lunes, octubre 14, 2019

¿Sabes cómo las medusas logran regenerar su cuerpo?

Las medusas son animales con características biológicas interesantes, ya que tienen células punzantes, llamadas cnidocitos, que usan para capturar presas.

El secreto de la vida eterna sigue siendo la incógnita que más estudia la humanidad. En esta incesante búsqueda, científicos han realizado hallazgos impresionantes con algunas de las especies prehistóricas que han perdurado en el tiempo gracias al éxito en su proceso evolutivo, como el caso de las medusas.

Estos gelatinosos marinos figuran entre los organismos vivos más primitivos conocidos, cuya evolución data de al menos unos 600 millones de años  y sobre los cuales científicos de la Universidad de Tohoku, en Japón, han estudiado ampliamente.

En particular, los investigadores centraron sus estudios en la medusa conocida como Cladonema pacificum, con el fin de aprender más sobre la extraordinaria capacidad de estos organismos para regenerar partes de su cuerpo, desentrañando así el misterio de esta súper habilidad.

“Actualmente nuestro conocimiento de biología es bastante limitado porque la mayoría de los estudios se han realizado utilizando los llamados animales modelo como ratones, moscas, gusanos y peces, etc. Dado que existen millones de especies en la tierra, es importante estudiar varios animales y ampliarlos para nuestro conocimiento “, dijo Yuichiro Nakajima, autor del estudio del Instituto de Investigación Fronteriza para Ciencias Interdisciplinarias de Tohoku, en un comunicado.

De acuerdo con el científico, las medusas son uno de esos animales con características biológicas interesantes, ya que tienen células punzantes, llamadas cnidocitos, que usan para capturar presas.

Estos escalofriantes animales gelatinosos son capaces de reestablecer su fisionomía para recuperar el tejido perdido.

Un asombroso súper poder

Al mejor estilo de Deadpool, el personaje de Marvel, estos interesantes y a la vez escalofriantes animales gelatinosos son capaces de reestablecer su fisionomía para recuperar el tejido perdido, un curioso rasgo que es bastante común en las especies de invertebrados, y que algunos vertebrados como las salamandras también pueden hacerlo.

Sin embargo, en el caso de las medusas, hay un mecanismo aún más extraordinario que ha logrado enganchar a los investigadores. En lugar de volver a crecer una parte del cuerpo pérdida, la medusa luna en realidad revuelve sus partes del cuerpo existentes para recuperar la simetría.

En la investigación publicada en la revista Peer J, los científicos se centraron en la proliferación de las células en las medusas durante las distintas etapas de su desarrollo.

Cladonema pacificum resultó ser un ejemplar ideal para el estudio de estos procesos debido a la facilidad para mantenerle  en un laboratorio y porque además tiene una alta tasa de desove.

Se estudió además cómo la ingesta de alimentos en la especie podría influir en su tamaño corporal, forma y habilidades regenerativas.

Tomando en cuenta que  la división celular es un proceso que involucra una célula “parental” que produce dos células clónicas idénticas, la investigación arrojó que durante la llamada fase “medusa” del ciclo de vida de estas especies, dichas células se distribuyeron por todo el cuerpo del animal en diferentes patrones.

La fase de medusa se refiere a una etapa de desarrollo de estos animales, en la que nada y tiene tentáculos colgando del cuerpo principal en forma de paraguas. Durante esta fase, las medusas masculinas y femeninas se reproducen.

Resultado de imagen para Cladonema pacificum
Imagen Cladonema pacificum.

En su estudio, el equipo de Tohoku notó que las células proliferantes en Cladonema pacificum se extendían uniformemente en la parte del cuerpo en forma de paraguas, mientras que en los tentáculos se recolectaban en grupos distintos.

Cuando los investigadores le quitaron la comida a las medusas o bloquearon la proliferación celular usando una sustancia especial, encontraron que los animales crecieron a tamaños más pequeños.

 Además, esto también causó defectos en la forma en que los tentáculos se ramificaron durante el desarrollo, así como problemas con la regeneración.

Sigue leyendo:

Comentarios

Ayúdanos a mantener nuestro equipo

4,253,719FansMe gusta
182,450SeguidoresSeguir
293,981SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos