Paraguay hizo una “rápida intervención” que contuvo impactos del covid-19, dice FMI

Para mitigar el impacto social, el Gobierno inició dos programas de asistencia nuevos y temporales, Pytyvõ (dirigido a trabajadores informales y autónomos) y Ñangareko (apoyó la seguridad alimentaria de familias vulnerables)

La Misión Técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo este miércoles que la “rápida intervención” del Gobierno paraguayo permitió contener el impacto económico del covid-19.

“La intervención rápida y contundente del Gobierno ayudó a contener el impacto sanitario, social y económico de la pandemia”, dijo el FMI en una declaración difundida por el Ministerio de Hacienda de Paraguay.

Para mitigar el impacto social, el Gobierno inició dos programas de asistencia nuevos y temporales, Pytyvõ (dirigido a trabajadores informales y autónomos) y Ñangareko (apoyó la seguridad alimentaria de familias vulnerables), y amplió temporalmente un tercero, Tekoporã (que aumentó las asignaciones).

Para mitigar el impacto en la salud, el Gobierno adquirió suministros médicos, aumentó el personal médico y construyó nuevos hospitales, destacó la declaración final.

El FMI recordó que la economía de Paraguay se estaba recuperando con “vigor” en los primeros meses del 2020 antes que impactara la crisis del covid-19 y el clima favorable permitió incluso un máximo histórico en la cosecha de soja en la temporada 2019-2020.

En febrero, la actividad económica fue más de un 7 por ciento más alta que el año anterior y se proyectaba un crecimiento anual de más del 4 por ciento.

Sin embargo, la pandemia interrumpió la recuperación económica, pero el confinamiento temprano ayudó a evitar que el sistema de salud se viera abrumado y mantuvo la cifra de muertos por millón de la pandemia entre las más bajas de la región, agregó el fondo.

Destacó que el confinamiento también provocó una “fuerte caída” de la actividad.

“Para mitigar el impacto económico, el Gobierno aumentó la inversión en obras públicas y viviendas sociales. También redujo las tasas de IVA sobre bienes seleccionados y difirió los pagos del impuesto a la renta corporativa por tres meses. La crisis y las respuestas de políticas asociadas elevaron el déficit fiscal de este año a alrededor del -6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) “, agregó.

El FMI estimó que se espera que el PIB disminuya un 1,5 por ciento este año, lo que significa una de las “menores reducciones” de la región.

Para 2021, el organismo espera un crecimiento del 4 por ciento, aunque afirmó que las perspectivas son “muy inciertas” por la pandemia del covid-19 y sus impactos económicos.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…

Compártelo

Comentarios