Arquitectura

Una ciudad dentro de la ciudad: Malmö Live

Malmö es la tercera ciudad más grande de Suecia. Allí Schmidt Hammer Lassen Architects llevó a cabo un impresionante proyecto.
Publicado en

Actualidad / Artes

0 0


1

Descripción de los arquitectos. Malmö Live es un edificio expresivo, dinámico, abierto, que ofrece numerosas actividades dentro de su arquitectura. El punto de partida para el diseño del edificio fue la moderna tradición arquitectónica escandinava, que se centra en una organización clara, funcional y en un diseño accesible con una planta baja libre. El edificio se convertirá en un punto de referencia y un hito en Malmö al ofrecer un entorno en el que el espíritu de la ciudad y su diversidad e intimidad reciben una expresión arquitectónica.

Arquitectos: Schmidt Hammer Lassen Architects

Ubicación: 211 18 Malmö, Suecia

Área: 54000.0 m2

Año Proyecto: 2015

Sala de Conciertos – Cliente: City of Malmö

Hotel y Congreso – Cliente: Skanska Sverige AB

Paisajistas: SLA

Contratista: Skanska Sverige AB Other

Colaboradores: Akustikon

Sustentabilidad: Tagetting LEED Platinum

2

3

«La idea era crear una “casa para la ciudad” incorporando las expresiones arquitectónicas de Malmö para desarrollar un edificio que contribuirá a la vida urbana ya existente», dice Kristian Ahlmark, Socio Senior de Schmidt Hammer Lassen Architects. Y añade: «El contexto inspiró a nuestra elección de materiales y colores, así como a los diferentes tamaños, sin embargo, el propio diseño del edificio apunta hacia el futuro».

3

Malmö Live se encuentra en Universitetsholmen, en Malmö. El edificio consta de áreas cúbicas que se retuercen y dan diferentes tamaños que coinciden con las direcciones y las alturas de los edificios en la ciudad que lo rodea. Las fachadas están diseñadas con una expresión homogénea para hacer que la composición se parezca a una escultura arquitectónica.

5

7

6

La entrada principal se encuentra en la parte norte del edificio, un motivo clásico de una loggia que se enfrenta a una plaza. Desde el sur, los visitantes ingresan al edificio directamente desde el paseo a lo largo del canal. Las diferentes funciones del edifico se organizan como elementos separados que se asemejan a una pequeña ciudad. El vestíbulo se convierte en una calle, que se extiende a través de la planta baja y une todo. Al igual que las ciudades medievales, en que había curvas, estrechas calles organizadas alrededor de plazas, el vestíbulo está diseñado para formar pequeños lugares de reunión en donde los visitantes pueden detenerse, sentarse y disfrutar de la vista hacia el canal y el parque.

 

«Hemos dividido la masa del edificio en entidades más pequeñas que interactúan con el contexto. Los volúmenes definidos claramente también crean una jerarquía en la forma en que se percibe el edificio. La expresión exterior utiliza la escala de la ciudad y su color y materialidad como punto de partida. Aquí, espacios cualitativos y diferenciados se crean alrededor del edificio junto con los edificios circundantes. Estos espacios incluyen un espacio común para patinar o ver el fútbol en una pantalla grande, un camino verde, un nuevo paseo por el canal hacia el sur y dos grandes terrazas de madera que conectan el agua y el edificio», dice Kristian Ahlmark.

maxresdefault (1)

En el interior, tres volúmenes contienen una gran sala sinfónica, un salón multiuso y una sala de conferencias. Son elementos claramente definidos que, a través de su composición mutua, determinan el tono de la musicalidad del edificio. Las tres masas construidas tienen una escala casi-urbana que apoyan la idea de «una ciudad dentro de la ciudad». El interior es sencillo, consiste en hormigón áspero negro, piedra, madera y latón. La vida en la calle en el exterior se dibuja directamente en el interior para apoyar el carácter abierto del edificio. En la sala de conciertos, el estado de ánimo cambia. La sala es un espacio íntimo equipado en roble y bronce.

20131007_koncertsal_02_lys

9

8

«Hemos trabajado en conjunto con Akustikon para lograr un sonido excepcional, de primera clase y una sala en que el sonido trabaja con la música, como si uno se sentara dentro de un instrumento. El resultado es una composición de elementos cúbicos. Cada superficie tiene una función, el ángulo y el tamaño apoyan la acústica. La luz está integrada en los muros por lo que el estado de ánimo puede cambiar dependiendo de lo que se está realizando en la sala», concluye Kristian Ahlmark.

12

11

10

 


Comparte 👍

Comenta 💬