es Spanish

Nació el 26 de junio de 1908 en Valparaíso

111 años de Allende: la fuerza de un pensamiento que se agiganta con los años

A principios de los años 70, el expresidente chileno enfrentó una guerra comercial, financiera e ideológica auspiciada por el entonces mandatario estadounidense Richard Nixon


Hace 111 años, el 26 de junio de 1908, nació en Valparaíso un hombre que décadas después se convertiría en una gran amenaza para la hegemonía de Estados Unidos en América Latina, alzándose como presidente en 1970 por medio del voto popular, en un periodo en el que la nación norteamericana estaba obsesionada en evitar la propagación del socialismo en la región. Hablamos de Salvador Allende.

Médico cirujano y político socialista, también conocido como «El Chicho», se vio seducido a temprana edad por el socialismo. Por ello, al asumir el Ejecutivo tocó directamente los intereses de la nación norteamericana.

Entre sus medidas destacan que nacionalizó la minería del cobre que se encontraba 49 % en poder de compañías estadounidenses, anunció una reforma agraria que prohibía la posesión de más de 80 hectáreas por persona, aprobó la gratuidad de la educación universitaria, creo un sistema de becas para niños de descendencia indígena, aumentó las pensiones mínimas al doble de la inflación, instauró un sistema de centros de salud en barrios obreros, entre muchas otras.

allende

Estas políticas hicieron que Allende enfrentara una guerra comercial, financiera e ideológica auspiciada por el entonces presidente norteamericano Richard Nixon, que produjo un colapso en la economía y luego su derrocamiento el 11 de septiembre de 1973, así como su muerte en medio del combate. Unos alegan que se suicidó, otros que fue asesinado por el Ejercito que lideraba Augusto Pinochet.

En 1998, 25 años después, en los años posteriores a un periodo marcado por crueles dictaduras en América Latina y el desarrollo del Plan Cóndor que dejó 50.000 muertos, 30.000 desaparecidos y más de 400.000 presos, el socialismo tuvo un auge y el pensamiento de Allende volvió a la escena política de la mano de Hugo Chávez en Venezuela.

Ante ese escenario, Estados Unidos comenzó lentamente una nueva avanzada, al ver que peligraba su influencia en el continente, en esa región que ellos consideran su patio trasero: Latinoamérica.

Resultado de imagen para salvador allende

En el siglo XXI tomaron poder gobiernos progresistas y/o de izquierda, que levantaban la bandera de un Estado basado en la igualdad. Así llegaron Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil (en 2003), Néstor Carlos Kirchner​ en Argentina (2003), Evo Morales en Bolivia (2006), Manuel Zelaya en Honduras (2006), Rafael Correa en Ecuador (2007), Cristina Fernández (2007), Fernando Lugo en Paraguay (2008), Dilma Rousseff en Brasil (2011), entre otros.

De esa manera, comenzaron de la mano de estos líderes algunas reformas y políticas públicas similares a las puestas en practica por Allende, todas en pro del bienestar de los pueblos y la soberanía de cada país. En esos años, EE. UU. vio cómo la región defendía su soberanía.

Un Plan Cóndor silencioso

Pero, ¿qué sucedió en los años más recientes? La reproducción de la operación contra Allende en toda la región.

Ese plan fue confirmado por documentos desclasificados y reportajes como el realizado en 1974 por Seymour Hersh y publicado en The New York Times, el cual denuncia que la CIA autorizó ocho millones de dólares para financiar secretamente huelgas sindicales y gremiales en Chile por más de 18 meses, antes de que Allende fuera derrocado. Bueno, acciones como esas se han ejecutado contra los Gobiernos progresistas de ese siglo.

Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973 durante golpe de Estado. Foto: Web

Los primeros logros de EE. UU. frente a Allende con el mencionado financiamiento fue el paro de camioneros que duró 26 días y que provocó la primera crisis laboral en el Gobierno socialista.

El cerco económico, la guerra mediática, el financiamiento de sectores de oposición para ejecutar acciones violentas, actos judiciales y fraudes electorales son armas que terminan con el derrocamiento de Gobiernos de izquierda y que Washington puso en practica nuevamente desde 1998.

Prueba de ello es el actual bloqueo perpetrado por EE. UU. y la Unión Europea contra Venezuela, país que ha sido cercado financieramente y ve congelados en bancos internacionales activos que suman más de 30 mil millones de dólares.

Con las mencionadas sanciones, servicios básicos como salud y alimentación se han visto duramente afectados, generando un malestar colectivo. Todo esto se da bajo el lobby de sectores de la derecha que promueven una intervención militar o, en su defecto, una sublevación militar como la de Chile en 1973.

Néstor Kirchner, Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chávez. Foto: Web

Ahora más que nunca el pensamiento de Salvador Allende está vigente cuando el capitalismo toma nuevamente ventaja frente a los Gobiernos progresistas que aún resisten en la región.

Ante la política despiadada de la Casa Blanca es propicio recordar las palabras de Allende: «Si me asesinan, el pueblo seguirá su ruta, seguirá el camino, con la diferencia quizás de que las cosas serán mucho más duras, mucho más violentas, porque será una lección objetiva muy clara para las masas de que esta gente no se detiene ante nada”.

Quienes llevan la administración del país norteamericano han demostrado que no se detendrán ante la fuerza de los pueblos que han decidido ser libres y soberanos, y están decididos a poner en marcha toda su maquinaria para que Latinoamérica siga siendo su «patio trasero».

Ante esa amenaza, queda de parte de los pueblos no permitir la avanzada del imperio estadounidense.

Algunas políticas de Salvador Allende

  • En julio de 1971, con el apoyo unánime del Parlamento, nacionaliza por completo la minería del cobre, pues el 49 % pertenecía a compañías estadounidenses, en particular Anaconda Copper Company, controlada por las poderosas familias Rothchild y Rockefeller.
  • A través de una reforma agraria, en 18 meses acabó con todos los latifundios en el país. Además, campesinos y organizaciones cooperativistas reemplazarían a los representantes de los latifundistas en los organismos del Estado. Igualmente, se establecieron planes de crédito para las nuevas cooperativas.
  • El número de estudiantes universitarios creció 89 % entre 1970 y 1973, producto de la gratuidad del sistema educativo.
  • Estableció suplementos alimenticios en escuelas primarias y para mujeres embarazadas, difundió el portal digital Público.

Parte de la trama

Hoy, no queda duda de la colaboración de la CIA para destituir a Allende y consolidar el régimen militar de Pinochet, quien controlaba hasta el movimiento de las cortinas en Chile.

Varios informes desclasificados por EE. UU. revelan que la CIA contó entre sus agentes con, al menos, un líder del DC (Partido Demócrata Cristiano) dos directivos de El Mercurio y un alto oficial del Ejército, difundió HispanTV en un especial sobre documentos confidenciales de la CIA contra Allende.

Adicionalmente, se conoció del entrenamiento de militares en Venezuela para especializarse en explosivos y comunicaciones clandestinas. Asimismo, se compró una estación de radio por la suma de 25.000 dólares para hostigar al Gobierno de la Unidad Popular (UP).

Esos son tan solo algunos datos que salieron a la luz gracias a la desclasificación de los archivos secretos del asesinato del expresidente norteamericano John Kennedy, y que casualmente, ofrecen datos que evidencian la participación de la CIA en el derrocamiento del gobernante socialista.

Continúa leyendo…

4,225,966FansMe gusta
153,298SeguidoresSeguir
288,627SeguidoresSeguir
16,458SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -