Busca en El Ciudadano

«Me sentí sola y abandonada»: La reveladora carta de la profesora víctima de acoso y agresiones en escuela de Antofagasta

Katherine Yoma, profesora de la Escuela D-68 "José Papic Radnic", decidió quitarse la vida tras sufrir agresiones y amenazas por parte de una alumna y su apoderado.

«Me sentí sola y abandonada»: La reveladora carta de la profesora víctima de acoso y agresiones en escuela de Antofagasta

Autor: Leonardo Buitrago
12/03/2024

En vísperas de la celebración del Día Internacional de la Mujer, una tragedia enlutó a la región de Antofagasta, el pasado jueves 7 de marzo se conoció la muerte de una profesora que había denunciado agresiones y amenazas en su lugar de trabajo.

Se trata de Katherine Yoma, profesora de la Escuela D-68 «José Papic Radnic» de Antofagasta, quien decidió quitarse la vida, tras sufrir agresiones y amenazas por parte de una alumna y su apoderado.

Desde 2023, estas situaciones fueron denunciadas por la propia docente a las autoridades del plantel educativo, cuestionando la falta de apoyo y desidia para enfrentar este caso de victimización física y psicológica

A través de una declaración pública, compartida en sus redes sociales, la docente e integrante del Ballet Nacional Chileno Árabe, relató que todo se originó en 2022, cuando encontró notas amenazantes en su contra escritas por una alumna, “a pesar de denunciarlo al director, me vi forzada a continuar la clase en estado de ansiedad y temor”.

Tras la denuncia sólo recibió dos días de reposo, mientras que la estudiante continuó asistiendo al colegio, a pesar de estar suspendida. La joven en palabras de Yoma presentaba un comportamiento altamente perturbador, tanto dentro como fuera de la escuela, incluyendo «conductas autolesivas, acoso a compañeros y amenazas de muerte hacia varios individuos del curso».

“En lugar de sentir protección por parte de la escuela, me sentí sola y abandonada en esta situación angustiante ya que nadie me acompañó o me preguntó como me sentía”, indicó la docente y activista por la causa Palestina.

Al transcurrir los días, las amenazas se fueron incrementando, ya que la familia de la estudiante participaba de estos hechos a través de mensajes a su correo electrónico.

“A pesar de solicitar apoyo y seguridad en la entrega de mis clases, mis peticiones no fueron atendidas adecuadamente por parte del director y la inspectora general del segundo ciclo, quienes le han bajado el perfil a toda esta situación”, indicó Katherine , acusando que continuaban permitiendo el ingreso a la estudiante, aún cuando estaba sancionada.

Amenazas, acoso y agresiones

En su declaración, Katherine Yoma relató varios episodios donde el padre de la alumna la amenazó y la intimidó, y condenó que estos hechos no encontraron sanción, ya que el involucrado era hijo de una de las inspectoras del colegio.

Incluso, el sujeto la atacó durante el ingreso de los estudiantes al establecimiento, hecho que fue presenciado por todas las autoridades de la Escuela D-68, lo que terminó con el hombre destrozando su celular contra el suelo.

“Me las vas a pagar, por tu culpa mi hija no está en la escuela”, fue el amenazante mensaje que recibió por parte del apoderado de la alumna.

Tras sufrir esta agresión «Kathy» como era conocida la docente, solicitó ayuda, pero indicó que la situación «no fue manejada de forma efectiva por el personal presente, » lo que me dejó en un estado de shock y temor».

«Cuando llegó el director le dije que lo ocurrido era su responsabilidad porque yo se lo había advertido. Él respondió que no pensaba que algo así iba a pasar. La ingenuidad del director me parece conveniente para sus amistades, que son familiares de la familia agresora, pero no para mí, porque en ese momento mi celular, dignidad y salud mental estaban destruidas», explicó en el texto.

“Desde entonces no he vuelto a la escuela por mis síntomas de ansiedad, depresión y miedo que han aumentado considerablemente. He buscado apoyo médico, he seguido todas las indicaciones necesarias para recuperarme y a través de esta declaración espero ser escuchada y atendida, porque me lo merezco ya que siempre he dado lo mejor de mí en este trabajo”, señaló la profesora.

No se concretó reunión con la CMDS

Asimismo, criticó que pese a la evidencia y los certificados médicos que respaldaban su caso, la  Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), no quiso aceptar reunirse con ella por encontrase con licencia.

Desde la CMDS afirmaron que la profesora se comunicó vía correo electrónico con la coordinadora de enseñanza básica solicitando ser atendida.

Tras lo anterior, indicaron que el encuentro no se pudo concretar debido a que Yoma se encontraba con reposo entregado por la mutual. “No se le puede atender hasta que la licencia termine”, sostuvieron.

Katherine Yoma cerró su declaración recalcando que “mi vida y mi salud mental están en grave peligro en la escuela y con las personas que están en los cargos que deberían protegerme”.

A continuación, la declaración completa de la profesora Katherine Yoma:

Sigue leyendo:


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones