Crítica de cine: ‘Transferencia de Almas’ (2021), los límites del poder

Por Wladimyr Valdivia Westphal
Publicado en

Artes / Cine

0 0


Por Wladimyr Valdivia Westphal.

Basado en la exitosa novela “Transfer Soul” de Jiang Bo de 2012, el director taiwanés Cheng Wei-Hao (‘The Tag-Along’) presenta su cuarto largometraje de ficción, ‘Transferencia de Almas’, también conocido como ‘The Soul’ o ‘Ji Hun’ (su título original), un thriller dramático de ciencia ficción ambientado en 2032 que ha cosechado excelentes críticas tras su estreno, y que esta semana llega a Latinoamérica a través de la plataforma de Netflix.

Wang Shi-Cong (Samuel Ku), un destacado y reconocido director ejecutivo de una compañía internacional que pasa sus días postrado aquejado de un cáncer terminal, es asesinado de manera trágica al interior de su casa. A cargo del caso queda el Fiscal Liang Wen-Chao (Chen Chang) y su esposa, la detective Ah-Bao (Janine Chun-Ning Chang), investigación que involucra magia negra, experimentación científica y traiciones corporativas, y que comienza a revelar la conexión entre la muerte de Wang con todo su entorno: su socio el Dr. Wan (Christopher Ming-Shung Lee), su exesposa fallecida Tang Su-Zhen (Baijia Zhang), su actual esposa Li Yan (Sun Anke) y su hijo Wang Tang-You (Hui-Min Lin). Sin embargo, en medio de la pesquisa, el Fiscal comienza a sufrir las consecuencias de un cáncer que lo comienza a limitar físicamente, por lo que su esposa se ve interesada en el proyecto médico en marcha blanca del Dr. Wan y su socio asesinado: una terapia que transfiere el alma de las personas como alternativa al fin definitivo del cáncer.

Filmada íntegramente en Taiwán, el director nos sitúa en un futuro lo suficientemente cercano como para respetar la contemporaneidad, pero a su vez poder contar con ciertos artilugios que permitan el desarrollo de la historia, donde los avances médicos ya han dado un par de pasos más y el trabajo policial se facilita con el uso de nueva tecnología. Sobre una impresionante y absorbente fotografía de grises y opacos a cargo de Kartik Vijay, Wei-Hao, quien también estuvo a cargo de la adaptación, tras una tremenda escena inicial, desarrolla la primera mitad de la película como un thriller policíaco lleno de misterio, presentándonos a los personajes y sus distintos puntos de vista del asesinato que da sentido a la cinta, teniendo al Fiscal como principal protagonista y el personaje que nos conduce como espectador. Este intrincado laberinto, lleno de giros y pistas falsas, es capaz de dominarnos completamente gracias a las muy buenas interpretaciones y el gran sentido del ritmo y tensión que la obra propone a partir de su montaje e hilo narrativo central.

En su segunda mitad, la ciencia ficción y el drama se hacen cargo de la trama para comenzar a revelar el destino de la investigación y las consecuencias de las decisiones del misterioso asesino, como el mejor whodunit de novelas policíacas, en esta ocasión con un relato mucho más atmosférico a la medida de los dramas orientales, abordando temas como el sentido de la muerte y los límites a los cuales estamos dispuestos a llegar, donde una emocional banda sonora y el registro actoral de su reparto sale a relucir con absoluta eficacia.

La cinta se posiciona fácilmente entre los mejores filmes de misterio y suspenso en lo que va del 2021, donde destaca la excelente dirección de Wei-Hao y las interpretaciones de Sun Anke y de Chen Chang, a quien pronto veremos en la nueva versión de ‘Dune’ de Denis Villeneuve.

Compártelo

Comentarios