$349.365.328.000: Las monstruosas utilidades de las AFP en 2023 versus Pensiones de miseria

El diseño del sistema de capitalización individual ha permitido que unas pocas familias millonarias hayan incrementado su riqueza en todos estos años de capitalización individual a costa del trabajo de personas que se jubilan con pensiones que ni siquiera se acercan al salario mínimo.

Por El Ciudadano

02/11/2023

Publicado en

Actualidad / Chile / Economí­a / Portada

0 0


Por Jorge Molina Araneda

De acuerdo a la Fundación SOL:

Primero, en Chile no hay seguridad social, pero hay negocio seguro. Entre enero y septiembre de 2023, las AFP han acumulado utilidades por $349.365.328.000, es decir, ganancias diarias por $1.279.726.476 (+11,4% respecto a igual periodo de 2022).

Segundo, personas que decidieron cotizar prácticamente toda su vida laboral, hoy se están jubilando con pensiones autofinanciadas menores al salario mínimo. Por ejemplo, la mitad de las mujeres trabajadoras que se pensionaron en el mes de agosto de este año y que cotizaron entre 35 y 40 años, autofinanciaron una pensión de vejez por un monto menor a $251.107. Para el caso de los hombres, esta cifra es de $316.503. Entonces, la decisión de cotizar en un sistema de capitalización individual en la práctica se ha traducido en la decisión de vivir en una situación de pobreza desde los 60 años de edad.

La Superintendencia de Pensiones entregó los resultados financieros de las AFP en el tercer trimestre de 2023, las que anotaron ganancias por $349 mil millones (unos US$389 millones), versus los $313 mil millones registrados en el mismo periodo del año pasado.

Así, las utilidades las AFP saltaron 11,4% entre julio y septiembre de este año en comparación al tercer trimestre de 2022.

De las siete administradoras que componen el sistema previsional chileno, seis anotaron ganancias, siendo ProVida la única en reportar una caída en sus resultados, exhibiendo un retroceso de 6,5% al registrar utilidades por $81.496 millones entre julio-septiembre.

En contraste, la AFP que apuntó una mayor alza en sus ganancias fue Modelo, con un salto de 64,1%, llegando a $30.657 millones.

AFP UNO, por su parte, registró utilidades por $7.404 millones, un aumento de 16% respecto al tercer trimestre del año pasado.

En tanto, Plan Vital tuvo un aumento de utilidades del 20% ($32.620 millones); Hábitat de 15,1% ($82.429 millones); Capital de 17% ($69.507 millones); y Cuprum de 3,8% ($45.249 millones).

Según AFP Hábitat, controlada por el holding ILC y la estadounidense Prudential Financial, el alza de sus ganancias se explica “principalmente por los ingresos ordinarios, los cuales se incrementaron en $14.410 millones, equivalente a un 8,75% nominal (un 2,92% de crecimiento real), un mejor resultado en la Rentabilidad del Encaje que presenta una variación de $10.177 millones, ya que en el actual semestre y producto del mejor desempeño de los fondos de pensiones que administra presentó utilidades por $2.930 millones (pérdida de $7.247 millones a septiembre 2022) y un mayor ingreso por $1.521 millones en las ganancias procedentes de inversiones”, dijo la administradora en su análisis razonado.

Lo anterior fue parcialmente compensado por un incremento de $5.058 millones en los gastos de personal, de $1.535 millones en los gastos de operación, de $2.568 millones en los costos financieros, de $6.471 millones en el impuesto a las ganancias y otros conceptos que en su conjunto significan ingresos por $331 millones.

Así, los ingresos ordinarios aumentaron un 8,75% hasta los $179.128,64 millones.

AFP Provida, por su parte, expuso que la baja en sus utilidades “se explica principalmente por los superiores gastos de personal ($5.148 millones), incrementado por los mayores otros gastos distintos de los de operación ($1.713 millones), así como los inferiores otros ingresos distintos de los de operación (CLP 359 millones), una menor diferencia de cambio ($621 millones), por un mayor gasto de depreciación y amortización ($416 millones), y finalmente por un mayor gasto por impuesto a las ganancias ($15.286 millones)”, dijo la administradora en su análisis razonado, según reportó Valor Futuro.

Lo anterior es en gran parte compensado por los superiores ingresos ordinarios ($16.235 millones) y la menor pérdida en rentabilidad del encaje ($2.093 millones)”, precisó.

Los ingresos -que provienen fundamentalmente de las comisiones cobradas a los clientes- aumentaron 9,35% a $189.870,46 millones, mientras que el encaje aportó un resultado negativo de $2.664,20 millones ($4.757,13 millones en enero-septiembre de 2022).

Origen de la acumulación de riqueza

De acuerdo a Recaredo Gálvez:

Un aspecto central para entender la riqueza que se acumula en este negocio se origina en la baja cantidad de competidores que se disputan el 10% del sueldo de los trabajadores. Según los datos de la Superintendencia de Pensiones, entre 1981 y 2017 la cantidad de AFP existentes tuvo un crecimiento inicial para luego reducirse drásticamente. En 1990 existían 14 AFP. El punto de mayor cantidad de oferentes se alcanzó entre 1993 y 1994, con 21 administradoras. Luego, desde 1995, la tendencia fue decreciente, llegando en 2017 a las seis AFP vigentes que aparecen en la tabla.

Algo importante de tener en cuenta es que la fuerte apertura internacional de los fondos de pensiones, así como el creciente volumen de capital que estos fondos representan, despertó el interés de compañías extranjeras en el mercado previsional chileno. Eso explica la estructura de sociedades que está detrás de las AFP que hoy operan en el mercado.

Un mecanismo para lograr evaluar con mayor grado de certeza lo que implica el volumen de ganancias antes descrito para la industria de las AFP, consiste en observar la rentabilidad sobre patrimonio que han obtenido, pues esta se puede entender como la utilidad de la empresa en relación a su tamaño. Al realizar este análisis obtenemos que en los últimos 20 años la rentabilidad sobre el patrimonio del sistema de AFP alcanza un promedio anual de 25,7%, lo cual es elevadísimo para cualquier tipo de negocio”.

¿Quiénes están detrás de las AFP?

El negocio previsional ha profundizado una lógica neocolonial de la economía chilena, pues personas que ni siquiera viven en Chile tienen hoy el poder de decidir qué hacer y dónde invertir los ahorros de personas que trabajan en el país.

-PlanVital: La memoria institucional de 2016 indica que Asesoría e Inversiones Los Olmos S.A. acumula un 86 % de las acciones de la AFP PlanVital. Los Olmos, a su vez, es controlada por la Sociedad de Islas Vírgenes Británicas Atacama Investments Ltd., la cual depende societariamente de Assicurrazioni Generali SPA, compañía italiana que forma parte de uno de los conglomerados de fondos de seguros más grandes del mundo.

-AFP Modelo: Tiene una propiedad accionaria más compleja, el 86,53% de sus acciones se reparten entre tres entidades; Inversiones Atlántico Limitada (55,57%), Inversiones Atlantico-A Limitada (17,47%) e Inversiones Atlantico-B Limitada con 13,49%. En estas tres entidades encontramos a miembros de la familia Navarro Haeussler como accionistas. Esta empresa es controlada por Inversiones Atlántico Limitada (IAL), que tiene un 55,57% de participación accionaria sobre la AFP. IAL es, a su vez, controlada por sus principales socios: Andrés, Pablo y María Cecilia, todos Navarro Haeussler. Entre estas tres personas controlan el 62% del total de la sociedad de Inversiones Atlántico Limitada.

-AFP Hábitat: Es controlada por dos grandes conglomerados: Inversiones La Construcción (ILC), la que posee el 40,29% de las acciones de la AFP (a través de Inversiones Previsionales Dos S.p.A); y Prudential Chile, filial de la compañía estadounidense Prudential, que posee el mismo porcentaje de acciones (a través de Inversiones Previsionales Chile S.p.A.).

Cabe señalar que Inversiones La Construcción es controlada en un 67% por la Cámara Chilena de la Construcción, y gestiona otras instituciones como RedSalud, ISAPRE Consalud, Confuturo y Corpseguros.

-AFP Capital: Su controlador es SURA Asset Management Chile S.A, con un 99,7% de la propiedad accionaria. Esta compañía, la que se define como “líder en pensiones en Latinoamerica”, tiene participación en países como Colombia, El Salvador, Perú, México y Uruguay, donde existen diversos esquemas de pensiones, desde modelos mixtos contributivos, hasta privados (como México, El Salvador y por supuesto Chile). SURA Asset Managment, es filial del Grupo SURA y cuenta entre sus inversionistas minoritarios a la Corporación Internacional Financiera (IFC, por su sigla en inglés), miembro del Grupo Banco Mundial. SURA Asset Managment es una empresa del Grupo SURA, conglomerado colombiano que ha logrado gran expansión en Latinoamérica.

-AFP Provida: Controlada por MetLife, que es la mayor aseguradora de vida en los Estados Unidos, con más de US$3.3 billones en seguros de vida en vigor. Un líder en productos de ahorro, jubilación, servicios para particulares, pequeñas empresas y grandes instituciones, MetLife sirve a 90 de las mayores empresas de Fortune 100.

-AFP Cuprum: Conglomerado estadounidense con presencia a nivel mundial en cuanto a fondos de inversión y aumento de capital.

-AFP UNO: Es controlada por el conglomerado chileno formado por Tanza SpA, Ignacio Álvarez y José Manuel Álvarez.

Finalmente, siguiendo a la investigadora de la Fundación SOL María José Azócar:

El actual sistema propone un abanico de opciones para invertir los ahorros de las personas que cotizan. Sin embargo, una gran proporción de esa inversión se dirige a activos de empresas que pertenecen a familias millonarias chilenas. Por ejemplo, en el año 2020, del total de activos que se invirtieron en empresas que operan en territorio nacional, un 38,4% de estos activos corresponden a instituciones financieras y de ese grupo, el Banco de Chile (familia Luksic) fue el que más inversión recibió. Otras empresas que también concentraron una alta inversión pertenecen a las familias Said, Saieh, Yarur, Matte y Solari.

El dinero no cae de los árboles. La clase trabajadora produce riqueza en Chile. Sin embargo, el diseño del sistema de capitalización individual ha permitido que unas pocas familias millonarias hayan incrementado su riqueza en todos estos años de capitalización individual a costa del trabajo de personas que se jubilan con pensiones que ni siquiera se acercan al salario mínimo.

Los ahorros de la clase trabajadora no solo se invierten en instituciones financieras, también en activos de otras empresas. Cuando se estudia cuáles de esas empresas operan en Chile y están insertas en sectores extractivistas que generan alto impacto ambiental, nos encontramos con que las actividades extractivistas abarcan un 75,5% de las inversiones de las AFP. Dicho de otro modo, la libertad de elegir en qué AFP cotizar, la verdad, es que se vuelve absolutamente irrelevante cuando se analizan las decisiones que toman las AFP en su conjunto: invierten en actividades que suben la temperatura de nuestro planeta y aumentan la probabilidad de eventos desastrosos.

Jorge Molina Araneda (@JorgeMolina375)

Sigue leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬