El tráiler de la nueva cinta de Stephen King produce angustia y ya tiene fecha de estreno por Netflix