Consideran diputados

Aprobación de nuevo retiro es un duro golpe para el criticado sistema actual de pensiones

También abre la puerta a un debate nacional sobre un modelo de seguridad social que responda a lo que desean los chilenos.

La aprobación de una reforma constitucional para un segundo retiro de fondos de pensiones en la Cámara de Diputados, significa un duro golpe para el criticado sistema actual de pensiones en Chile, consideró el diputado demócrata cristiano, Gabriel Silber.

Señaló que, además, se abre la puerta a un debate nacional sobre un modelo de seguridad social que responda a lo que desean los chilenos, destacó una nota de Prensa Latina.

“Lo que se anunciaba como un revés para el gobierno de Sebastián Piñera, se tornó este martes en un sonado batacazo, al aprobar la Cámara de Diputados una reforma constitucional para un segundo retiro de fondos de pensiones”, destacó la nota.

Recordó que la iniciativa fue impulsada por la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles con el respaldo de toda la oposición, sumó además a gran cantidad de legisladores de derecha y salió adelante con 130 votos a favor y 18 en contra, superando ampliamente los dos tercios del quórum que requería para ser aprobada.

Informe del CNTV concluye que Senado y Cámara no pueden tener canales  abiertos
Durante la sesión, que duró cerca de ocho horas, abundaron las críticas a la posición del Gobierno, que siempre rechazó la iniciativa sin ofrecer una alternativa para atender las necesidades de millones de ciudadanos golpeados por la crisis sanitaria, económica y social. Foto: El Dínamo.


Tal votación le permitirá evitar una eventual revisión del Tribunal Constitucional, tal como había amenazado el Ejecutivo, pero además los parlamentarios acordaron que el beneficio sea general, al rechazar una propuesta respaldada por La Moneda para establecer un impuesto a quienes ganen más de 2,5 millones de pesos chilenos.

Durante la sesión, que duró cerca de ocho horas, abundaron las críticas a la posición del Gobierno, que siempre rechazó la iniciativa sin ofrecer una alternativa para atender las necesidades de millones de ciudadanos golpeados por la crisis sanitaria, económica y social.

Incluso se escucharon duros señalamientos desde la bancada oficialista, y la diputada de Renovación Nacional Aracely Leuquén, dijo aprobar la reforma sin condiciones ni pago de impuestos, porque esos fondos no son recursos del Estado, sino fruto del esfuerzo y del trabajo de las personas.

La bancada del Partido Comunista anunció en pleno su respaldo a la reforma y a su aprobación para todos y sin ningún tipo de restricción y la diputada de esa fuerza Camila Vallejo criticó la falta de respuestas del Gobierno para ayudar a la población a enfrentar la pandemia, y aseguró que de nuevo La Moneda “llega tarde o simplemente no llega”.

Por su parte, el diputado Iván Flores, de la democracia Cristiana, además de apoyar el segundo retiro del 10 por ciento de los fondos de pensiones, señaló que el próximo Gobierno tendrá que asumir seriamente una reforma del sistema de seguridad social, “porque de este ya no esperamos mucho”.

Varios legisladores admitieron que no es la mejor solución que para enfrentar la crisis la ciudadanía tenga que echar mano a sus ahorros, pero se convierte en la única alternativa inmediata ante la falta de medidas del Gobierno en entregar mayores apoyos.

El proyecto deberá continuar ahora su tramitación en el Senado, donde se espera comience a ser analizado este jueves o en cuanto llegue a esa instancia el informe correspondiente.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios