Claudio Crespo, ex carabinero que cegó a Gustavo Gatica, disfruta de su libertad mientras instala empresas, defiende a violadores de DDHH y asiste a manifestaciones de ultraderecha

Claudio Crespo ha sido sindicado como uno de los agentes represivos más brutales durante las movilizaciones sociales. Sus acciones, han sido objeto de denuncias desde las movilizaciones estudiantiles de 2011, y en las que se sucedieron tras el estallido social de octubre de 2019.

El 12 de octubre de 2021, la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la medida cautelar de prisión preventiva que pesa sobre el carabinero Claudio Crespo Guzmán, imputado por el delito de apremios ilegítimos con lesiones graves gravísimas en contra del estudiante Gustavo Gatica.

De este modo, se confirmó el cambio de medida cautelar para el desvinculado teniente coronel de Carabineros, quien quedó bajo arraigo nacional y firma quincenal, lo que generó críticas y rechazo por parte de la ciudadanía.

De acuerdo con los antecedentes del caso revelados por el Ministerio Público, alrededor de las 18.10 horas del 8 de noviembre de 2019, el entonces uniformado se parapetó en un edificio ubicado en la vereda sur de la calle Carabineros de Chile, desde donde disparó la escopeta antidisturbios que portaba, apuntando al tercio superior del grupo de manifestantes que se encontraba en la intersección de dicha arteria con la Avenida Vicuña Mackenna.

Los disparos perpetrados por Crespo Guzmán hirieron a la víctima, el estudiante de sicología Gustavo Gatica Villarroel, provocándole el estallido del globo ocular izquierdo y lesiones traumáticas del globo ocular derecho, herida periferante en conjuntiva cantal derecha, además de fractura en pared anterior del seno esfenoidal a derecha de la línea media, fractura de la pared media e inferior de la órbita derecha, lesiones que, en su conjunto, tuvieron como consecuencia la pérdida total de la visión.

Cabe señalar que Crespo Guzmán ha sido sindicado como uno de los agentes represivos más brutales durante las movilizaciones sociales. Sus acciones, han sido objeto de denuncias desde las movilizaciones estudiantiles de 2011, y en las que se sucedieron tras el estallido social de octubre de 2019. Crespo es quién lideraba en la calle a los efectivos de Fuerzas Especiales (hoy COP), conocido por su nombre operativo como «G-3» portando siempre una escopeta lanza-lacrimógenas, las que disparaba directamente al cuerpo o cabeza de los manifestantes.

Dueño de empresa de seguridad

La polémica e indignación se hizo más fuerte luego de conocerse que mientras espera la condena por dejar ciego a Gustavo Gatica, Claudio Crespo se encuentra en libertad, armó una empresa de seguridad, aparece en público en actos fascistas y realiza activismo por violadores de derechos humanos de la dictadura cívico-militar, actividades que visibiliza y presume a través de su cuenta en Twitter @ClaudioCrespoG.

Así lo reveló un reportaje publicado este martes por La Voz de los que Sobran, el cual pantea que el ex carabinero ha retomado su vida de civil y se encuentra muy activo en redes sociales, desde donde criminaliza permanentemente al estallido social.

Según el artículo escrito por Daniel Labbé Yáñez, Crespo anunció el pasado 23 de diciembre de 2021 en su cuenta en Twitter que había creado una empresa de seguridad, y que se encontraba acreditado para ello por el OS10 de Carabineros.

En el mensaje solicitó ayuda para promocionar la empresas y captar clientes, recordando que la institución policial a la que pertenecía “me dio de baja”.

La empresa en cuestión se llama Fullclean Security, y se encuentra ubicada en el #2161 de la calle Román Díaz en la comuna de Ñuñoa, Región Metropolitana. Crespo la creó al alero de otra compañía, Fullclean Servicios Generales, en cuyo directorio participa su esposa, Giovanna Cuneo Guerrero.

En Full Clean (limpieza completa) el agresor de Gustavo Gatica ofrece servicios de seguridad privada en todo el país.

Activista de la ultraderecha

Al encontrarse fuera de prisión el ex Carabinero asiste con frecuencia a actos y manifestaciones convocadas por grupos ultraderechistas.

Según revela el reportaje, el pasado 29 de enero asistió a una concentración del movimiento YAAC (Yo Apoyo A Carabineros) que tuvo ligar exterior de la Escuela de Oficiales de Carabineros, ubicada en la Avenida Antonio Varas en Providencia.

Claudio Crespo en compañía de Francisco Muñoz. Imagen: La Voz de los que Sobran.

Allí dirigió algunas palabras al grupo de asistentes, acompañado de su amigo, ex líder de la Garra Blanca, Francisco Muñoz, conocido como “Pancho Malo”.

Este reconocido pinochetista estuvo seis meses en prisión el año 2000 por asesinar con un cuchillo a un joven durante una riña en la comuna de Vitacura, y hoy lidera un grupo nacionalista llamado Team Patriota.

En dicha concentración, Crespo vistió una polera con la consigna Capitalism makes / Socialism takes, Crespo y expresó por un altoparlante que “me tocó estar enfrentando la delincuencia a diario en Plaza Italia. Los carabineros evitamos que los vándalos se tomaran el poder desde La Moneda, porque estuvimos ahí enfrentando al lumpen”.

Defensa de violadores de DDHH

A través de su cuenta Twitter Claudio Crespo, ofrece sus impresiones sobre temas de interés nacional y expone su activismo en defensa de los violadores de Derechos Humanos durante la dictadura cívico-militar que hoy se encuentran privados de libertad por los crímenes cometidos.

Uno de los ejemplos citados por el reportaje, es el mensaje publicado el pasado 5 de febrero por el ex uniformado en el que calificó de “injusta” la pena de 12 años de cárcel impuesta a la teniente coronel (r) de Carabineros, Palmira Isabel Almura Guzmán, quien fue condenada en 2018 como autora del delito de secuestro calificado de la pareja de cineastas Carmen Bueno Cifuentes y Jorge Müller Silva, este último camarógrafo del documental La Batalla de Chile de Patricio Guzmán.

Tuit sobre Palmira Isabel Almura Guzmán. Imagen: La Voz de los que Sobran

Según el ex uniformado «no existen pruebas contundentes en su contra», y planteó que “no podemos olvidar a nuestros héroes”.

En otro polémico mensaje, Claudio Crespo publicado el 6 de febrero, se quejó porque no podía realizar una visita que tenía programada a Punta Peuco para encontrarse con un suboficial de Carabineros recluido en ese penal.

Imagen: La Voz de los que Sobran

En el texto, explicó que e reo lo había llamado para señalarle que había sido notificado de que habían sido suspendidas las visitas para todos los internos.

Ante esto, Crespo instó al ministro de Justicia, Hernán Larraín, a revisar lo ocurrido, agregando que “la visita es un derecho”.

«Cárcel para el carnicero»

La revelación sobre las andanzas de Claudio Crespo generó una ola de rechazo en indignación en redes sociales y su nombre se convirtió en tendencia durante esta jornada.

Varios usuarios y usuarias de Twitter exigen «cárcel para el carnicero» que dejó ciego a Gustavo Gatica.

Otros de los usuarios reportan que el ex uniformado y activista de la ultraderecha los bloqueó en Twitter y cuestionan el hecho de que se encuentre el libertad y activo en redes sociales, criminalizando el estallido social de 2010.

A juicio de varios ciudadanos y ciudadanas, Claudio Crespo es un delincuente protegido, que sigue siendo un peligro para la sociedad.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬