«A una isla los llevaría»: Libro recoge la primera historia de las disidencias sexuales en el teatro chileno

Daniela Cápona, investigadora y académica, recorre con ánimo crítico y genealógico la historia de la subjetividad marica en el teatro chileno, paisaje que levanta una escena multiplicada en cuadros, episodios, obras y legendarios montajes, casi como reiterando la técnica criminalista de ir al sitio del suceso y levantar los cuerpos.

«A una isla los llevaría»: Libro recoge la primera historia de las disidencias sexuales en el teatro chileno

Autor: Absalón Opazo

La persecución ha sido una práctica común para las disidencias sexuales, y ha estado presente en varias de sus representaciones: Andrés Pérez en «La huida» o Pedro Lemebel en sus crónicas, son algunos de los autores que recogieron ese imaginario, donde el mar ha sido el destino infame para desterrar a la homosexualidad del corpus de la nación.

Esta persecución forma parte del trabajo de Daniela Cápona, quien en el libro A una isla los llevaría presenta una investigación notable, sentida, acuciosa y comprometida, que revisa y reconstruye las «estrategias de aparición» de esas disidencias sexuales en el teatro chileno.

Así, la investigadora, la actriz, la autora, la activista sexo disidente, comparece en esta geografía teatral para decirnos que hubo una gramática sexual que buscó salir tras las bambalinas y aquí por fin alcanza la orilla visible de su escritura para el gran público, los activismos sexo/disidentes y también para quienes aman el teatro como zona de libertad imaginativa.

Esta investigación, explica la autora, «proviene de una necesidad de existir en el imaginario social, por lo tanto de trazar la genealogía de esa existencia. De alguna manera la pregunta central sería: ¿Cómo llegamos a existir en el imaginario social? Y luego: ¿Cómo aparece nuestra voz? La voz coliza, marica, etc., esa que ve el mundo desde un ángulo bastante peculiar y que tiene mucho que decir sobre el mundo que ve».

Así también lo describe el escritor Juan Pablo Sutherland en el prólogo del volumen: «Este ensayo propone un recorrido por el proceso de aparición del sujeto sexodisidente en los escenarios nacionales, rastreando las primeras obras que presentan la desobediencia sexual como punto de vista».

«La autora revisa además las imágenes sobre homosexualidad que pueblan el imaginario chileno (el exterminio, el prostíbulo, el barco de Ibáñez y la famosa isla que da origen al título). El resultado es una reflexión sobre una comunidad consistentemente negada, cuyas estrategias de supervivencia adquieren formas creativas y diversas tanto en la escena como en la vida cotidiana», escribe Sutherland.

En tanto, desde Ediciones Oxímoron, editorial independiente y una de las pocas que publica teatro de manera constante en Chile, señalaron que «para nosotrxs, esta publicación viene a aportar un grano de arena en la visibilización del mundo queer dentro de la historia del teatro chileno».

Daniela Cápona es actriz y doctora en filología española, académica de la Universidad de Chile y desde fines de los 90, participante de varios colectivos activistas de la comunidad LGTBIQ+.

El libro ya está disponible en librerías y a través de la misma editorial. Más información en el Instagram de Oximoron.

Sigue leyendo:


Comenta



Busca en El Ciudadano