En Venezuela apuestan por el retorno a las salas de cine con el estreno de “Qué buena broma, Bromelia” 

El filme cuenta con la musicalización del reconocido músico criollo Aquiles Báez, quien le otorga variaciones en la trama con su música de ternura, humor, añoranza, a través de matices tropicales y venezolanos.

Luego de dos años de pandemia, las salas de cine venezolanas han comenzado a volver a la normalidad. El retorno a la gran pantalla y a la sala oscura también ha sido oportuno para el cine local que estrena una película que se asoma como una alternativa en las carteleras con una carga de humor y un mensaje aleccionador.

Se trata de “Qué buena broma, Bromelia”, de la realizadora Efterpi Charalambidis, una historia cargada de emoción y frescura, que toca el tema del rol de la mujer, el matrimonio y  la maternidad a los 40 años, además de abordar de manera sutil y efectiva la inclusión y aceptación en la sociedad de las personas con discapacidad.

Esta nueva producción es una película de ficción que nos muestra a Bromelia, una mujer que ha pasado los cuarenta años y se dedica a confeccionar trajes de novia en la tienda de su familia y se siente sola por ser la única de sus tres hermanas que no se ha casado.

Su madre está ansiosa por que su hija vaya al altar y la llegada de un vendedor a la tienda trae consigo la esperanza de lograr el tan añorado cometido. Sin embargo, las cosas no resultan como Bromelia había soñado y el diagnóstico de su embarazo con un niño con síndrome de Down desafía su valor y determinación.

“Qué buena broma, Bromelia nos adentra al tema del amor y el desamor al mismo tiempo, con otros bloques temáticos importantes en la historia como la relación madre-hija, la aceptación e inclusión de personas con condiciones especiales y el amor y respeto a los animales”, comenta la guionista y directora del film, Efterpi Charalambidis.

El elenco protagónico lo integran Irabé Seguías, como Bromelia, Rolando Padilla, como el encantador Pedro y la primera actriz María Cristina Lozada, quien interpreta a la conservadora madre de Bromelia. Los acompañan como figuras estelares: Henry Soto, Juliana Cuervos, Sandra Yajure, Jariana Armas y un despliegue de participaciones especiales, a cargo de Rubén León, Miguel Issa, Ludwig Pineda, María Brito, Daniela Vielman, Carlos Carrero, Guillermo Díaz,Yuma, Rafael Gil, Karolains Rodríguez, Matilda Corral y Alberto “Paisa” González, entre otros.

El talento infantil también caracteriza a la película. Cabe destacar el debut cinematográfico del actor Matthias Mejias, quien nos deleita con su personaje Benito, el niño con síndrome de Down que cambia la vida de Bromelia.

Igualmente, el espíritu animalista de la trama trae a la pantalla a Arya, la adorable perrita callejera que le robará el corazón a la audiencia y que fue especialmente entrenada para interpretar a Petunia.

Qué buena broma, Bromelia está acompañada de una sublime música, compuesta por el reconocido músico venezolano Aquiles Báez, quien le otorga variaciones en la trama con su música de ternura, humor, añoranza, a través de matices tropicales y venezolanos, balada, jazz, swing y otros; además de acompañar la coral de niños y jóvenes especiales que participa en el film.

Es así como Efterpi Charalambidis, realizadora de diversos documentales, cortometrajes y del largometraje Libertador Morales, El Justiciero, esta vez con Qué buena broma, Bromelia traerá a la pantalla una historia con la que muchos y

muchas se podrán identificar, hecho que la directora usa a su favor para enviar un mensaje que genere una reflexión sobre temas como el quiebre de los paradigmas sociales sobre el matrimonio, la familia, la maternidad, la inclusión y sobre la

sensibilidad animal.

Otras noticias de interés:


Comparte ✌️

Comenta 💬