Madre de obrero asesinado por carabinero en Villarrica: «Pido dignidad, justicia y que no quede impune el caso de mi hijo»

Lidia Carrasco, mamá de Helvis Riffo, asesinado por el cabo Diego Tropán, en 2020: “A mi hijo le quitó la vida un uniformado y él tiene que ser condenado como cualquier persona; es un asesino y debe cumplir su condena”

Por Wari

18/10/2021

0 0


Lidia Carrasco, mamá de Helvis Riffo, asesinado por el cabo Diego Tropán, en 2020: “A mi hijo le quitó la vida un uniformado y él tiene que ser condenado como cualquier persona; es un asesino y debe cumplir su condena”.

El 20 de septiembre de 2020, a metros de la puerta de su casa, fue asesinado el joven trabajador de la construcción Helvis Harry Riffo Carrasco. Su delito no habría sido otro que el de intentar impedir a unos carabineros una violenta detención de dos jóvenes: uno de ellos, un menor de edad que estaba siendo brutalmente reducido por estos efectivos, producto de un control de identidad.

La población donde vivía Helvis, Villa Cordillera, ubicada a tres kilómetros del centro de Villarrica, es un lugar humilde y pequeño donde casi todos lo/as vecinos/as se conocen, razón por la cual vario/as de ello/as, cuando escucharon los gritos y disparos, salieron de sus casas a tratar de detener la agresión policial.

Diego Matías Tropán Urra, funcionario policial de la Séptima Comisaría de Carabineros de Villarrica, sindicado como el responsable del crimen, conocía a la víctima, incluso habían sido compañeros de educación básica en la escuela, y es quizás por esto que Helvis, al reconocer a Tropán, intentó persuadirlo de su accionar. Sin embargo, recibió la fatal respuesta por parte del uniformado.

En la escena del crimen no solo se encontraba Tropán Urra, sino que además dos funcionarios que le prestaron ayuda al imputado. A la fecha, y debido a un cuestionable fallo del Juzgado de Garantía de Villarrica, el acusado solo se encuentra con arresto domiciliario nocturno, arraigo nacional, firma mensual y prohibición de acercarse a la familia de la víctima. La Fiscalía a cargo de la primera investigación, desistió de imponer la cautelar de prisión preventiva al funcionario policial.

UN JOVEN LLENO DE VIDA

Helvis, de 29 años, era parte de una familia numerosa de cinco hermanos, desde muy joven comenzó a trabajar en la construcción; le gustaban mucho las máquinas excavadoras, y de hecho uno de sus hermanos se dedica a la maquinaria pesada. Por medio de un esfuerzo familiar, Helvis por fin había logrado terminar sus estudios y sacar su licencia, por lo cual estaba muy contento con su nueva profesión.

Lidia Carrasco

Lo que a Helvis más le gustaba en la vida era trabajar en esas máquinas, pero esa noche le arrebataron sus sueños.

Para su madre, Lidia Carrasco, una parte de su vida se acabó, aun así impresiona su sabiduría y tranquilidad al hablar, aunque sus ojos reflejan un sentimiento que me es difícil retratar:

“Yo soy una mujer viuda de muchos años ya…, crie a mis cinco hijos, Helvis era el del medio, el payaso chistoso, él era muy humanitario con los vecinos, era un tío regalón porque mis nietos lo querían muchísimo… Sufrí mucho para sacar a mi hijo adelante, mucho… entonces que ahora venga una persona y le arrebate sus sueños, su vida…”

“A mí, como mamá, solo me queda decir: pido dignidad para mi hijo, pido justicia, que se haga real justicia, porque a mi hijo le quitó la vida un uniformado y él tiene que ser condenado como cualquier persona que es un asesino y debe cumplir su condena.”

“Él era un ser humano, ¿Cómo le pudieron arrebatar la vida de esta manera, de una forma tan atroz? Yo soy una persona muy humilde, de esfuerzo, de mucho trabajo, y siempre les enseñé a mis hijos a luchar por su vida, a hacer las cosas bien, de forma honesta”.

“Pido que no quede impune el caso de mi hijo, porque a mí me queda el resto de mi vida siempre estar llorando, porque la vida continúa, pero para mí continúa con mucha tristeza”, exige su madre Lidia Carrasco.

Lidia y Helvis

La familia de Helvis seguirá en su incansable búsqueda de justicia y advierten que no se detendrán hasta que el cabo Diego Tropán y sus cómplices uniformados y civiles dejen la institución en la cual aún se mantienen activos y sean juzgados con el máximo rigor que la ley amerita.

LOS HECHOS

Video correspondiente a la detención de los jóvenes, previo al hecho.

Minutos previos al hecho, uno de los dos jóvenes detenidos logró escapar, quedando reducido sólo el menor de edad, momento en el cual el cabo Diego Tropán fue increpado por Helvis, quien salió de su casa -como la mayoría de sus vecinos- y, sin mediar palabra, Tropán ejecutó tres disparos, uno de los cuales impactó en el cuerpo del joven trabajador y cayó abatido, falleciendo.

La abogada de la familia, Catalina Castillo Parra, nos señaló: “Tropán, teniendo al menor de edad reducido, desenfunda su arma de servicio en una posición sobre segura, porque además tenía otro vehículo que le prestaba protección respecto de todos los demás, la vía para ejecutar el disparo contra Helvis fue directo. Helvis jamás se abalanzó sobre Tropán, porque fue baleado de una calle a otra, a una distancia muy superior a un metro”.

No obstante, la versión de Diego Tropán es otra, manifestando que Helvis intentó abalanzarse en señal de ataque hacia él, por lo que fue un acto de defensa. Sin embargo testimonios de una decena de testigos indican lo contrario.

En el informe de autopsia se indica que Helvis falleció producto de un solo disparo que cruzó desde el brazo y se alojó en el pulmón, no obstante, cuando Lidia Carrasco llegó al hospital y preguntó por su hijo, le dijeron que había muerto producto de dos balazos; uno alojado en el corazón y otro en el pulmón, aunque esta información no figura en el informe de autopsia final.

La abogada Catalina Castillo Parra cuestiona este informe, puesto que según declaraciones de los otros dos uniformados presentes en el lugar, los disparos habrían sido tres: “Uno de estos individuos dice que uno de los disparos fue al piso, y el otro a quemarropa, ¿entonces dónde está el tercero? nosotros esperamos que conforme avance el proceso y se vayan adquiriendo más pruebas, las falsedades de estos imputados vayan cayendo y se van ir agregando más imputados en calidad de cómplices por el homicidio calificado y en calidad de autor por obstrucción a la investigación y falsificación del instrumento público por las declaraciones que prestaron ellos en el parte policial”, indica.

Video del momento del hecho

IRREGULARIDADES EN EL PROCESO

Los actuales abogados de la familia, Juan Pablo Jaramillo González y Catalina Castillo Parra, denunciaron un comportamiento poco ético de parte de la abogada Elsa Bhama Zúñiga Olivares, quien fue directora jurídica de la Municipalidad de Pucón hasta agosto de 2019. Ella fue la que tomó el caso inicialmente debido al lazo laboral que mantenía con la madre de Helvis.

Según acusan familiares y explican los abogados:

“Esta persona incurrió en malas prácticas legales, asumiendo la representación, hizo el cobro de honorarios -altas sumas entendiendo que la Sra. Lidia trabajaba en labores de hogar para la abogada Bhama Zuñiga-, pidiendo además honorarios para peritajes balísticos privados, aun cuando estos peritajes se piden una vez que ya se cuentan con los peritajes de Policía de Investigaciones, sino no tiene validez el peritaje privado, bajo el agravante de que estos peritajes nunca fueron entregados a la familia, estancando la investigación y aletargando el dolor de su madre”.

En la actualidad, los abogados que han asumido la representación, solicitaron la reapertura de la investigación por existir a su juicio diligencias pendientes. Hasta la fecha, los nuevos abogados han obtenido los informes balísticos que se necesitaban en un comienzo de la investigación.

Actualmente, los abogados de la familia, Juan Pablo Jaramillo González y Catalina Castillo Parra, intentan por medio de una nueva investigación, cambiar la figura legal de “homicidio simple” por el de “homicidio calificado”.

“Nosotros vamos a seguir exigiendo que este caso sea catalogado como un homicidio calificado, ya que este hombre actuó de sobre seguro y con alevosía, por eso es que le aumentaría la calificación final de la pena que le va a ser atribuida”, señala la abogada.

Hasta el momento solo se cuenta con la declaración del parte policial que suscribieron los funcionarios que estuvieron presentes en el lugar. Según declaraciones de estos funcionarios, esa noche estuvieron patrullando sin sus cámaras Gopro, porque según indicaron, “se les acabó la batería”.

Sin embargo y a pesar de la escasez de pruebas físicas, un video clave que surgió en la reapertura de esta investigación entrega algunas certezas (Este registro no puede ser expuesto en este reportaje debido a que es parte de una investigación en curso).

“En este video se ve y se escucha claramente cómo el inculpado detona los disparos y dirige su cuerpo en posición de ataque directo a la víctima”, indica Catalina Castillo.

“Nosotros no podemos dar fe de que se esté cumpliendo la medida cautelar en su cabalidad; Carabineros de Chile resguarda a los suyos y no protege a la ciudadanía, ese es el problema mayúsculo que tenemos ahora”, agrega.

“Los problemas se han ocasionado debido a los informes de Carabineros de Chile, es por esto que nosotros estamos pidiendo que se realicen pericias nuevamente”, añade.

Fuente: https://twitter.com/CarabAraucania/status/1308075040240529409/photo/1

Uno de los amigos de la víctima, que prefirió resguardar su identidad, denunció irregularidades en el proceso inicial:

“Cuando fue la audiencia de Helvis, el imputado no fue a hacer la audiencia a la Fiscalía, sino que la hizo al interior de una comisaría, y eso da para decir que Carabineros presta las instituciones públicas para desarrollar acciones en instituciones que no están hechas para eso”, sentencia.

“Nosotros, como amigos, familia y vecinos/as, estamos consternados con esto; hemos estado haciendo movilizaciones para visibilizar el caso, pero se le ha bajado demasiado el perfil, y hay demasiadas aristas aún para investigar, y todavía estamos en proceso”, añade.

Por su lado, el Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores de la Construcción, Sintec-Chile, señaló en una declaración pública:

“Emplazamos al Gobierno de Piñera a hacerse cargo de las distintas violaciones a los DDHH y asesinatos perpetrados en nombre de la ‘paz’, con múltiples ejemplos de acciones policiales con características de guerra, torturas, mutilaciones, desapariciones, violaciones, arrestos ilegales y asesinatos de gente inocente, tal como ocurrió con nuestro compañero Helvis».

Por Daisy Alcaino

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬