es Spanish

La población de lobos en Alemania aumentó notablemente en este siglo

En menos de dos décadas, la población de lobos de Alemania ha saltado de casi cero a miles. Lo más sorprendente es que, de acuerdo a una investigación publicada en Conservation Letters, este crecimiento se debe en buena parte a los militares.

Después de ser completamente erradicados en el siglo XIX, los lobos (Canis lupus) ahora están experimentando una especie de renacimiento, alentados por actitudes públicas positivas hacia la conservación y cambios en la legislación en los años ochenta y noventa.

A principios de este milenio, cachorros de lobo comenzaron a cruzar la frontera germano-polaca y para 2016, los números de la especie ya habían aumentado para llegar a 47 manadas y 21 parejas, cubriendo siete de los 16 estados federales del país.

Los científicos de Lupus, el Instituto Alemán para el Monitoreo y la Investigación de Lobos en Spreewitz, Alemania, han estado haciendo el seguimiento de su progreso durante las últimas dos décadas. Ilka Reinhardt, bióloga en el proyecto, dijo a Science que, de acuerdo a las últimas estimaciones, actualmente hay 73 manadas y 30 parejas de lobos en el país. “Hace veinte años, nadie hubiera esperado esto”, dijo. “Muestra lo adaptables que son los lobos”, agregó.

Si la investigación llevada a cabo por Reinhardt y sus colegas ya es un factor importante en este progreso, parte de él también ha sido ayudado por el ejército alemán.

El equipo de investigadores calculó el crecimiento de la población de lobos entre 2000 y 2015/16, realizó un seguimiento de las tasas de mortalidad durante ese mismo período y recopiló información sobre los tipos de territorio de lobos, categorizados como “área protegida”, “área de entrenamiento militar” y “otros”.

Manada de lobos europeos.

El estudio muestra un crecimiento exponencial en las cifras de población, que aumentó en un promedio de 36 por ciento interanual, y de un total de 79 establecimientos de territorio, 16 ocurrieron en áreas de entrenamiento militar, en comparación con nueve relativamente escasos que tuvieron lugar en áreas protegidas. Los 54 restantes estaban en territorios descritos como “otro”.

Curiosamente, 13 de las 21 áreas de entrenamiento militar (62 %) de 30 kilómetros cuadrados o más fueron ocupadas por lobos durante ese tiempo, en comparación con solo ocho de las 55 (14%) áreas protegidas de ese tamaño. ¿Cuál es la explicación?

Los investigadores encontraron poca evidencia de que tuviera que ver con las diferencias ambientales entre los dos tipos de territorio: en términos de cobertura forestal y densidad de carreteras, eran prácticamente iguales. En cambio, sospechan que tiene más que ver con las personas.

La mortalidad antropogénica (también conocida como causada por el hombre) fue la causa predominante en el 80% de las muertes de lobos registradas en territorios, pero las tasas en las áreas protegidas fueron más altas que en las áreas de entrenamiento militar, debido a la caza furtiva. Sin embargo, no se informó un solo incidente de caza furtiva en las áreas de entrenamiento militar, donde existen fuertes restricciones impuestas a la caza y otras formas de actividad humana.

Los autores del estudio dicen que estas zonas militares relativamente inalteradas actuaron como escalones. “Una vez que los lobos establecieron territorios y se criaron en las MTA [áreas de entrenamiento militar], también se pudo observar una difusión posterior como la expansión de la distribución alrededor de estas áreas de colonización inicial”, dicen los investigadores.

Fuente: IFLScience

Facebook Comments

4,251,145FansMe gusta
174,580SeguidoresSeguir
292,325SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -