Presidente Boric no concede veto aditivo a “Ley Turberas”: Malestar en organizaciones chilotas por permisividad extractivista

Organizaciones de Chiloé, habían solicitado al mandatario un veto presidencial para impedir que el proyecto de Ley de Turberas deje abierta la autorización para extraer en Chiloé el musgo pompón, dada su función de actuar como reservorio hídrico, sin embargo, en representación del Gobierno, el Subsecretario del Medio Ambiente respondió, señalando que la ley es un avance

Presidente Boric no concede veto aditivo a “Ley Turberas”: Malestar en organizaciones chilotas por permisividad extractivista

Autor: Seguel Alfredo

La petición de organizaciones de Chiloé

A fines de enero, diversas organizaciones chilotas, ambientales, sociales y de productores locales, solicitaron al presidente Gabriel Boric impedir que el actual proyecto de Ley de Turberas deje abierta la autorización para extraer el musgo pompón (Sphagnum magellanicum) que crece sobre turberas y en pomponales.

En una carta abierta al presidente Boric los firmantes señalan que “el Proyecto de Ley sobre la Protección Ambiental de las Turberas, recientemente aprobado por la Comisión Mixta, no diferencia ni acoge las particularidades que posee Chiloé respecto a sus recursos hídricos”, por lo que piden un veto presidencial que obligue a reevaluar la autorización de extraer pompón.

Los firmantes señalaron que, a diferencia del resto del país, el archipiélago “no cuenta con nieves ni glaciares que proveen las necesidades de agua de sus habitantes personas y del ecosistema, por lo que la degradación de turberas y pomponales vuelve altamente vulnerables los acuíferos de nuestro territorio”.

La respuesta del Gobierno

A través de una carta firmada por Maximiliano Proaño Ugalde, Subsecretario del Ministerio del Medio Ambiente, en representación del Gobierno, señaló en uno de sus puntos: “La regulación del uso sustentable musgo Sphagnum contenida en esta ley constituye un avance importante respecto a la actual regulación contenida en el D.S. N°25/2017 del Ministerio de Agricultura, en la cual para la corta del musgo solo se requiere presentar un plan de cosecha al Servicio Agrícola Ganadero, sin exigirse una evaluación del ecosistema de turbera y una posterior aprobación del plan de manejo por parte de la autoridad, lo que para la nueva regulación constituye un requisito esencial”.

También indicó en otro punto: “Que, respecto a la situación de la provincia de Chiloé, estamos conscientes de la urgente necesidad de avanzar una mejor gestión hídrica en el territorio insular y, por lo mismo, creemos que esta nueva legislación contribuye de una manera importante a regular una actividad que se viene realizando en el territorio sin criterios de sustentabilidad, integrando una mirada ecosistémica que considerara, entre otros criterios, la mantención del equilibrio y seguridad hídrica”.

Asimismo, el subsecretario Proaño Ugalde, manifestó: “Por todo lo anterior, esta ley representa un avance importante en la regulación y protección ambiental de las turberas y demuestra una labor legislativa basada en evidencia con el fin de lograr resultados beneficiosos para el medioambiente y las personas”.

Reacción desde Chiloé

Vanessa Durán, de la  Asamblea de Mujeres Insulares por el Agua (AMIPA), indicó: “ Respecto a la respuesta recibida, mencionar que es lamentable que, habiendo aún posibilidades de solucionar la problemática socioambientasl que genera la extracción de musgo sphagnum, aun así se permita dar continuidad a esta Ley que permite su recolección, siendo el ser vivo estructurante y esencial de los complejos ecosistemas de turberas esfagnosas y pomponales”.

Agregó Durán: “Es casi burlesco que en el punto dos de la carta respuesta, se plantee que en esta trayectoria de 5 años de tramitación de la ley se logra una “protección efectiva” de las turberas, cuando lo que realmente hace es autorizar su extracción, basándose peligrosamente en dos supuestos, uno, el supuesto de un número no determinado rigurosamente de personas que subsistirían de este elemento, y dos, el supuesto de regeneración del musgo basado en su crecimiento sin mirar que ocurre con otros procesos como las funcionas hidrológicas, durante los años que toma su regeneración, la cual además es disímil en distintos territorios del archipiélago, y dista además de la realidad de otros territorios de Chile con los cuales se nos homologa en esta ley”.

Por su parte, Natalia Jaque, fundadora de la organización MINGA Chiloé, señaló: “Estamos muy preocupados por esta nueva ley, si bien entendemos que su propósito es reconocer a las turberas como un reserva estratégica para la mitigación del cambio climático, la regulación y equilibrio hídrico del suelo, consideramos que tanto la turba como el pompón tienen una correlación muy profunda en su subsistencia y por lo mismo la importancia de cuidar y preservar ambas, esta ley solo protege a la turba y aunque es un gran paso, está dando libre acceso al comercio del pompón, en la actual crisis hídrica que se encuentra la región hace más relevante que nunca crear una real estrategia hídrica que nos ayude a resolver la escasez de agua en la provincia, por lo mismo esperamos una nueva instancia para desarrollar un marco legislativo que proteja al Sphagnum, porque estas son las únicas direcciones hacia un futuro sostenible”.

Álvaro Montaña, de Defendamos Chiloé, comentó: “Chiloé está con escasez hídrica y emergencia agrícola, los años que vienen esta situación se agudizará, avanzar con herramientas legales que protejan los ecosistemas que almacenan agua es lo más barato y lo más lógico, pero en lugar de ello el parlamento optó por una ley que regula la extracción de musgo pompón, creyendo que los servicios públicos podrán fiscalizar la extracción de  un musgo que crece milímetros a centímetros por año. Esta legislación ridícula fue la que apoyaron diputados como Fernando Borquez, Mauro Gonzales y la Ministra de Medio Ambiente Maisa Rojas y los 3 senadores de la región.

“La irresponsabilidad legislativa ante la crisis climática, hídrica y ecológica de este parlamento y de este Gobierno nos perjudica como archipiélago. El Presidente Boric se negó a ejercer su facultad de veto presidencial para proponer una prohibición de extracción de musgo para la provincia de Chiloé, se negó a ejercer su poder para proteger un bien común como el agua y en su lugar se protegió el interés de un grupo particular: los pomponeros y pomponeras, el Gobierno debió haber propuesto programas de reconversión y diversificación laboral para ese gremio y asegurar el interés común de cuidado del agua”, aseveró Montaña.

Finalmente, Mariela Núñez, Red de Turberas de Chiloé y Red de Iniciativas de Conservación Privadas de Chiloé, compartió en redes sociales: “En Chiloé nada que celebrar. Las organizaciones socioambientales nos preocupa la falta de presupuesto para implementar la ley y fortalecer la institucionalidad del SAG en su rol fiscalizador del correcto desarrollo de planes de manejo, lo mismo q ocurre con bosque nativo (…)A partir de carta respuesta de MMAChile debemos deducir que Presidente  Gabriel Boric  no accedió a Veto Presidencial Aditivo. De paso nos enteramos que Ley de Turberas no tiene financiamiento para su implementación. Como el SAG va a fiscalizar de manera efectiva?”.

Seguir leyendo más…

Polémica por Ley Turberas: En Día Mundial del Agua organizaciones chilotas solicitan a presidente Boric veto aditivo a la norma

Organizaciones chilotas solicitan a Boric veto presidencial a “Ley Turberas”: Denuncian desprotección y extracción del pompón

Agrupaciones ambientales de Chiloé rechazan la Ley de Turberas: Insisten en veto presidencial

Comunidades de la Patagonia evalúan los dos años del gobierno de Boric en materia ambiental: “Nos siguen teniendo como el patio trasero”


Comenta



Busca en El Ciudadano