es Spanish

Estudio sugiere que quedan menos de 19 vaquitas marinas en estado salvaje

La vaquita marina (Phocoena sinus), el animal marino más raro del planeta, se está extinguiendo. Un nuevo estudio estima que podrían quedar menos de 19 de estas esquivas marsopas silvestres.

Los científicos han estado rastreando la actividad de la vaquita desde 2011 para estimar la población, utilizando avistamientos y siguiendo sus chasquidos para calcular los números. Debido a que los cetáceos usan chasquidos de manera casi constante para ecolocalizarse y comunicarse, la cantidad de estos sonidos recolectados se puede usar para resolver las fluctuaciones de población año tras año. Para hacerlo, los investigadores usan sensores subacuáticos durante un período de dos meses aproximadamente.

Según el estudio, publicado hoy en Royal Society Open Science, el número promedio de chasquidos detectados cada día cayó un 62,3% de 2016 a 2017 y un 70,1% adicional de 2017 a 2018. Además, los investigadores están un 99% seguros de que el número de vaquitas ha disminuido un 98,6% desde que comenzó el seguimiento en 2011.

El estudio respalda informes anteriores que destacan la disminución dramática de la población, incluso si los números exactos varían. En 2014, se anunció que la cantidad de vaquitas había bajado de 100 por primera vez. Para 2017, se pensaba que solo quedaban 30; una cifra que cayó a 12 en 2018. A principios de este año, un informe encontró que solo quedaban 10.

Aunque los autores del estudio sugieren que algunas de estas cifras podrían estar influenciadas por errores de muestreo o algún sesgo estadístico negativo. Estiman que hubo alrededor de 100 vaquitas en 2015, más que las 60 reportadas anteriormente.

De todos modos, los números sugieren que si no se hace algo de inmediato, el cetáceo más pequeño del mundo pronto podría seguir el camino del delfín del río Yangtze, o Baiji, que se cree que se extinguió en algún momento alrededor de 2006 a pesar de algunos avistamientos no confirmados más recientemente.

Se cree que la distribución de la vaquita se limita a una pequeña franja en el extremo norte del Golfo de California, cerca de México. A pesar de los esfuerzos del gobierno mexicano para hacer cumplir un Área de Refugio de Vaquita, el animal continúa enfrentando amenazas de la práctica ilegal de pesca, no porque ellos mismos sean apreciados, sino porque comparten un hábitat con un pez que sí lo es.

El pez totoaba (también en peligro crítico de extinción) es un producto valioso en China por sus supuestas propiedades medicinales y puede alcanzar más de miles de dólares en el mercado negro.

Las redes de enmalle (paredes de red para atrapar peces en masa) han sido declaradas ilegales en el Golfo de California desde marzo de 2015, pero los pescadores ignoran regularmente la prohibición y las instalan indiscriminadamente para capturar totoaba. El daño colateral grave es que estas redes son trampas para las vaquitas. Según el estudio, ocho de las 10 vaquitas muertas, encontradas desde 2016, murieron por las redes de enmalle, mientras la causa de muerte para los dos restantes no se pudo determinar.

Si bien el estudio estima que quedaban menos de 19 vaquitas a partir de agosto de 2018 y que este número podría ser tan bajo como seis (considerando solo los avistamientos), los autores no carecen de esperanza. La investigación, llevada a cabo en septiembre de 2018, encontró que los individuos restantes tenían buena salud y dos becerros, lo que sugiere que hay evidencia de que las vaquitas podrían parir anualmente. «Este hallazgo da optimismo para la recuperación, si el asesinato se puede detener de inmediato», escriben los autores.

Fuente: IFLScience

Facebook Comments

4,237,405FansMe gusta
164,687SeguidoresSeguir
290,476SeguidoresSeguir
16,474SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -