Exclusión en los Óscar: Elector anónimo de la Academia considera que la película del año no debe ser extranjera

No es la primera vez que las declaraciones de una fuente secreta genera controversia
Publicado en

Artes / Cine

0 0


No es la primera vez que las declaraciones de una fuente secreta genera controversia. Ya el año pasado sucedió lo mismo con Green Book y Roma


La votaciones para el premio Óscar cerraron el pasado 4 de febrero, por lo que ya los miembros de la Academia no tienen chance de cambiar sus opciones. Solo falta esperar los resultados la noche del próximo 9 de febrero.

A medida que las películas se fueron estrenando el año pasado, y con el avance de la temporada de premios de este 2020, el favoritismo hacia ciertos trabajos ha ido cambiando. En un principio se hablaba de que The Irishman, Once Upon a Time in Hollywood y Marriage Story serían las películas protagonistas de la noche, pero ahora todo apunta hacia 1917 y Parasite.

Pero todo este panorama podría cambiar si tomamos en cuenta unas declaraciones, que han sido tildadas de xenofóbicas, emitidas por un elector que, de forma anónima, dijo a The Hollywood Reporter que ningún filme extranjero debería ganar el Óscar a mejor película, por lo que se descartarían las cintas de Sam Mendes y de Bong Joon-ho.

Parasite está muy bien hecha, pero no se sostiene una segunda vez, y no creo que las películas extranjeras deban ser nominadas con las películas ‘normales'”, declaró ignorando que ya filmes de otras latitudes —como la británica El Paciente Inglés y la indio-británica Slumdog Millionaire— han sido ganadores de la noche.

Foto: Diario Río Negro

La persona continuó y agregó que este galardón debería ser para Once Upon a Time in Hollywood por ser una producción estadounidense.

Ciertamente, la opinión de una persona no refleja el pensar de los ocho mil miembros que votaron para otorgar el premio, pero estas palabras hacen sombra a toda una historia de racismo y discriminación de género que ha caracterizado a la Academia durante años.

“Me gustó la dirección de Sam Mendes de 1917, pero Quentin tarantino hizo un gran trabajo y quiero que gane un director estadounidense. Los Óscar son una cosa estadounidense; los ingleses ganan los BAFTA y los franceses votan por los franceses, y Quentin debería ser honrado por una gran película estadounidense”, continuó el anónimo.

Sin embargo, al elector no le quedó más remedio que colocar a Joker en tercer lugar de preferencia, por detrás de 1917 (segundo lugar) y el filme de Tarantino (primera opción).

“Me gustó (Joker) más de lo que pensé […] una película bellamente hecha sobre enfermedades mentales, y pensé durante mucho tiempo en ella después, lo que siempre es una buena señal”, detalló el entrevistado, citado por La República.

Con mucha ligereza, la persona explicó el criterio que tomó en cuenta para seleccionar al mejor actor. En este reglón consideró que Joaquin Phoenix debería llevarse la estatuilla, que solo podría —según su opinión— ser arrebatada por Antonio Banderas. De otro lado, el papel de Adam Driver no le sorprendió y Leonardo Dicaprio ya fue galardonado con anterioridad.

Desde su punto de vista, Mujercitas quedó descartada y agregó que The Irishman fue nominada solo para reconocer la trayectoria de Martin Scorsese.

¿La Academia marcada por la exclusión?

No es la primera vez que las declaraciones de un votante anónimo consultado por The Hollywood Reporter —medio que acostumbra consultar este tipo de fuentes pre y post Óscar— devela el talante un tanto xenofóbico y racista de la Academia.

En 2019 sucedió con la ganadora Green Book, relato basado en la aventura de Don Shirley y Nick Vallelonga en el sur de los Estados Unidos, en pleno auge del racismo en los años sesenta. “La realidad de esa época fue mucho peor a lo visto en la cinta, los horribles crímenes cometidos contra la raza negra son claramente suavizados en esta adaptación, la cual nos presenta una historia casi de color rosa con un final feliz, sin nada que agobie o arriesgue las creencias de los espectadores”, refiere Tomatazos.

El integrante de la Academia dijo que los demás miembros no tomaron en cuenta este detalle, y añadió que muchos de ellos no tienen redes sociales, y los que las tienen procuran evitar pasar mucho tiempo en ellas para no recibir las toneladas de odio.

“Conozco a las personas que votaron por Green Book como Mejor Película y por Spike Lee como Mejor Director por El Infiltrado del KKKlan [otro filme que aborda el racismo]. La gente no es muy consciente de sí misma; viven en un mundo de constante contradicción. Si eres un idiota que gana US$ 30,000 al año, ¿por qué votarías por Donald Trump? Pero muchos obviamente lo hicieron. El mismo tipo de impulsos contradictorios pasan en Hollywood”, dijo el elector.

Foto: Films and us

Roma, de Alfonso Cuarón, también fue víctima de la xenofobia, ya que algunos miembros de la Academia no estuvieron de acuerdo con que el premio a mejor película fuera obtenido por una obra hablada en idioma extranjero, agregó la fuente.

Ante este panorama, y tras algunas campañas de denuncias emprendidas por actores afroamericanos, la Academia no se ha quedado de brazos cruzados y prometió en 2016 más diversidad entre sus electores.

Para aquel entonces, en un universo de 6.000 miembros, la institución estaba integrada por 93 % de blancos y 76 % de hombres. Su edad promedio era 63 años. El mencionado ente se comprometió para 2020 duplicar sus integrantes de minorías étnicas y mujeres.

Foto: Espinof

Analizando los Globos de Oro, evento que se toma en cuenta para medir los Óscar, lo más probable es que la ganadora del 2020 sea 1917, pero Parasite podría hacer historia al quitarle el puesto a la cinta de Mendes, lo que convertiría el trabajo de Bong Joon-ho en el primer filme surcoreano en ganar este premio.

Fuentes: La República, Tomatazos, Mor.bo y AFP

Continúa leyendo…

Compártelo

Comentarios