Arica: Rechazan proyecto del MOP que busca construir una ruta atravesando el humedal del Río Lluta

351

Polémica hay en la ciudad de Arica ante el trazado propuesto por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para la construcción de una segunda ruta que conectará dicha comuna con el aeropuerto de Chacalluta, la cual atraviesa el humedal del río Lluta.

Según consigna La Tercera, el camino, de 9,6 kilómetros, pasaría por una parte de este sitio, que fue declarado en 2009 como Santuario de la Naturaleza, por la rica presencia en el lugar de avifauna y flora típica en estado vulnerable.

La iniciativa, impulsada por el MOP, data de 2013, cuando la Dirección Regional de Vialidad inició el estudio de construcción y prefactibilidad de la prolongación de la ruta A-210, «Las Machas-Aeropuerto», que contempla la construcción de 10 kilómetros de ruta costera en el límite con Perú.

Pero, las instalaciones militares y la existencia de campos minados ubicados en ese tramo obligaron a cambiar el trazado inicial, proponiéndose entonces la alternativa de usar un camino interior paralelo a la costa, pasando justamente por parte del humedal.

Al respecto, el seremi de Obras Públicas de la región, Guillermo Beretta, defendió la validez de la propuesta, señalando que se busca dar “una nueva alternativa de conectividad a la comunidad”.

De acuerdo al reporte de La Tercera, la prefactibilidad del proyecto concluyó en 2016, por lo que el año pasado -durante el gobierno de Bachelet- el MOP decidió pasar a la segunda etapa, desarrollando el estudio de ingeniería sobre una de las tres alternativas propuestas por la consultora Citra, a cargo de esta nueva fase.

En este punto entra en juego el humedal del río Lluta, que si bien es un Santuario de la Naturaleza, ha sido siempre un sitio vulnerable a las acciones humanas.

Relacionado:  Cuándo y cómo cambiar el sistema previsional chileno

En octubre de 2006, por ejemplo, un vehículo militar dejó huellas en los totorales. Asimismo, tanto el municipio como la Armada y Carabineros han denunciado la existencia de fogatas, jaurías de perros salvajes, ingreso de vehículos particulares e instalación de campamentos familiares en el sector, entre otras vulneraciones.

Se trata de una zona donde habitan más de 130 especies de aves, siendo además una de las pocas áreas con vegetación nativa dentro de una región dominada por la aridez extrema.

Por ello, el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, declaró a La Tercera que “resulta un contrasentido que en Medio Ambiente se anuncie una política de protección de humedales, que incluye al de Lluta, y por otro se proyecte esta posible carretera”.

“La pregunta clave es por qué necesitamos otra carretera al aeropuerto que pase por el humedal, si ya tenemos una. A mi juicio no es necesario. Aun cuando hubiese razones económicas y de futuros proyectos inmobiliarios, un humedal no puede seguir siendo vulnerado, como ha ocurrido con el de Lluta”, añadió el jefe comunal ariqueño.

Espíndola recordó también que el proyecto vial choca con la definición prevista en el nuevo Plan Regulador para esa zona, el cual está en su última fase de aprobación, y que establece justamente un aumento en la superficie de protección.

En la misma línea, el consejero regional del Partido Humanista (PH) de Arica, Claudio Huerta, emplazó al Gobierno a corregir lo que denominó como «error ambiental»: «Nos oponemos a este proyecto, que puede ser considerado un error ambiental. El humedal es único en nuestra región. Si hay conciencia de esto, ¿por qué hacer una supercarretera que pase por encima?», concluyó Huerta.