Un documento de defensa británico revela que Reino Unido movilizó 31 armas nucleares en la guerra de Malvinas

El contenido del documento titulado Top Secret Atomic, afirma que el hecho causó pánico entre los funcionarios en Londres por el daño físico y político que podrían haber causado
Publicado en

Actualidad / Mundo

0 0


Un documento del Ministerio de Defensa británico fechado el 6 de abril de 1982 y publicado en el sitio Declassified UK reveló que el Reino Unido movilizó en sus buques 31 armas nucleares durante el conflicto que mantuvo con Argentina por las islas Malvinas en el Atlántico Sur.

«Los buques de guerra británicos desplegados en el Atlántico Sur después de la invasión argentina de las Islas Malvinas en 1982 estaban armados con docenas de cargas nucleares de profundidad», dice el documento que reseña Declassified UK.

El contenido del documento titulado Top Secret Atomic, afirma que la presencia de las armas nucleares causó pánico entre los funcionarios en Londres por el daño físico y político que podrían haber causado.

En el texto se hace referencia a la «enorme preocupación» de que algunas de las «bombas nucleares de profundidad» pudieran «perderse o dañarse y el hecho se hiciera público».

Y agrega: «Las repercusiones internacionales de tal incidente podrían ser muy perjudiciales».

Asimismo, los archivos detallan que las armas fueron trasladadas desde fragatas y destructores a los portaaviones de gran envergadura que participaron del conflicto bélico, HMS Hermes y HMS Invincible, donde las armas podrían protegerse mejor.

En la segunda nave cumplió funciones como piloto de helicóptero el príncipe Andrés. Según los documentos, el Hermes tenía 18 armas nucleares a bordo y el Invincible, 12. En suma, el buque auxiliar de la Flota Real, Regent, tenía una.

Todos los barcos estaban dentro de la «zona de exclusión total» impuesta por Reino Unido alrededor de las Islas Malvinas, según los documentos.

Potencial conflicto con la Unión Soviética

Los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores habrían tenido una acalorada discusión interna por las armas. La cartera diplomática solicitó el retorno de las armas, pero la Marina se negó a tal ordenanza. Entre los argumentos para hacerlo se destaca el papel de la Guerra Fría.

«En caso de tensión u hostilidades entre nosotros [por el Reino Unido] y la Unión Soviética concurrentes con la Operación Corporativa [el nombre en clave dado a la liberación de las Malvinas] la capacidad militar de nuestros buques de guerra se vería severamente reducida», aduce el informe.

Según Declassified UK, el archivo indica que no existió riesgo de una «explosión tipo bomba atómica», sin embargo, existía la amenaza de la «eliminación de material fisionable» si alguna de las armas se dañaba, lo que podría provocar hasta 50 «muertes adicionales» por cáncer.

También existía el peligro de que los argentinos se hicieran de tecnología nuclear.

Fuente Sputnik

Te puede interesar


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬