Acusan a salmoneras Marine Harvest y Ventisqueros de negar datos sobre uso de antibióticos

154

Las empresas Marine Harvest, actualmente Mowi, y Ventisqueros, se negaron a cumplir la sentencia del Consejo para la Transparencia que les ordenó entregar a la organización Oceana los datos sobre uso de antibióticos de 2015, 2016 y 2017. Según consigna SoyChile, ambas firmas interpusieron un reclamo de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones, aduciendo que la información solicitada compromete sus derechos comerciales y económicos.

«Frente a los mismos datos solicitados en años anteriores, la Corte Suprema y la Corte de Apelaciones establecieron que la información es de interés público porque compromete la salud de las personas y del medio ambiente, permitiéndonos acceder a ella», declaró Javiera Calisto, directora de la Campaña de Contaminación Marina de Oceana Chile.

«Sin embargo, estas dos empresas persisten en ocultar la información, mientras que el resto de las salmoneras accedieron a dar los datos, lo que indica claramente que no existe un perjuicio comercial», añadió Calisto.

El reporte señala que en febrero de 2018, Oceana solicitó al Sernapesca vía ley de transparencia la cantidad y clases de antibióticos utilizada por empresa y por centro de cultivo, junto con la biomasa producida durante los años 2015, 2016 y 2017. Así, de un total de 24 compañías, 18 se negaron a entregar los datos, tras lo cual Oceana recurrió al Consejo para la Transparencia, entidad que determinó en agosto que la información era de carácter público.

Tras la resolución, la mayoría de las empresas acataron el dictamen, permitiendo que Oceana accediera a la información, a excepción de Marine Harvest y Ventisqueros.

Desde Oceana recordaron que actualmente existe un proyecto de ley en el Congreso que busca que la información respecto al uso de antibióticos de forma desagregada -por empresa y centro de cultivo- sea pública a través de Sernapesca: «Esta iniciativa se genera por la negativa de empresas como Ventisqueros y Marine Harvest, que continúan impidiendo que esta información sea de fácil acceso para todos», concluyó Javiera Calisto.