que parte importante de los 1.200 muertos israelíes a manos de la Operación Tormenta de Al Aqsa, fue a manos de las propias fuerzas militares sionistas, del fuego de sus helicópteros y tanques, de sus misiles y de la política establecida bajo la llamada Doctrina Hannibal de asesinar incluso a sus ciudadanos para impedir su captura (2). No olvidemos la propia información proporcionada por medios israelíes –el medio Haaretz– sobre investigaciones de la policía sionista que reveló que un helicóptero de ataque israelí mató a un número indeterminado de asistentes. Una nave llegada desde la base militar Ramat David que disparó indiscriminadamente contra combatientes de Hamas y los propios israelíes asistentes a la fiesta cerca de los límites artificiales con la Franja de Gaza (3).

En el plano estricto de las acciones de la resistencia palestina, ésta puede ser calificada como digna de estudio en materia del uso de escasos medios de guerra, planeada al milímetro, dotada de ingenio, voluntad y una valentía digna de reconocimiento de un pueblo desarmado en comparación a la potencia militar del ejército nacionalsionista. Las academias militares, a la hora de analizar acciones militares de sociedades sometidas a la ocupación militar de  entidades como la sionista, deben llevar a su campo de estudio el papel cumplido por unos cientos de combatientes que en parapentes, pequeños aparatos dotados de hélices, motocicletas y vehículos pequeños, atravesaron el muro que los quiere alejar de su  tierra, para demostrarle al mundo que palestina está presente, que siete décadas y más de dominio usurpador no ha sepultado los sueños de libertad.

Por más llanto que nos presente con sus fiestas realizadas en el camino de aquellos combatientes que salieron del campo de concentración de Gaza, para luchar por su libertad. Por más manipulación y desinformación, por más historias truculentas que traten de meter de contrabando personajes como el mencionado embajador del sionismo en Chile, Gil Artzyeli, caracterizado por su intromisión permanente en las decisiones del Presidente Gabriel Boric, que afectan a la entidad infanticida, por más que use su aparato propagandístico este nacionalsionismo criminal, no podrán eliminar el justo derecho del pueblo palestino a la resistencia, a la lucha por su liberación.

Esto, en un proceso de autodeterminación que ha costado decenas de miles de asesinatos, de heridos, de destrucción de sus ciudades, de robos de sus tierras, de mancillar sus lugares sagrados, de impedir el retorno de su refugiados, de ver cómo se alza un muro de 720 kilómetros de largo que segrega Cisjordania, de autopistas exclusivas para colonos extremistas, de cientos de puntos de control que impiden el libre tránsito del pueblo palestino, de la demolición de viviendas, del robo de tierras y casas. La verdadera supernova, la verdadera explosión estelar fue la operación Tormenta de Al Aqsa y el derecho legítimo, esperable y necesario de todo un pueblo decidido a no seguir siendo asesinado y que se alzó con dignidad y valentía.

Por Pablo Jofré Leal

Artículo para SegundoPaso ConoSur

Permitida su reproducción citando la fuente.

1.-La denominada Dirección General de Información Nacional israelí, dependiente del propio primer ministro nacionalsionista, tiene la función de coordinar lo que en hebrero se denomina la Hasbará o “explicación”, destinada a efectuar un trabajo de propaganda de las supuestas “bondades” que ofrece al mundo y a la región la entidad sionista y que supuestamente no ejecutan una política colonial y criminal, sino que se defienden de un mundo que los quiere volver a aniquilar. Una propaganda que trata de mezclar el sionismo con el judaísmo, de tal forma que cualquier crítica a la política sionista se considere como antisemita o antijudío. https://www.hispantv.com/noticias/opinion/334203/sionismo-hasbara-crimenes-israel-palestinos-ocupacion

2.-En entrevista con el medio israelí Haaretz, el coronel ® de la fuerza aérea sionista, Nof Erez, describió las acciones de las fuerzas militares del régimen israelí el 7 de octubre de 2023 en el llamado festival Supernova, como un evento masivo de la atroz directiva Hannibal, que ordena a los comandantes israelíes asesinar a sus propios soldados para no ser capturados por los guerrilleros palestinos (https://bit.ly/49RxpF5). El coronel Erez describió cómo los pilotos de una flotilla de helicópteros Apache de Israel abrieron fuego en diferentes lugares a lo largo del muro horadado desde la Franja de Gaza, para impedir la captura por Hamas, matando tanto a los combatientes de Hamas como a israelíes.

3.-Nuevas pruebas muestran que fueron las fuerzas sionistas, y no Hamás, quienes causaron las víctimas mortales civiles en el festival de música, las que se utilizaron para justificar el genocidio. Los funcionarios israelíes afirman que fueron los combatientes de Hamas quienes destruyeron cientos de automóviles en Nova, quemando vivos a sus pasajeros, pero Hamás no tenía este tipo armas de fuego tan poderosas. Los combatientes del grupo estaban armados únicamente con ametralladoras ligeras y RPG, y su munición se limitaba a lo que podían llevar consigo en camionetas desde Gaza. Texto completo en: https://www.lahaine.org/mundo.php/como-las-fuerzas-israelies-atraparon.

Sigue leyendo:

La legitimidad de la resistencia palestina (I)

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬