¿Reencarnó Nina Simone?

Benjamin Clementina, la promesa de la música internacional.

¿Reencarnó Nina Simone?

Autor: Lucio V. Pinedo

BENJAMINCLEMENTINE_COLORPIC_BY_MICKY_CLEMENT-e1387362473579-400x400

Benjamin Clementine, el músico inglés, de ascendencia ghanesa, que se posiciona como gran promesa actual.

Con tan solo 26 años y con una breve, aunque sólida, carrera profesional, Clementine ha roto con la estructura tradicional de la canción y transita un territorio artístico dramático e innovador. Hoy en día, es una de las figuras emergentes dentro del panorama de la música internacional. Paul McCartney, Charles Aznavour, David Byrne y Björk han hablado de él como la promesa musical de Londres.

Nació en Inglaterra, en el seno de una familia ghanesa. Es poeta, cantante, pianista y compositor. Acompañado de un piano, canta canciones que son una auténtica maravilla, con un nivel de emoción y sentimiento inaudito para alguien con su inexperiencia.

Con respecto a influencias, el mismo Clementine cita a Erik Satie, Leonard Cohen y Luciano Pavarotti. Por voz y poderío interpretativo, sin embargo, a quien recuerda unánimamente es a Nina Simone. Esto se puede comprobar, por ejemplo, en un video de Clementine en el que se lo ve interpretando «Ain’t Got No, I Got Life», en un subte.

El cantautor se mudó a París en 2008, tras pelearse con su compañero de piso en Londres. Vivió sin techo durante años, ganando algo de dinero tocando en bares y hoteles, e incluso tocando mucho tiempo en el subte. Fue durante este periodo que cantautor conoció a Bensemoun, quien, tras verle actuar, finalmente le proporcionó un contrato discográfico.

Poco después, este chico negro, flaco y alto, cantó en un famoso programa televisivo. Cuando llegó su turno, salió al escenario descalzo, se acercó al piano y tocó «Cornerstone». Al terminar, había dejado al público en las puertas del éxtasis y emocionado al artista del camarín de al lado. «Nunca dejes esto», le dijo. Era Paul McCartney.

Hasta ahora, Clementine grabó dos discos. El primero es del 2013, Glorious You. Este contiene tres temas, entre ellos el citado «Cornerstone». Con este album adquirió visibilidad, durante el 2014. Al año siguiente, grabó At Least for Now, ya con 11 temas, más algunos singles, objeto de infinidad de reseñas y comentarios de diferentes medios.

Con la urgencia, la fuerza, la pasión y la furia de su voz, no nos soreprende que se hable de Clementine como un continuador de los gestos de Nina Simone. Aunque con su emotividad y teatralidad, también recuerda a Antony Hegarty y Rufus Wainwright. Incluso, en términos de sonido, también podría mencionarse Beirut. Sea como fuera, es indiscutible la sensibilidad singular de este músico, que acaso ya sea justo mencionar en términos propios, sin necesidad comparaciones.


Comenta



Busca en El Ciudadano