Busca en El Ciudadano

A 5 años del asesinato de Camilo Catrillanca: El Estado chileno y los ejecutados del Pueblo Mapuche en Dictadura y en Democracia

Al conmemorarse 5 años del homicidio del comunero Camilo Catrillanca, es menester recordar la historia de castigo y sufrimiento que ha padecido el Pueblo Nación Mapuche, principiando, claro está, por este bárbaro y cobarde asesinato.

A 5 años del asesinato de Camilo Catrillanca: El Estado chileno y los ejecutados del Pueblo Mapuche en Dictadura y en Democracia

Autor: El Ciudadano
13/11/2023

Por Jorge Molina Araneda

“El indio no ha trabajado nunca. El mapuche es un depredador, vive de lo que aporta la naturaleza, no tiene capacidad intelectual, ni tiene voluntad, no tiene medios económicos, no tiene insumos. No tiene nada”. Jorge Luchsinger, Revista Qué Pasa (2005)

En enero de 2021 fueron condenados siete excarabineros y un abogado que prestaba servicios a la institución por el caso de Camilo Catrillanca, quien fue asesinado el 14 de noviembre de 2018 en un operativo policial en la comunidad de Temucuicui.

Lo ocurrido aquel día llevó a diversas versiones y teorías. No había claridad si el grupo de uniformados involucrado contaba con cámaras fiscales que pudieran haber registrado lo ocurrido o si reaccionaron con disparos ante un ataque armado.

La situación fue tal que incluso llevó a la salida del entonces general director de Carabineros, Hermes Soto.

El Tribunal Oral en lo Penal de Angol condenó por los delitos de homicidio, apremios ilegítimos, obstrucción a la investigación y disparos injustificados al grupo de acusados, dando cuenta de cómo ocurrieron los hechos.

Procedimiento por robo y disparo

Según relató el juez Francisco Boero, los hechos partieron a eso de las 16:15 del 14 de noviembre del año 2018, cuando la Central de Comunicaciones de Malleco de Carabineros informó radialmente que en las inmediaciones de la escuela rural Santa Rosa en Ercilla tres sujetos habían robado tres vehículos. Actuaron con sus rostros cubiertos y portando armas.

Ante ello se dispuso el despliegue de un helicóptero policial y diversos carros policiales, entre ellos la patrulla del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) compuesta por el suboficial a cargo del grupo, Patricio Sepúlveda, los sargentos Carlos Alarcón y Raúl Ávila, y los cabos Braulio Valenzuela y Gonzalo Pérez Vargas, conductor del vehículo blindado J-040 en que se desplazaban.

De acuerdo a las indicaciones que iban recibiendo radialmente, el grupo ingresó hacia el sector La Laguna por la Ruta R-50 en la comunidad Temucuicui. Ante los corte de rutas, los cuatro primeros descendieron del auto y continuaron a pie.

En ese contexto, fueron informados radialmente que un tractor de color azul se desplazaba por el camino en dirección hacia ellos “y se tomó la decisión de detener a quienes se transportaban en este vehículo, pues la información radial que se entregaba les atribuía a los ocupantes la calidad de participantes del hecho que había dado motivo al procedimiento policial”.

A las 16:55 horas los policías dieron con el tractor en que iban Catrillanca y el adolescente M.A.P.C., de entonces 15 años. Al percatarse de la presencia policial, Catrillanca “giró el tractor para dar la vuelta y regresar por el mismo camino por el que venían, momentos en los cuales se le dio la instrucción de alto e inmediatamente los acusados Alarcón Molina, Ávila Morales y Valenzuela Aránguiz dispararon”.

El comunero recibió un disparo del fusil de Alarcón en la cabeza, mientras que otro proyectil, también disparado por Alarcón y capaz de provocar la muerte, impactó en el tapabarro en que estaba sentado M.A.P.C.

El adolescente de iniciales M.A.P.C., descendió del tractor y permaneció de pie con las manos levantadas, mientras los funcionarios de Carabineros se acercaban a él. Esto sin que existiera resistencia del adolescente al acusado Ávila Morales que se abalanzó sobre él, le dio un golpe en su costado provocándole una contusión costal y le llevó al piso colocándolo boca abajo atándole las manos con amarras plásticas, manteniéndolo en esta posición hasta entregarlo al personal que llegó después al lugar”, agregó el juez.

Cambio de versiones

Tras la muerte de Catrillanca, el fiscal jefe de Collipulli dispuso la concurrencia de los policías que participaron del operativo para que entregaran su declaración, llevando además el equipo de servicio.

Al rato se reunieron en el cuartel de Pailahueque los uniformados en cuestión, además del jefe del Gope en la región, Manuel Valdivieso, y el coronel (r) Jorge Contreras, jefe prefectura FFEE Pailahueque, “sin dar cumplimiento a la instrucción impartida por el fiscal jefe de Collipulli de dirigirse inmediatamente a la fiscalía local de dicha ciudad”.

En la unidad, Sepúlveda, Alarcón, Ávila y Valenzuela se reunieron con el abogado Cristián Inostroza, mientras que Contreras elaboró un documento en que se resumía lo ocurrido y el cual debía ser enviado a los mandos superiores, “para lo cual intervino directamente en la redacción de los hechos sobre cómo ocurrió el procedimiento policial”.

Terminada la cita, el grupo de policías fue a la fiscalía local de Collipulli junto al abogado, afirmando que “efectuaron disparos de carácter disuasivos frente a los disparos que en ese instante señalaban ser objeto y que ninguno de ellos contaba con cámara de grabación para el registro de las actuaciones propias de su función”. Aquello coincidía con lo relatado en un parte y el informe que hizo Contreras.

La misma versión se dejó también en el libro de población del GOPE y el libro de Novedades de la Prefectura de FFEE de Pailahueque. En tanto, Ávila entregó a la fiscalía una cámara de cargo fiscal, la cual -según constataron los investigadores más tarde- no tenía tarjeta memoria. El policía reconocería haberlos eliminado ya que contenía fotos íntimas.

Avanzadas las diligencias, se detectó que Ávila sí portaba una cámara en el operativo, y que las declaraciones e información en partes y documentos “eran falsas dado que los miembros de la patrulla del GOPE no habían sido atacados con armas de fuego y habían disparado ante la acción de Camilo Catrillanca Marín de eludir a los funcionarios de Carabineros con los que se encontró en su desplazamiento”.

La prueba del juicio establece que la versión de los hechos presentada como lo ocurrido la tarde del día 14 de noviembre de 2018 al interior de la comunidad Temucuicui en el procedimiento policial por sustracción de vehículos, fue ideada en forma previa a ir a declarar a la fiscalía e instruidas por los acusados Inostroza Quiñiñir y Valdivieso Terán en definitiva aportando falsos antecedentes a la investigación”, cerró el tribunal.

Las condenas fueron informadas por el Tribunal Oral en lo Penal de Angol el 28 de enero de 2021. Carlos Alarcón Molina fue condenado a un total de 16 años de prisión por ambos delitos, mientras que Raúl Ávila a tres años y un día de cárcel efectiva.

En tanto, la sentencia estableció que los demás carabineros condenados deberán cumplir sus sanciones a través de libertad vigilada intensiva: Patricio Sepúlveda a 61 días, Braulio Valenzuela a 3 años y un día, Gonzalo Pérez a 61 días, Manuel Valdivieso a 300 y Jorge Contreras a 300 días. Por su parte, el abogado Cristián Inostroza fue condenado a 300 días de presidio, también con el beneficio de libertad vigilada intensiva.

Un informe del investigador Hernan Curiñir Lincoqueo (2016), historiador de la Asociación de Investigación y Desarrollo Mapuche, da cuenta de un contexto general, cultural e histórico, que involucra situaciones relacionadas a las acciones bélicas y coloniales del Estado chileno, entre ellas, que en la denominada Pacificación de la Araucanía desde 1860 a 1881 habrían sido asesinados entre 50 mil a 70 mil mapuches.

Las tierras mapuches que quedan en el presente, además, están en grave riesgo a causa de los impactos de la industria forestal, agroindustrial, hidroeléctrica, acuícola, entre otras, que han venido generando diversos nuevos estragos en la vida de las comunidades y la devastación de numerosos territorios.

La invasión chilena sentó las bases de muchos de los problemas que continúan hasta nuestros días. El Estado chileno se hizo con el 90% del territorio mapuche y estas tierras fueron dadas a colonos chilenos y extranjeros para fomentar la explotación agropecuaria. La suerte de la población mapuche fue trágica. Se forzó a las comunidades a radicarse en reducciones, es decir, espacios territoriales muy limitados y con las peores tierras, afectando severamente su modo de vida. Este contexto provocó el empobrecimiento de una población que vivía previamente en situación de relativa abundancia.

La cuestión mapuche cambió en la década de 1960 con la Reforma Agraria. El indigenismo surgido a principios de siglo permitió la creación de decenas de organizaciones mapuches que convergieron en 1968 en el Congreso de Ercilla, donde se estimó que no había un marco jurídico adecuado para encauzar el conflicto por vías pacíficas y legales. En este contexto, comenzaron las tomas de terrenos como un modo de encontrar una estrategia de recuperación de tierras y resolver sus pleitos históricos.

La política indígena implementada por la Unidad Popular se diferenció por lo menos en cuatro aspectos de la perspectiva asimilacionista adoptada desde que fuera dictada la primera ley de división de 1927: reconocer la existencia en el territorio nacional de grupos culturalmente diferenciados, hacer del asunto indígena un problema nacional, reconocer la deuda histórica que tenía el Estado para con los indígenas y sacar a la luz el tema de la participación autóctona.

La dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet, con criterios geopolíticos y neoliberales, dictó en 1978 una ley que aprobó como única política hacia las tierras indígenas, la división de las propiedades comunitarias con el objetivo de generar un mercado de tierras y resolver el conflicto indígena.

La Concertación de Partidos por la Democracia, liderada por el entonces candidato presidencial, Patricio Aylwin, promovió la suscripción de un acuerdo con los representantes de las diversas organizaciones indígenas, que es conocido como el Acuerdo de Nueva Imperial. En él, Aylwin prometió hacer efectivo durante su gobierno el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, crear una Corporación Nacional de Desarrollo Indígena y a propender a su desarrollo e integración pero respetando su cultura.

Las organizaciones indígenas, por su parte, se comprometieron a apoyar el futuro gobierno de la Concertación y a canalizar sus legítimas demandas a través de los mecanismos de participación creados por el gobierno. Con este acuerdo se pretendía dar por superada la política de división de las comunidades y de asimilación de la población indígena a la sociedad impuesta por la dictadura militar.

Sin embargo, algunos sectores políticos e indígenas consideraron que con la firma del Acta de Nueva Imperial el movimiento autóctono se oficializaba, por lo que rechazaron esta estrategia. Entre las organizaciones contrarias al acuerdo estaba el Consejo de Todas las Tierras, creado en 1990 y que se originó en Ad Mapu debido a diferencias políticas entre sus principales dirigentes. El Consejo se marginó del proceso de suscripción del Acuerdo de Nueva Imperial, retomando la propuesta de autonomía y autodeterminación del pueblo mapuche.

Por otra parte, por la construcción de la central hidroeléctrica Ralco se relocalizaron comunidades mapuches por medio de permuta de tierras, en contra de la voluntad de algunas familias. Además, se inundaron cementerios y sitios ancestrales sagrados para la religión mapuche. A inicios de la década de 1990, la empresa chilena Endesa, subsidiaria de la empresa española del mismo nombre, pretendía iniciar un gran proyecto para abastecer el suministro eléctrico del país. El potencial hidroeléctrico de la cuenca del Río Biobío ya había sido estudiado en la década de 1960 por la misma entidad cuando esta era pública.

El 22 de mayo de 1990, el Ministerio de Economía autorizó la construcción de la central hidroeléctrica Pangue, primera etapa de un gran plan cuyo objetivo era erigir seis centrales en el Biobío. Inmediatamente sabida la resolución gubernamental sobre Pangue, surgió una fuerte oposición al proyecto, ya que alteraba las formas de vida de siete comunidades pehuenches que vivían en el área de inundación, sumado a que la cuenca del río sufriría un severo daño medioambiental. El conflicto llegó a los tribunales de justicia donde finalmente, en 1993, la Corte Suprema acogió la apelación interpuesta por la empresa Pangue S.A. permitiendo la construcción de la central.

Ralco sería un conflicto muy difícil de enfrentar. A pesar del fuerte apoyo que tuvo del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, hubo una férrea oposición de ecologistas -nacionales y extranjeros- y, sobre todo, del pueblo indígena.

En 1993 se aprobó la Ley 19.253 de Desarrollo Indígena. La situación creada por esta ley, que había operado con la cooperación de los principales referentes mapuches hasta 1997, sufrió una crisis cuando Endesa comenzó a construir una segunda central en la zona del Alto Biobío con el nombre de Ralco. De esta manera autoritaria se inundaron miles de hectáreas de tierras y sitios sagrados para el pueblo mapuche-pehuenche.

Nicolasa Quintremán, una de las habitantes de la comunidad afectada, encabezó el movimiento popular que desde 1995 trató de impedir la realización del proyecto. Organizó protestas masivas en ciudades como Santiago, Concepción y Los Ángeles. Además, fue una de las representantes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde acudió a explicar la amenaza hacia las tierras pehuenches.

El 10 de diciembre de 2002, la CIDH recibió una petición presentada por abogados representantes de la Universidad Arcis, el Center for International Environmental Law (CIEL) y de cinco pehuenches directamente afectadas (entre ellas, las hermanas Quintremán), donde se alegaba la violación por parte del Estado de Chile de varios derechos protegidos descritos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos; además, se solicitaron medidas cautelares para evitar que sus tierras fueran inundadas. En ese entonces las obras ya tenían un 70% de avance.

En la misma época, comenzaba la explotación de las plantaciones forestales en predios que habían sido previamente otorgados a las comunidades mapuches durante el gobierno de Salvador Allende, pero que durante la dictadura pasaron a manos de algunos grupos económicos. Los intereses de las empresas madereras que explotan plantaciones forestales en territorio mapuche, el temor de los agricultores que poseen predios considerados como usurpados por las comunidades mapuche y el aumento de la protesta social mapuche hacia fines de los años 1990 en la zona, motivaron al Senado a expresar en un informe su preocupación por la grave amenaza a la seguridad jurídica en la zona del conflicto (S 680-12).

El informe fue criticado por contener declaraciones de más de 15 agricultores afectados y solo de un representante mapuche. Además, las grandes plantaciones de pino y eucaliptos son incompatibles con las poblaciones humanas. El bosque crece tupido y nada se desarrolla junto a él. Las comunidades aledañas a las plantaciones no obtienen beneficios y, por el contrario, reciben perjuicios múltiples como el deterioro económico, social y ecológico del territorio.

La Concertación mantuvo el peso de la dominación histórica del Estado capitalista chileno sobre el pueblo-nación mapuche y profundizó la dominación del capital forestal. Han buscado con medidas paliativas cooptar y mantener la paz social, canalizadas a través de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), entregando tierras que, sin embargo, desde la década de 1990 a la actualidad no alcanzan ni el 20% de las que poseen los grupos Matte y Angelini, que se vieron beneficiados por el Decreto Ley 701 de la dictadura.  

También han desarrollado la persecución sistemática en contra de las comunidades en lucha y las organizaciones como la CAM que ha sufrido el asesinato de dirigentes y el encarcelamiento.

Ninguna de esas medidas ha resuelto históricamente el conflicto, que es una de las crisis vivas del Estado chileno.

Diversas organizaciones han denunciado que existiría una criminalización de la lucha social mapuche. Las demandas de los indigenistas están ligadas a lo que denominan como recuperación de los territorios de los que afirman ser herederos ancestrales. Las personas que han sido juzgadas y condenadas mediante la ley antiterrorista creada durante la dictadura militar -que endurece las penas correspondientes a delitos comunes, cuando se configura el tipo de terrorismo- son consideradas presos políticos.

Se han denunciado también otros hechos, como ataques a menores de edad en las comunidades mapuches; así, el 30 de octubre de 2007, Patricio Queipul Millanao, de 13 años, resultó herido en el tórax por al menos seis municiones disparadas por carabineros con sus escopetas antimotines. Este hecho se suma al de Daniela Ñancupil, de la misma edad, baleada en extrañas circunstancias por policías en enero de 2001, y que luego, en el 2002, fue secuestrada e interrogada por sujetos de civil, quienes la vendaron y la amenazaron para que desistiera de sus acciones legales.

La Operación Huracán (2017), condujo a la detención de ocho comuneros mapuches supuestamente involucrados en una asociación ilícita terrorista en el sur de Chile, asociados con la cúpula de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) y Weichan Auka Mapu. En enero de 2018, tras quedar a cargo de la investigación de los hechos, el Ministerio Público informó que se habría descubierto mediante pericias técnicas que Carabineros habría manipulado pruebas, razón por la que abrió una investigación contra la propia policía uniformada para determinar la existencia de los delitos de falsificación de instrumento público y de obstrucción a la investigación.

Así, se pusieron al descubierto los montajes con que los servicios de inteligencia criminalizan la causa mapuche. Raúl Castro Antipán, reclutado como informante de carabineros cuando era un joven estudiante activista vinculado con algunos grupos pro causa mapuche, fue infiltrado para, en sus palabras, desarticular la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM). Entre 2009 y 2011 una treintena de comuneros estuvieron detenidos por su testimonio como delator compensado por la Ley Antiterrorista. Castró llevó a la cárcel a 14 personas, que finalmente fueron absueltas por los tribunales de justicia.

Asesinatos y desapariciones durante la dictadura cívil-militar

De acuerdo principalmente a los informes oficiales del Estado (Informe Rettig), el listado de mapuches ejecutados o desaparecidos sería el siguiente:

ARGENTINA

1.- Leandro Llancaleo Calfulen, 30 años, campesino, militante del PC y Secretario del Sindicato Campesino de Puerto Domínguez, Lago Budi, detenido en diciembre de 1974 en Mendoza Argentina, permanece como desaparecido.

2.- José Francisco Pichulman Ancapán, 21 años, detenido y desaparecido el 12 de agosto de 1976

3.- Juan Raul Pichulman Ancapán, 27 años, detenido desaparecido el 27 de enero de 1977

4.- Oscar Lautaro Hueravilo Saavedra, 23 años, detenido el 19 mayo de 1977 en Buenos Aires Argentina, junto a su esposa de nacionalidad argentina embarazada, el hijo nació en cautiverio, el pequeño será recuperado tiempo más tarde por su abuela materna. Ambos permanecen desaparecidos.

5.- Ramón Orlando Caniu Colivoro, 29 años, detenido desaparecido en noviembre de 1979.

ARICA

6.- Juan José Paillalef Paillalef, 52 años, Mecánico, detenido el 31 de julio de 1977, en el Terminal de Buses de Arica, agentes del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) de Arica, permaneciendo como detenido desaparecido.

ANTOFAGASTA

7.- Segundo Norton Flores Antivilo, 25 años, de la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich) en María Elena, militante socialista, detenido el 1º de octubre en su domicilio de María Elena, desde donde es trasladado a Tocopilla y a la Cárcel de Antofagasta, posteriormente. Ejecutado por militares en Antofagasta el 19 de octubre de 1973

CHILLÁN

8.- Juan Mauricio Poblete Tropa, 20 años, comerciante, el 23 de septiembre, fue detenido por carabineros y militares. Días antes se había presentado al Regimiento de Chillán, al que fue citado en razón a que recientemente había concluido su servicio militar. Como no se le ordenó acuartelarse, regresó a sus actividades habituales. Tras su arresto fue conducido a la 2a Comisaría, donde pudo ser visitado hasta el 27 de Septiembre. Aproximadamente un mes después, su cadáver apareció cerca del puente El Ala, sobre el río ‘uble

CONCEPCIÓN

9.- Silvia Calfulén Quintriqeo, 22 años, estudiante pedagogía Universidad de Concepción, caída en una acción el 9 de septiembre de 1988, en las cercanías del barrio universitario, miliciana rodriguista.

SANTA BÁRBARA

10.- José María Tranamil Pereira, 47 años, lonko de la comunidad de Trapa-Trapa, en el Alto Bio Bio, detenido por Carabineros de Santa Bárbara, el 12 de septiembre de 1973. Cinco días después de su detención, se presentaron Carabineros en la comunidad de Trapa-Trapa y arrestaron a su hijo, quien tenía entonces 17 años. Lo condujeron a pie hasta Santa Bárbara y lo amenazaron diciéndole que le sucedería lo mismo que a su padre si no entregaba las armas que se encontraban en su poder. José Traamil fue ejecutado en el puente Quilaco sobre el río Bío-Bío.

11.- José Guillermo Purran Treca, 38 años, comunero de la comunidad Callaqui, Alto Bio Bio, detenido el 12 de septiembre de 1973, por carabineros de Santa Barbará, ejecutado sobre el puente Quilaco sobre el río Bío-Bío.

12.- Juan de Dios Rubio Llancao, 38 años, campesino de la comunidad Cauñicú Alto Bio Bio,  detenido el 12 de septiembre de 1973, por carabineros de Santa Barbará, ejecutado sobre el puente Quilaco sobre el río Bío-Bío.

13.- Julio Alberto Rubio Llancao, 36 años, campesino de la comunidad Cauñicú Alto Bio Bio, detenido el 12 de septiembre de 1973, por carabineros de Santa Barbará, ejecutado sobre el puente Quilaco sobre el río Bío-Bío.

14.- Manuel Wenten Valenzuela, 49 años, fue detenido por Carabineros y civiles de Santa Bárbara el día 15 de septiembre de 1973 en su domicilio y trasladado al Regimiento. En este recinto se le negó a su familia la detención. Su cuerpo fue encontrado en la morgue del Hospital local el 22 de septiembre. El certificado de defunción señala como causa de muerte: «destrucción masa cerebral, fractura de cráneo, herida de bala del cráneo, con salida de proyectil».

MULCHÉN

15.- Manuel Jesús Aedo Landeros, 24 años, carpintero, día 18 de septiembre fue detenido por carabineros de Mulchen, permaneciendo como desaparecido.

ANGOL

16.– Luis Raúl Cotal Alvarez, soltero, 15 años, fue detenido en la vía pública por una patrulla militar del Regimiento de Angol. El día 5 de Octubre de 1973, fue ejecutado, junto a otra persona por agentes del estado. Sus cuerpos no fueron entregados a sus familiares.

PUERTO SAAVEDRA / CARAHUE

17.- Segundo Cayul Tranamil, 34años,  capesino. Segundo Cayul fue detenido el 1 de junio en su domicilio, por funcionarios de Carabineros, y trasladado hasta el recinto policial de Puerto Domínguez. Allí permaneció hasta el 3 de junio, fecha en que fue sacado para ser trasladado a Carahue. El traslado se realizó en un bus de recorrido habitual, el cual fue obligado a detenerse en el Paradero 12, sector Tres Esquinas. En ese lugar, los carabineros bajaron al detenido diciéndole que le iban a dar la libertad. Lo hicieron caminar y a corta distancia, y en presencia del chofer del microbús y de los pasajeros, Segundo Cayul recibió un balazo por la espalda que le ocasionó la muerte en forma inmediata.

18.- Francisco Curamil Castillo, 18 años, campesino. Según testigos, la detención y posterior ejecución de Curamil se produjo una noche de octubre de 1973, en que llegó a esa localidad un contingente de militares. Los cuerpos sin vida de todas estas personas fueron abandonados y encontrados por sus familiares en el río Imperial o a orillas del mar, con numerosos impactos de bala.

19.- Mauricio Huenucoi Antil, tío de Francisco Curamil, campesino. Según testigos, la detención y posterior ejecución de Huenucoi se produjo una noche de octubre de 1973, en que llegó a esa localidad un contingente de militares. Los cuerpos sin vida de todas estas personas fueron abandonados y encontrados por sus familiares en el río Imperial o a orillas del mar, con numerosos impactos de bala.

20.- Bernardo Nahuelcoy Chiguaycura, 32 años, campesino, militante socialista. Según testigos, la detención y posterior ejecución de Nahuelcoy se produjo una noche de octubre de 1973, en que llegó a esa localidad un contingente de militares. Los cuerpos sin vida de todas estas personas fueron abandonados y encontrados por sus familiares en el río Imperial o a orillas del mar, con numerosos impactos de bala.

21.- Francisco Pascual Porma Cheuquecoy, 42 años, campesino, militante socialista. Según su familia fue detenido por carabineros en su domicilio de Puerto Saavedra y conducido a la Tenencia del lugar. Su cuerpo sin vida fue encontrado por sus familiares en el río Imperial, con numerosos impactos de bala.

GALVARINO

22.- Heriberto Collío Naín 63 campesino, el 8 de octubre de 1973, cinco personas murieron como producto de la acción de una patrulla integrada por efectivos pertenecientes al Ejército y Carabineros de Lautaro, acompañados de un civil de la zona.  Las víctimas fueron ejecutadas en el mismo lugar donde vivían, siendo sepultados por sus familiares.

23.- Segundo Lepín Antilaf, 30 años, campesino detenido y ejecutado el 8 de octubre de 1973 al igual que otras cinco personas murieron como producto de la acción de una patrulla integrada por efectivos pertenecientes al Ejército y Carabineros de Lautaro, acompañados de un civil de la zona. Las víctimas fueron ejecutadas en el mismo lugar donde vivían, siendo sepultados por sus familiares.

24.- Andrés Levio Llaupe, 49 años, campesino, fue detenido por efectivos de Carabineros el 2 de octubre de 1973, desde su domicilio en la Reducción de Panco. Tres días más tarde, la familia encontró su cadáver a ocho kilómetros del lugar, con un impacto de bala en la espalda y múltiples contusiones.

25.- Juan Segundo Nahuel Huaquimil 23 años, campesino, detenido el 08 de octubre de 1973 al igual que otras cinco personas murieron como producto de la acción de una patrulla integrada por efectivos pertenecientes al Ejército y Carabineros de Lautaro, acompañados de un civil de la zona. Las víctimas fueron ejecutadas en el mismo lugar donde vivían, siendo sepultados por sus familiares.

26.- Julio Augusto Ñiripil Paillao 16 años, obrero detenido y ejecutado el 8 de octubre de 1973 al igual que otras cinco personas murieron como producto de la acción de una patrulla integrada por efectivos pertenecientes al Ejército y Carabineros de Lautaro, acompañados de un civil de la zona. Las víctimas fueron ejecutadas en el mismo lugar donde vivían, siendo sepultados por sus familiares.

27.- Victor Yanquin Tropa, 40 años, campesino de la comunidad Huincaleo detenido y salvajemente golpeado el 8 de octubre de 1973, murió horas más tarde producto de las graves heridas ocasionada por la patrulla integrada por efectivos del Ejército, Carabineros de Lautaro, y civiles de la zona.

LAUTARO

28.- José Claudio Beltrán Curiche, 55 años, campesino detenido el 2 de diciembre de 1974 por Carabineros de Perquenco. Beltrán Curiche se presentó ante Carabineros de Perquenco para retirar unos animales de su propiedad que habían sido retenidos por los uniformados. Quedó arrestado sin que se explicara el motivo a su familia. Al día siguiente, en el mencionado retén informaron a sus familiares que había sido puesto en libertad. Permaneciendo hasta hoy como desaparecido.

29.- Gregoria Carilaf Huenchupan, 73 años, dueña casa, detenida por Carabineros el 15 de septiembre de 1973, carabineros allana su casa en busca de su hijo, en vista de que no se encontraba en el lugar, la mujer es violentamente golpeada lo que la deja con una serie de lesiones, que le causaran la muerte el día 17 de noviembre de 1973.

30.- José Ignacio Beltrán Meliqueo, 46 años, campesino de la Comunidad Manuel Levinao,  detenido el 15 de octubre de 1973 en la plaza de Lautaro por Carabineros de Lautaro, ante numerosos testigos, trasladado a la comisaria de la ciudad, negado a los familiares cuando fueron a preguntar por él, hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

31.- Manuel Elías Catalán Paillal, 23 años, obrero, detenido el 13 de septiembre de 1973 desde la Comunidad Juan Catalán de Lautaro, por efectivos de Carabineros y conducido hasta la Comisaría del lugar. Hasta ese lugar, su familia afirma haberle llevado diariamente comida y ropa. Sin embargo, el 23 de septiembre su cónyuge declara haber sido informada de que había sido trasladado a la Cárcel de Temuco, traslado que les había sido negado en ese recinto penal. Desde esa fecha y a pesar de todas las gestiones realizadas, se desconoce su paradero. Permanece como detenido desaparecido.

32.- Samuel Alfonso Catalán Lincoleo, 29 años, Tecnico Agricola, detenido por efectivos del Ejército, con la colaboración de funcionarios de Investigaciones. Estos últimos reconocieron la detención en el respectivo proceso criminal. Junto con Samuel fueron detenidos varios familiares y empleados, todos los cuales coinciden en que fueron llevados al Regimiento Concepción de Lautaro.   

Con esta información, su familia se apersonó al cuartel militar, lugar en que fueron informados que efectivamente se encontraba arrestado y que sería puesto en libertad sólo si se entregaba su hermano Juan Catalán Lincoleo, quien era la persona que realmente les interesaba mantener detenida. Juan Catalán se asiló pocos días después.  En los días posteriores, su familia concurrió en varias oportunidades al Regimiento para llevarle alimento y vestuario, sin que se les permitiera verlo; esto ocurrió hasta el 11 de septiembre de 1974, en que fueron informados que el detenido había sido puesto en libertad.  Hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

33.- Juan Eleuterio Cheuquepán Levimilla, 16 años, estudiante fue detenido en su domicilio ubicado en la Reducción Quiñaco Manzanar, el 11 de junio de 1974, por un grupo de civiles y tres carabineros.

34.- José Enrique Conejeros Troncoso, 32 años campesino, detenido el 2 de octubre de 1973 por carabineros de la Tenencia de Cajón. Desde ese Recinto desaparecen hasta el mes de febrero de 1974, en que sus familiares fueron llamados a presentarse al Regimiento La Concepción de Lautaro.  Allí, según relatan, se les comunicó sin más explicaciones que todos ellos habían fallecido el 2 de octubre de 1973, entregándoseles certificados de defunción, pero no los cuerpos.

35.- Gervasio Hector Huaquil Calviqueo 25 años, campesino, casado 7 hijos, el 26 de octubre de 1975, en horas de la mañana, una patrulla de Carabineros de la Primera Comisaría de Lautaro, allanó el domicilio de Gervasio Huaiquil Calviqueo, en el sector Montaña Recortada de esta comuna, sin portar aparentemente una orden judicial que los facultaba a tal acto. Una vez identificado Huaiquil Calviqueo, se procedió a sacarlo desde el interior de su hogar, llevándoselo del lugar.  

Antes de retirarse, la patrulla de Carabineros encerró en el domicilio a los familiares de Huaiquil Calviqueo, su mujer y 7 hijos, tras lo cual prendieron fuego a la casa. Los familiares alcanzaron a salvar sus vidas gracias al auxilio prestado por vecinos presentes en el lugar que los ayudaron a salir de la vivienda. La esposa de Huaiquil Calviqueo reconoció a uno de los aprehensores como un cabo que pertenecía a la Comisaría de la comuna. Lo mismo hizo Levío Huaiquil Namoncura, tío de la víctima, quien además indicó que otro de los integrantes de la patrulla era Juvenal Sanhueza Sanhueza.   

Tras concurrir a la Comisaría de Carabineros de Lautaro, estos negaron la detención de Gervasio Huaquil Calviqueo, hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

36.- Domingo Huenul Huaquil, 42 años. Campesino, detenido el 15 de junio de 1974 alrededor de las 18:00 horas, en el interior del restaurante «El Rayo» , ubicado en el terminal de buses de la ciudad de Lautaro, por efectivos de Carabineros, quienes lo subieron a un furgón institucional. Desde entonces se desconoce su paradero.

37.- Samuel Huichaillán Levian, 23 años, campesino, detenido por Lautaro Carabineros el 11 de junio de 1974, en la misma redada policial en que secuestran a Juan Eleuterio Cheuquepán Levimilla.

38.- Manuel Lizama Cariqueo, 29 años, campesino, Secretario de la Central Única de Trabajadores (CUT) de Temuco y Presidente del Asentamiento El Cardal, detenido en el sector de  Pillanlelbún por Carabineros el 8 de noviembre de 1973, permanece hasta hoy desaparecido

39.- José Domingo Llabulen Pilquinao, 44 años, campesino, militante comunista, detenido por carabineros de Lautaro el dia 11 de octubre de 1973.  De acuerdo con el testimonio prestado por su hijo, testigo presencial de los hechos, José Llabulén fue detenido por Carabineros en los momentos en que viajaba en un bus desde la ciudad de Lautaro hacia su domicilio, ubicado en la reducción indígena Quiñaco-Manzanal. Los aprehensores, luego de hacerlo bajar del microbús, se lo llevaron detenido en una camioneta fiscal con rumbo desconocido, sin que hasta la fecha se tengan noticias acerca de su paradero. Su detención fue negada en la Comisaría de Carabineros de Lautaro

40.- Segundo Elías Llancaqueo Millán, 45 años, campesino del asentamiento Juan Huelipán, la madrugada del día 5 de abril de 1975  fue sacado fuera de su casa por personal de Carabineros e Investigaciones, quienes le dispararon. La víctima con posterioridad al golpe militar había permanecido oculta durante un año.

41.- José Julio Llaulén Antilao, 39 años, campesino, domiciliado en la comunidad Mulato de la comuna de Lautaro, fue detenido el día 11 de junio de 1974 alrededor de las 8 de la mañana, en el domicilio de Carmen Levimilla, cuando se encontraba a punto de salir de sus labores agrícolas habituales. Los aprehensores, entre los que fue posible reconocer a dos funcionarios de Carabineros, llamados Domingo Antonio Campos y Mario Ponce Collao, allanaron el inmueble y a viva fuerza y sin dar mayores explicaciones procedieron a llevarse al afectado con destino desconocido. Por averiguaciones posteriores efectuadas por sus familiares a fin de determinar su paradero, se pudo saber que éste estuvo detenido en la Comisaría de Carabineros de Perquenco junto a Samuel Huichallán Llanquilén y al menor de 16 años de edad, Juan Eleuterio Cheuquepán Levimilla, todos desaparecidos hasta la fecha.

42.- José Andres Meliquén Aguilera, 45 años, casado, 7 hijos, obrero fue detenido el 4 de octubre de 1973, alrededor de las 07:30 horas de la mañana en su domicilio de la Hijuela Santa Corina de Lautaro, por carabineros y civiles que se movilizaban en una camioneta amarilla.  Testigos de la detención fueron su esposa, señora Hilda Teresa Morales Jaque y un hijo de ambos Domingo Benedicto Meliquén Morales de tan sólo 12 años de edad y otros familiares que se encontraban en el domicilio. El menor fue interceptado por los uniformados encapuchados cuando salía hacia la escuela siendo obligado a devolverse a su domicilio.

Ese mismo día 4 de octubre de 1973, antes de proceder a la detención de José Andrés Meliquén Aguilera, este mismo grupo de carabineros y civiles había concurrido hasta la Hijuela El Nogal, calle del Medio donde detuvieron a Sergio del Carmen Navarro Schifferli, ante la presencia de su madre, señora Elisa Schifferli Lussinger (fallecida) y su hermano Carlos Navarro Schifferli, siendo reconocidos dos de ellos por la madre de los hermanos Navarro Schifferli; los carabineros Domingo Campos Collao y Enrique Ferrier Valeze de la dotación del retén Dollinco 139 de Lautaro.

Una vez efectuada la detención de Sergio Navarro Schifferli, procedieron a amarrarlo, obligándolo a tenderse en el piso de la camioneta cuyo chofer y dueño era Elías Segundo Cuevas Aldea, agricultor de la zona, marchándose en seguida a la casa de José Andrés Meliquén Aguilera. Ese día 4 de octubre de 1973, José A. Meliquén Aguilera se encontraba en su casa en compañía de su esposa e hijos. De forma imprevista tocaron la puerta y al preguntar quién era, respondieron que erala policía y necesitaba hablar con el afectado.

Al abrir la puerta, la señora Hilda Morales Jaque se encontró con un sujeto armado, vestido con uniforme de carabineros y que cubría su rostro con un gorro pasamontañas, y al que no logró identificar, quien obligó a salir de la casa al afectado, con las manos en la nuca, haciéndole ir hacia el camino, luego aparecieron alrededor de doce individuos más, fuertemente armados, que también vestían uniformes de carabineros y encapuchados.

La señora Hilda Morales siguió de lejos a este grupo para que no la vieran y pudo percatarse que subieron a su esposo a una camioneta con toldo amarillo, cuyo propietario y chofer sí identificó en esa oportunidad, se trataba de Elías Segundo Cuevas Aldea.   

Al día siguiente de la detención de José Andrés Meliquén Aguilera, su esposa concurrió a la Comisaría de Carabineros de Lautaro y a la Intendencia, lugares donde le fue negada la detención de su cónyuge.  Permanece hasta hoy como detenido desaparecido.

43.- Juan Milla Montuy, 40 años, campesino, campesino  08-nov-73 de la Reducción «Manuel Levinao», es detenido ante testigos por efectivos de la Comisaría de Lautaro. Sus familiares afirman que posteriormente se les negó la detención.

44.- Pedro Millalén Huenchuñir, 35 años, casado, 3 hijos, Obrero Agrícola del Fundo Huelqueco de Lautaro (Asentamiento Campo Lindo), detenido a las 15:00 horas, del 29 de septiembre de 1973, por efectivos de Carabineros y los hermanos Hernán y Germán Fagalde, dueños del Fundo Maitenco. Uno de los policías fue identificado como el Cabo Enrique Ferrier Valeza, perteneciente a la Comisaría de Lautaro.  

Millalén se encontraba trabajando en un potrero junto a otros campesinos, lugar hasta el cual llegaron los aprehensores, quienes se movilizaban en dos camionetas, una de ellas la usada por los uniformados era de propiedad de José Guillermo Mansilla Galindo, dueño de la Imprenta Lautaro y suegro de Germán Fagalde. Al momento de ser detenido fue brutalmente golpeado, tanto por los civiles como por los policías, todos los cuales llegaron armados y disparando. Millalén fue conducido después al fundo de Mario Fagalde, colindante con el Asentamiento, desconociéndose desde entonces su paradero.

El asentamiento en que trabajaba -y vivía- había sido un fundo de propiedad de Guillermo Foré Silva y fue tomado por los campesinos transformándose en el Asentamiento Elmo Catalán. Después del golpe militar el nombre de este Asentamiento cambió a «Campo Lindo».

45.- Julio Manuel Paine Lipin, 27 años, campesino del Asentamiento Tres Luces de la localidad de Muco Bajo. Lo detuvo Carabineros, el 16 de octubre de 1973, cuando se presentó voluntariamente al Retén de Pillanlelbún. Desde allí fue trasladado a la Comisaría de Lautaro, Recinto desde el cual, según versiones de testigos fue sacado a fines de octubre. Desde esa fecha permanece desaparecido.

46.- Juan Segundo Tralcal Huenchumán, 48 años, Obrero, el 10 de septiembre de 1975, José y su familia fueron obligados a salir de su casa por funcionarios de Carabineros del Retén de Pillalebún, quienes sin razón alguna les dispararon ráfagas de ametralladoras.  A consecuencia de esta acción, resultaron heridos Juan, su esposa y la hija menor de ambos. Juan Segundo Tracal falleció posteriormente en el Hospital de Lautaro, lugar al que fue conducido por los propios Carabineros.

47.- Ceferino Antonio Yaufulem Mañil, 23 años, obrero, detenido junto a sus 2 hermanos, Miguel y Oscar, el 11 de junio de 1974 por carabineros de Lautaro, hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

48.- Miguel Eduardo Yaufulem Mañil, 24 años, obrero, detenido junto a sus 2 hermanos, Caferino y Oscar, el 11 de junio de 1974 por carabineros de Lautaro, hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

49.- Oscar Rumualdo Yaufulem Mañil, 18 años, obrero, detenido junto a sus 2 hermanos; Caferino y Miguel, el 11 de junio de 1974 por carabineros de Lautaro, hasta hoy permanece como detenido desaparecido.

50.- Jorge Aillon Lara, 33 años, funcionario de Empresa de Comercio Agrícola (ECA) y militante del Partido Comunista, Había sido detenido por efectivos de Carabineros de Lonquimay el 11 de Septiembre y trasladado a la Subcomisaría de esa localidad, donde sus familiares afirman haberlo visitado hasta el 13 de septiembre. En esta fecha lo trasladaron a la Cárcel de Victoria, desde donde sale en libertad el 26 de septiembre.

El 27 de septiembre llegó en tren a Lonquimay; en la Estación y ante numerosos testigos fue detenido por militares que lo condujeron hasta Curacautín, 298 donde fue visto por varias personas que señalan que se encontraba en deterioradas condiciones físicas. Desde ese momento se desconoce su paradero.

CUNCO-MELIPEUCO

51.- Alejandro Ancao Paine, 42 años, campesino 42 años, dirigente del Centro de Reforma Agraria (CERA) «Luciano Cruz», fue detenido el 26 de septiembre de 1973 en las dependencias del Banco del Estado de Cunco por efectivos de carabineros de esa localidad quienes posteriormente habrían negado la detención a sus familiares.  Testimonios presentados ante esta Comisión señalan que su cuerpo fue lanzado al Rio Allipen. Hasta la fecha se desconoce su paradero

52.- Antonio Aninao Morales 48 años, 49 años, pequeño agricultor, militante del Partido Comunista. Fue detenido el 11 de septiembre de l973 por Carabineros del Retén Llaima y dejado en libertad el 16 del mismo mes, con la obligación de concurrir a firmar tres veces al día. El 24 de septiembre 1973, cuando cumplía con dicha diligencia, quedó a detenido en ese Recinto. Su esposa Mercedes Relmucao Porma pudo verlo detenido en ese lugar; al día siguiente le dijeron que había sido liberado, desde esa fecha se encuentra desaparecido.

53.- José Moisés Ramos Huina 22 años, obrero detenido junto a su padre y hermano en el sector de Trufultruful, el 14 de octubre de 1973 por carabineros de Melipeuco Carabineros.  Testimonios presentados a la Comisión Rettig señalan que sus cuerpos maniatados flotaban en el Río Allipen al día siguiente.  Permanece como Detenido desaparecido.

54.- Gerardo Alejandro Ramos Huina 21 años, obrero detenido junto a su padre y hermano en el sector de Trufultruful, el 14 de octubre de 1973 por carabineros de Melipeuco Carabineros.  Testimonios presentados a la Comisión Rettig señalan que sus cuerpos maniatados flotaban en el Río Allipen al día siguiente.  Permanece como Detenido desaparecido.

55.- José Alejandro Ramos Jaramillo  46 años, obrero detenido junto a sus dos hijos en el sector de Trufultruful, el 14 de octubre de 1973 por carabineros de Melipeuco Carabineros.  Testimonios presentados a la Comisión Rettig señalan que sus cuerpos maniatados flotaban en el Río Allipen al día siguiente.  Permanece como Detenido desaparecido.

TEMUCO

56.- Carlos Aillañir Huenchual, 57 años, obrero agrícola, militante comunista. Había sido detenido el 6 de noviembre por efectivos militares en casa de un miembro de su familia. El 10 de noviembre de 1973, es ejecutado por efectivos del Ejército, acusado de un supuesto asalto en un Polvorín del Regimiento Tucapel ocurrido el día 9 de noviembre, cuando Carlos ya estaba detenido.

57.- José Canío Contreras, 34 años, dirigente del asentamiento campesino «El Copihue» de Temuco,  fue detenido a comienzos de noviembre de 1973 por efectivos de Carabineros de la Tenencia de Coilaco, quienes lo golpearon e interrogaron bajo torturas. Varios días después lo trasladaron hasta la Segunda Comisaría de Carabineros de Temuco, donde permaneció cerca de una semana. Personas detenidas en el mismo recinto informaron posteriormente a la familia que José Canio había sido interrogado bajo torturas nuevamente, recibiendo en forma reiterada y sostenida golpes y aplicación de corriente eléctrica.

Una semana más tarde fue puesto en libertad y volvió a su domicilio en precarias condiciones de salud, la que se fue agravando progresivamente. El 20 de noviembre de 1973 debió ser internado de urgencia en el Hospital Regional de Temuco, donde falleció luego de 55 días, por shock séptico, absceso pancreático, pancreatitis aguda.

58.- Ramón Carrero Chanqueo 53 años, obrero, fue detenido el 21 de noviembre de 1973 en su domicilio ubicado en Pivinco, localidad rural cercana a Temuco, por efectivos del Ejército pertenecientes al Regimiento Tucapel de esa ciudad. Su cadáver fue encontrado el 23 de noviembre en una quebrada a unos 300 metros de su vivienda.

59.- Reinaldo Catriel Catrileo, 42 años representante de la Comunidad Indígena Ancalef, fue golpeado y detenido en su domicilio el 11 de noviembre de 1973 por efectivos militares, siendo estas las últimas noticias de su paradero.

60.- Nelson Wladimiro Curiñir Lincoqueo, 22 años, estudiante de 5º Año de Construcción civil en la Universidad Técnica del Estado, sede Temuco y militante de las Juventudes Comunistas. Fue detenido en su domicilio en la ciudad de Temuco, por efectivos de la Fuerza Aérea en la madrugada del 5 de octubre. Según relata su familia, se le informó que lo llevaban a la Base Aérea de Maquehue, recinto en el cual luego le habrían negado su detención.

61.- Moisés Marilao Pichun, 33 años, campesino, era Jefe Regional del Frente Patriótico Manuel Rodríguez en Temuco (FPMR), fue detenido el 18 de abril de 1985 y llevado a la Segunda Comisaría de Carabineros de esa ciudad. Ejecutado al día siguiente en la misma comisaría.

62.- Luis Omar Torres Antinao, 21 años, vendedor de frutas, el 25 de diciembre Militares habían visitado su casa varias veces antes, en busca de una hermana del afectado que militaba en el MIR, sin haberla encontrado. Ese día los aprehensores llegaron hasta su domicilio y Torres escapó hacia el patio posterior de la casa. Los uniformados lo siguieron y le dispararon en presencia de su madre y hermanas, dándole muerte en el acto.

PITRUFQUÉN/ FREIRE

63.- Alejo Barriga Nahuelhual, 40 años, Alejo Barriga fue detenido en su domicilio del Asentamiento El Roble de Freire, alrededor de las 23:00 horas, del dia 17 de octubre de 1973, por carabineros de esa localidad. Los funcionarios policiales rompieron la puerta de entrada, ingresaron a la vivienda y dispararon a Alejo Barriga, quien se encontraba en su cama. Estando herido, lo sacaron al camino y lo arrastraron en dirección al río Toltén, distante aproximadamente un kilómetro del lugar. Desde entonces se encuentra desaparecido.

64.- Luis Caupolicán Calfuquir Villalón, 49 años, Administrador del Hospital de Pitrufquén, militante del Partido Radical, ex Regidor de ese municipio y dirigente de la Central Única de Trabajadores.  Detenido el 18 de septiembre por efectivos de Carabineros desde su domicilio en horas de la madrugada. En ese lugar fue golpeado y subido a un vehículo de propiedad de un civil de la ciudad, llevándolo con destino desconocido. Carabineros negó posteriormente su detención y desde esa fecha se encuentra desaparecido.

65.- Pedro Curihual Paillán, 24 años, campesino, dirigente sindical, detenido el 15 de septiembre de 1973 por Carabineros de Pitrufquen,  Sus familiares afirman que en la Comisaría de esa localidad les fue negada su detención, aún cuando hubo testigos de ella. Hasta la fecha se desconoce su paradero.

66.- Juan Hector Ñancufil Reuque, 21 años, obrero, militante de la Juventud Socialista, fue detenido cuando concurrió a presentarse a la comisaría, luego de que efectivos policiales allanaran su domicilio. En ese Recinto, con posterioridad, su familia afirma que se reconoció su detención y se le habría informado su traslado a la Cárcel de Temuco, lugar al cual nunca llegó. Desde esa fecha se desconoce su paradero.

67.- Ariel Eduardo Zúñiga Llanquilef, 25 años, mecánico. El 12 de febrero de 1990, en la madrugada, Ariel Zúñiga caminaba en estado de ebriedad por la Carretera Sur, en compañía de un amigo. Ambos fueron interceptados por una patrulla de Carabineros y uno de los funcionarios los amenazó, golpeando con su bastón de servicio a Zúñiga Llanquilef, quien cayó al suelo de espaldas. Su cadáver fue encontrado en la Carretera, politraumatizado con luxo fractura cervical. El parte de Carabineros señala que fue atropellado momentos antes. Versión desmentida por la declaración de otro funcionario policial y el amigo de Ariel. La comisión rettig catalogo este caso  Corporación como abuso de poder.

CURARREHUE

68.- Alberto Colpihueque Navarrete 57 años, campesino, detenido el 7 de octubre de 1973, en su hogar en la comunidad Quiñelahuin junto a su hijo Eleuterio Ramón Colpihueque Licán, por efectivos militares que se acompañaban por un agricultor de la zona. Trasladados a la propiedad de este civil, fueron obligados a efectuar allí trabajos forzados durante cuatro días. Posteriormente, los militares trasladaron a ambos detenidos en una camioneta en dirección a la localidad de Curarrehue, y desde entonces permanecen desaparecidos.

69.- Eleuterio Ramón Colpihueque Licán 26 años, campesino, detenido el 7 de octubre de 1973, en su hogar en la comunidad Quiñelahuin junto a su padre Alberto Colpihueque Navarrete, por efectivos militares que se acompañaban por un agricultor de la zona. Trasladados a la propiedad de este civil, fueron obligados a efectuar allí trabajos forzados durante cuatro días. Posteriormente, los militares trasladaron a ambos detenidos en una camioneta en dirección a la localidad de Curarrehue, y desde entonces permanecen desaparecidos.

70.- Mariano Loncopán Caniuqueo, 42 años, campesino, militante comunista detenido en octubre de 1973 por carabineros de Curarrehue , permanece hasta hoy como detenido desaparecido.

LIQUI’E/PANGUIPULLI

71.- José Bórquez Levicán, 42 años, obrero forestal, el 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, es detenido por personal del ejercito en el fundo Trafun, en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli. José era Jefe de Faenas del fundo Trafún, miembro del Movimiento Campesino Revolucionario (MCR).   Los militares se movilizaban en un vehículo particular, una camioneta del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), un vehículo policial y en la ambulancia del Retén de Liquiñe; contaron también con el apoyo de un helicóptero.

Testimonios múltiples y concordantes dan cuenta de haber oído disparos en el Puente Villarrica sobre el río Toltén alrededor de las 02:00 horas del día 11 de Octubre, y haber visto rastros de sangre en él al día siguiente, allí habría sido ejecutados varios trabajadores del complejo Panguipulli.

72.- Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, 28 años, obrero, militante del MIR, ejecutado tras los operativos del ejercito en contra de un destacamento de militantes del MIR que pretendían desarrollar un guerrilla en la zona de la cordillera valdiviana, el 20 de septiembre de 1981.

73.- Carlos Alberto Cayumán Cayumán, 31 años, obrero forestal, militante del MIR, detenido por una patrulla del ejército el 10 de octubre de 1973 en Liquiñe, permanece como desaparecido.

74.- Juana del Carmen Cofré Catril, 22 años, secretaria, militante socialista, muerta el 7 de octubre 1973 en ‘ancul Alto, comuna de Panguipulli, por herida de bala cráneo encefálica.  Permanecía escondida en dicho sector debido a la persecución de la cual era objeto.

75.- Luis Quinchavil Suarez, 42 años, profesor de mapudungun, ex dirigente Mapuche, militante del MIR, detenido el 19 de febrero de 1981, intentaron ingresar a Chile clandestinamente en la denominada «Operación Retorno», en la zona fronteriza de Paimún.

76.- Mauricio Curiñanco Reyes, 38 años, carpintero, militante del MIR, detenido el 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, por personal del ejército, permanece como detenido desaparecido.

77.- Alberto Segundo Reinante Raipán, 39 años, obrero forestal, militante del MIR, El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli. Ejecutados por personal del ejercito y hechos desaparecer su cadáver.

78.- Modesto Juan Reinante Raipán, 18 años, obrero forestal, militante del MIR. El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, un grupo de personas, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

79.- Ernesto Reinante Raipán, 29 años, obrero forestal, militante del MIR. El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

80.- Luis Alfredo Rivera Catricheo, 54 años, obrero forestal, militante del MIR. El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

81.- Miguel José Tracanao Pincheira, 25 años, obrero forestal. El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

82.- Alejandro Antonio Tracanao Pincheira, 22 obrero, obrero forestal, militante del MIR, El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

83.- Eliseo Maximiliano Tracanao Pincheira, 16 años, obrero forestal, El 10 de octubre de 1973, entre las 21:00 y las 23:00 horas, fueron detenidas en el sector de Liquiñe, dentro del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, posteriormente ejecutadas y desaparecidos sus cadáveres.

VALDIVIA

84.- José Victor Inostroza Ñanco, 19 años, electricista detenido por carabineros el 21 de octubre de 1973 en la Feria Libre de Valdivia y ejecutado el 25 de octubre de 1973.

85.- Francisco Javier Lincopán Calfulaf 41 años, militante comunista y dirigente de la Central Unica de Trabajadores de Valdivia, fue detenido por militares poco después del 11 de septiembre, en su domicilio de la población Teniente Merino de Valdivia, donde se encontraba convaleciente de una enfermedad al hígado. Permaneció varios días incomunicado en un lugar desconocido, siendo trasladado posteriormente al Penal de la ciudad.

Testigos afirmaron que, desde ese lugar, continuamente fue llevado a interrogatorios y sometido a golpes y torturas. No se le prestó atención médica ni se le suministraron los medicamentos prescritos. Al empeorar su estado de salud, los otros detenidos debieron presionar para que lo llevaran de urgencia al Hospital Kennedy, donde falleció.

86.- José Matías Ñanco, 60 años pescador, asesinado el 31 de octubre de 1973 en el sector de Maiquillahue, San José de la Mariquina.   En la localidad señalada efectivos militares realizaron un operativo y detuvieron a alrededor de trece personas, formándolas en fila.  José ‘anco se negó a obedecer dirigiéndose en términos duros a los militares, entonces le dispararon y le dieron muerte.

ENTRE LAGOS

87.- Luis Sergio Aros Huichacán, 23 años, militante socialista, ejecutado el 18 de septiembre de 1973 en el puente colgante sobre el rio Pilmaiquén, junto a tres personas, que hasta esa fecha permanecían detenidas en la Unidad de Carabineros de Entre Lagos. Permanece como detenido desaparecido

88.- José Ligorio Neicul Paisil, 45 años, Obrero, militante socialista, ejecutado el 18 de septiembre de 1973 en el puente colgante sobre el rio Pilmaiquén, junto a tres personas, que hasta esa fecha permanecían detenidas en la Unidad de Carabineros de Entre Lagos. Permanece como detenido desaparecido

89.- José Huenumán Huenumán 30 años, regidor militante socialista, ejecutado el 18 de septiembre de 1973 en el puente colgante sobre el rio Pilmaiquén, junto a tres personas, que hasta esa fecha permanecían detenidas en la Unidad de Carabineros de Entre Lagos. Permanece como detenido desaparecido

LAGO RANCO

90.- Cardenio Ancacura Manquian, casado 4 hijos, obrero lanchero, militante socialista, ejecutado el 16 de octubre de 1973, a bordo del vapor Laja, por personal de la Gobernación Marítima de Valdivia, dependiente de la Armada de Chile, y su cuerpo arrojado a las aguas del lago Ranco, permanece como detenido desaparecido.

91.- Teófilo González Calfulef, 24 años, camionero, militante socialista, ejecutado el 16 de octubre de 1973, a bordo del vapor Laja, por personal de la Gobernación Marítima de Valdivia, dependiente de la Armada de Chile, y su cuerpo arrojado a las aguas del lago Ranco, permanece como detenido desaparecido.

92.- Roberto Eder Huaqui Barría, 17 años, estudiante secundario de Ranco, habia salido junto a otros compañeros rumbo a Argentina tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, Cuando iban cruzando el río Nilahue, el día 20 de septiembre les dispararon desde una avioneta tripulada por civiles, dándole muerte al joven que cayó al río y fue impulsado aguas abajo por la corriente, sin que pudiese ser recuperado. Permaneciendo como desaparecido.

93.- Reinaldo Huentequeo Almonacid, 28 años, campesino, detenido el 6 de octubre de 1973 fue detenido por carabineros del Retén Carimallín, de la localidad de Mantilhue, Río Bueno por carabineros. Fue trasladado a la Comisaría de Río Bueno. Desde allí es sacado junto a otros detenidos y llevado al puente colgante sobre el río Pilmaiquén, donde se les fusiló.

OSORNO

94.- Ester Bustamante Llancamil, 28 años, secretaria, dirigente sindical y militante socialista, tras los acontecimientos del 11 de septiembre se refugió en Bahía Mansa, en San Juan de la Costa, en la choza de un pescador. El día 5 de octubre de 1973 irrumpieron en esa choza Carabineros de la Tercera Comisaría de Rahue y del Retén de Bahía Mansa y les dieron muerte de inmediato.

95.- Mario Fernández Acum, 19 años, relojero, militante comunista. El 28 de septiembre de 1973 fue detenido por una patrulla de Carabineros de la dotación de la Comisaría de Rahue, luego de allanar la vivienda de José, se dirigieron a la casa de un amigo donde se hallaba el afectado. Allí es detenido y llevado por los carabineros con rumbo desconocido. Tras lo anterior, se perdió todo rastro de Fernandez.

96.- Rodolfo Iván Leveque Carrasco, 22 años, obrero pintor, militante comunista, detenido junto a su hermano Raúl el 15 de septiembre 1973, por Carabineros de Osorno. Ese mismo día según testigos fueron trasladados desde la comisaria con rumbo desconocido, nunca más se supo de ellos.

97.- Raúl Bladimir Leveque Carrasco, 23 años, invalido, detenido junto a su hermano Rodolfo Raúl el 15 de septiembre 1973, por Carabineros de Osorno.  Ese mismo día según testigos fueron trasladados desde la comisaria con rumbo desconocido, nunca más se supo de ellos.

98.- Juan Francisco Neicul Maripán, 39 años, obrero, se dirigía a su domicilio el día 17 de septiembre de 1973, en horas del toque de queda cuando fue interceptado por una patrulla militar, siendo golpeado y obligado a correr hasta que cayó exhausto. Al ser obligado a ponerse de pie y no poder hacerlo, recibió un disparo en el abdomen, falleciendo en el Hospital Base de Osorno.

99.- Teobaldo Paillacheo Catalán, 57 años, campesino. El 3 de octubre de 1973, alrededor de las 07:00 horas, Carabineros de Pilmaiquén, en una camioneta de la Empresa Nacional de Electricidad (Endesa), llegó al domicilio de los hermanos Alfredo Segundo y Eduardo Pacheco Molina en Mantilhue, deteniendo a ambos, junto a su hermanastro Juan Mancilla Delgado; en presencia de la familia. Teobaldo Paillacheo Catalán, por su parte, fue arrestado ese mismo día, a las 10:00 hrs., en el Asentamiento Chiscaihue, también ante testigos, y junto a otro campesino. Todos fueron conducidos a la Unidad de Carabineros de Pilmaiquen y trasladados a Entre Lagos, para más tarde regresar a Pilmaiquén.

Alrededor de las 21:30 horas son sacados del retén y no se vuelve a saber de ellos. Por los antecedentes recogidos, aparece como lo más probable que hayan sido ejecutados a orillas del río Pilmaiquén

100.- José Rosario Panguinamún Ailef, 31 años, obrero, dirigente vecinal, ex candidato a Regidor, militante socialista.  El 9 de octubre de 1973 fue detenido en en el cruce Lynch, en la ciudad de Osorno, por un carabinero en retiro y en una camioneta de una empresa privada, fue trasladado a la Tercera Comisaría de Rahue. Un compañero de trabajo de José Panguinamún, presente en el acto de la detención, comunicó el hecho a sus familiares. Otros testigos vieron al José en la Comisaría señalada entre el 9 y 11 de octubre, en muy mal estado físico. Desde esa fecha se pierde todo rastro de la víctima.

101.- José Avelino Runca Runca 60 años, obrero agrícola, militante comunista. En la madrugada del 14 de diciembre de 1975 un grupo de Carabineros y civiles allanaron el domicilio, ubicado en Quilacahui, Osorno.  sacaron a la víctima de su casa y se lo llevaron después de haberle disparado dos tiros. Su cuerpo fue encontrado varios días después, tirado entre matorrales.

102.- José Mateo Vidal Panguilef, 26 años, carpintero, militante socialista. El día 16 de septiembre de 1973 por un Bando emitido por radio se llamó a José Mateo Vidal Panguilef y Raúl Santana Alarcon presentarse ante las nuevas autoridades. Al día siguiente, horas después de que fueran allanados sus domicilios, decidieron presentarse y, en compañía de la esposa de Santana, se dirigieron al domicilio de un oficial de la Tercera Comisaría de Rahue, Osorno.  

Desde allí fueron trasladados a la Tercera Comisaría de Rahue, donde fueron vistos por testigos entre el 17 y 19 de septiembre de 1973. El día 19 fueron sacados de dicha unidad policial y conducidos al puente sobre el Río Pilmaiquén, lugar donde se les dio muerte mediante disparos que carabineros les hicieron, tras hacerlos correr. Los cuerpos de Santana y Vidal fueron encontrados en el mes de enero de 1974 en el Río Pilmaiquén.

PUERTO MONTT

103.- José Raúl Argel Marilicán, 32 años, El 18 de octubre de 1973, fue ejecutado en el camino entre Puerto Montt y Pelluco, junto a un grupo de personas, anteriormente detenidas en la Tenencia Antonio Varas, de Puerto Mont.

104.- Mario Enrique Dorner Caimapu, 24 obrero, la madrugada del 25 de julio de 1985, carabineros movilizados en un automóvil particular ingresaron violentamente al domicilio de Mario Dorner, ubicado en Quemchi. En el lugar se produjo un incidente entre sus familiares, que se resistieron al arresto, y los uniformados. Como consecuencia de estos hechos, un carabinero, que había tenido problemas personales con Mario Dorner, le disparó sin que mediara provocación alguna. Después, lo sacó al exterior del inmueble, donde recibió otro impacto. Posteriormente, fue trasladado al Hospital Regional de Puerto Montt, donde falleció.

105.- Francisco Segundo Leutún Miranda murió ese día a las 3:45 horas, del 20 de abril de 1988, en el Hospital de Puerto Montt. Según testigos presenciales, cerca de la medianoche del 1 de febrero de 1988, Francisco Leutún fue detenido junto con dos amigos en el interior de un restaurante, por efectivos de Carabineros, y trasladado al retén Nueva Braunau.

En este recinto, según declararon los otros dos detenidos, Francisco Leutún fue golpeado por sus aprehensores porque no dejaba dormir con sus gritos y reclamos. Al día siguiente fue puesto en libertad y llegó a su hogar alrededor de las 10:00 horas de la mañana, en muy malas condiciones físicas y con evidentes huellas de maltrato. Según la familia, no recordaba lo sucedido y se quejaba de dolor de cabeza y de abdomen.

En la madrugada del 3 de febrero, fue trasladado de urgencia al Hospital San José de Puerto Varas, desde donde, por su extrema gravedad, lo enviaron al Hospital de Puerto Montt. A las 24 horas de hospitalizado cayó en coma, estado en el que permaneció hasta que falleció,

106.- Carlos Humberto Mansilla Coñuecar, 20 años, boxeador El 18 de octubre de 1973, fue ejecutado en el camino entre Puerto Montt y Pelluco, junto a un grupo de personas, anteriormente detenidas en la Tenencia Antonio Varas, de Puerto Montt.

107.- José Hernán Mañao Ampuero, 22 años, empleado. El 31 de enero de 1974 fueron ejecutados por personal de la Fuerza Aérea, junto a grupo de vecinos de la Población Lintz, de Puerto Montt, previamente detenidos por supuesta agresión a un funcionario de la FACH, a los cuales se le aplico ley de fuga.

108.- Jorge Melipillán Aros, 40 años, el 18 de octubre de 1973 fue ejecutado en el camino entre Puerto Montt y Pelluco, junto a un grupo de personas, anteriormente detenidas en la Tenencia Antonio Varas, de Puerto Montt.

109.- José Armaldo Ñancumán Maldonado, 20 años, obrero. El 18 de octubre de 1973, fue ejecutado en el camino entre Puerto Montt y Pelluco, junto a un grupo de personas, anteriormente detenidas en la Tenencia Antonio Varas, de Puerto Montt.

SANTIAGO

110.- Miguel Angel Antilaf Epulef, 22 años, recolector de diarios, quien fue herido a bala durante manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, el 6 de marzo de 1987, cuando se encontraba en la esquina de Lo Encalada con Carlos Dittborn (Santiago)

111.- Iván Marcelino Aqueveque Antileo, 21 años, carpintero, el 2 de julio de 1986 en Santiago se encontraba manifestándose en la vía pública cuando fue impactado por una bala que le atravesó el tórax, provocándole la muerte. Diversos testimonios coinciden en que el afectado se encontraba en la calle con otros jóvenes cuando apareció una patrulla militar. Los jóvenes huyeron y los militares dispararon sus armas de fuego.

112.- Lina del Carmen Barahona Collio, 27 años, falleció el 2 de octubre de 1973 en el Hospital Félix Bulnes, Región Metropolitana, producto de una peritonitis localizada y un shock séptico, producido por una herida a bala. El 12 de septiembre de 1973, la afectada había salido a buscar agua al patio de su casa en la comuna de Pudahuel, cuando un carabinero le disparó durante el toque de queda decretado ese día. Sus familiares solicitaron permiso a Carabineros para llevarla al hospital, sin embargo, éste fue denegado. Al día siguiente, fue internada en el Hospital Félix Bulnes, donde falleció luego de tres intervenciones quirúrgicas.

113.- Jorge Daniel Bórquez Huenante, 26 años, comerciante, muerto el 11 de septiembre de 1973, por herida de bala.

114.- Lorenzo Calfil Huichamán, 50 años, comerciante, militante comunista. Lorenzo desapareció ese día después de haber sido detenido, el 10 de octubre de 1973, por efectivos de Carabineros en su domicilio de la población Rebeca Matte, comuna de Ñuñoa, y desde ese momento no se ha vuelto a tener noticias de su paradero.

Por Jorge Molina Araneda

Sigue leyendo:


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados