(Video) EE.UU.: Declaran emergencia en Florida por riesgo de colapso de una represa con agua contaminada

Los servicios de emergencia han intensificado las evacuaciones alertando a más de 300 hogares para que evacúen inmediatamente la zona de peligro

Las autoridades de Florida, en EE.UU., han evacuado a 345 reclusos de la prisión central del condado de Manatee tras declarar el estado de emergencia por el riesgo «inminente» de que colapse la presa de una antigua planta de fertilizantes, que almacena agua de mar contaminada con fósforo y nitrógeno.

El gran estanque artificial localizado en una zona industrial de Piney Point, permanece abandonado desde 2001, y contiene aproximadamente miles de millones de litros de agua mezclada con productos de desecho de la fabricación de fertilizantes fosfatados. Las autoridades temen que el área circundante pueda inundarse rápidamente tras detectar una ruptura en una de las paredes.

El gran estanque artificial localizado en una zona industrial de Piney Point, permanece abandonado desde 2001, y contiene aproximadamente miles de millones de litros de agua mezclada con productos de desecho de la fabricación de fertilizantes fosfatados. Las autoridades temen que el área circundante pueda inundarse rápidamente tras detectar una ruptura en una de las paredes.

Los funcionarios emplearon piedras y otros materiales para intentar tapar el agujero desde el viernes hasta el sábado, pero los intentos no tuvieron éxito. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia para asegurar los recursos necesarios que ayudarán a enfrentar el problema.

Los servicios de emergencia han intensificado las evacuaciones alertando a más de 300 hogares para que evacúen inmediatamente la zona de peligro. «El colapso de Piney Point Stack es inminente. Salgan ahora», indicaba la alerta.

Por su parte, el administrador del condado de Manatee, Scott Hopes, declaró que la principal preocupación es que el agua inunde la zona, que en su mayoría es agrícola y de baja densidad de población. «Estamos hablando de la posibilidad de que unos 2.300 millones de litros salgan del estanque en cuestión de segundos y minutos e inunden la zona circundante», precisó.

Debido a que el estanque podría contener posibles contaminantes «radiactivos» y otros «productos químicos tóxicos», también ha surgido la preocupación de una catástrofe medioambiental. Sin embargo, el Departamento de Protección Ambiental de Florida afirmó que las aguas residuales son «ligeramente ácidas, pero no a un nivel preocupante».

Mientras tanto, equipos de trabajadores han estado trazando caminos de desfogue y bombeando miles de galones por minuto en el sitio para reducir el impacto en caso de que colapse la represa. Sin embargo, bombear todo el estanque tomaría de 10 a 12 días.

Cortesía de RT

Te podría interesar

Bolivia: Lago Uru Uru se convierte en grave problema medioambiental

Compártelo

Comentarios