Dignidad Ahora

Partido Comunista repudia asesinato de Pablo Marchant

A través de una declaración pública la Comisión Nacional de Pueblos Originarios del Partido Comunista y las Juventudes Comunistas de Chile, manifiestaron durante la jornada de este sábado “su máximo repudio y nuestra más profunda indignación por el asesinato del weichafe Pablo Marchant”.

El incidente ocurrió pasadas las seis de la tarde en el fundo Santa Ana Tres Palos, ubicado en la comuna de Carahue, al occidente de Temuco, espacio en disputa entre comunidades mapuche y la Forestal Mininco, del grupo CMPC, de propiedad de la familia Matte.

Pablo Marchant, miembro de la Coordinadora Arauco Malleco CAM, fue asesinado por un disparo en el rostro al interior del fundo Santa Ana – Tres Palos, en la ruta que une Tranapuente con Carahue. El hecho ocurrió “en contexto del proceso histórico de recuperación y defensa del territorio ocupado por la Forestal Mininco”- sostiene la declaración del Partido Comunista.

La declaración dice:

Este deleznable crimen se constituye en un agravio de enormes proporciones contra el Pueblo Nación Mapuche, contra los Pueblos Originarios que habitan este territorio y contra el pueblo de Chile, que siente como propio el dolor y la violencia que el Estado de Chile desata contra las primeras naciones, ahora más que nunca.

La muerte de otro weichafe es igualmente terrible, es la muerte de otro hermano desplazado de sus territorios por la fuerza, a manos de carabineros que actúa en la zona como guardias de seguridad de empresas extractivistas, instaladas gracias al Decreto 701, la usurpación de tierras por la dictadura y el subsidio forestal que les permitió instalarse y acaparar 2.5 millones de hectáreas en manos de 3 familias, una de estas la familia Matte, dueña de forestal Mininco. Una de las principales forestales que más han atentado y dañado el Iltxofillmongen, con la proliferación de monocultivos forestales han provocado una profunda crisis hídrica y la destrucción de los suelos cultivables, situación de difícil recuperación que reconocemos como un atentado directo contra la vida.

Apenas transcurridos 5 días de la instalación de la Convención Constituyente, en la que resultó electa como primera autoridad, una mujer mapuche, Elisa Loncón, este acontecimiento busca empañar el proceso de transformación que se están dando los pueblos de Chile, con inclusión, reconocimiento de la diversidad y pluralidad de naciones, y con paridad, por primera vez en su historia. Tal parece que estamos frente a una seguidilla de provocaciones por el momento político que Chile está viviendo en torno a propuestas transformadoras y antagónicas al modelo neoliberal.

Queda en evidencia que algunos sectores no conciben que estamos en un nuevo Chile y están dispuestos a arremeter contra quienes luchan por justas reivindicaciones. Esta lamentable muerte viene a poner de manifiesto un historial de asesinato y violencia contra nuestros pueblos por parte del Estado de Chile, que una vez más, le arrebatan la vida a un defensor de la causa de liberación del pueblo Mapuche, y viene a aumentar el miserable legado de criminalización y muerte del Gobierno de Sebastián Piñera.

Exigimos la desmilitarización inmediata del territorio mapuche, exigimos la salida de las forestales del Wallmapu, exigimos verdad y justicia, que se esclarezcan los hechos y paguen los asesinos. Hacemos un llamado a todos los pueblos originarios, al pueblo de Chile y a sus organizaciones sociales a condenar este trágico hecho y a solidarizar con el pueblo mapuche.

¡Amulepe Taiñ Weichan!

¡Volveremos y seremos millones!

Comisión Nacional de Pueblos Originarios

Partido Comunista de Chile

Juventudes Comunistas de Chile

10 de julio de 2021

LEA ADEMÁS:

Carabineros mata a weichafe Pablo Marchant con disparo en el rostro custodiando fundo del grupo Matte

El mal sueño de un machi


Comparte 👍

Comenta 💬