Comité de Ministros decide futuro del último pulmón verde de Puchuncaví: los acantilados de Quirilluca

En estado de alerta se encuentra la comunidad de la Zona de Sacrificio de Quintero y Puchuncaví, ya que este viernes el Comité de Ministros resolverá el proyecto inmobiliario Maratué que pretende construir 14 mil viviendas en el acantilado de Quilliruca, un lugar declarado como “sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad en Puchuncaví”.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Medio Ambiente / Portada

0 0


A las 8.30 de este viernes el Comité de Ministros está convocado para resolver, a través de una video conferencia, los recursos de reclamación presentados por la comunidad para tratar de impedir la construcción del proyecto inmobiliario Maratué en el sector de Quirilluca en Puchuncaví, Región de Valparaíso.

Se trata nada menos que de 14 mil viviendas distribuidas en edificios de veraneo y piscinas, en una comuna donde la mitad de sus habitantes actualmente no tienen agua potable, además de haber sido sometidos durante largo tiempo a condiciones ambientales inaceptables, tanto que la propia Corte Suprema reconoció, hace dos años, que se vulneran los derechos de las personas porque hasta la fecha se desconocen las condiciones del aire que respiran.

Alejandra Donoso, abogada de la Defensoría Ambiental, dijo en la víspera esperar que el Comité de Ministros «acoja las observaciones ciudadanas que no fueron debidamente consideradas durante la evaluación del gigantesco proyecto inmobiliario y dictamine una resolución de calificación ambiental que lo rechace en definitiva».

«Pretenden construir 14 mil viviendas de veraneo en los acantilados de Quirilluca, el último pulmoncito verde de esta maltratada zona, lo que es de una magnitud muy superior a la capacidad de carga que tiene ese territorio», agregó la abogada.

Por su parte, Katta Alonso, integrante de Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia, afirmó que «todos los habitantes de Puchuncaví esperamos que el Comité de Ministros vote en contra del devastador proyecto inmobiliario Maratué. Los acantilados de Quirilluca es lo único que nos queda sin contaminar. Es un lugar emblemático para nosotros».

La dirigenta pidió, en ese sentido, «un poco de justicia» para Puchuncaví: «Esperamos que no se construya este mal proyecto. Necesitamos proteger nuestra biodiversidad, los piqueros que anidan en los maravillosos acantilados el humedal, los bellotos del norte y, por supuesto, nuestra hermosa playa. ¡Un poco de justicia para Puchuncaví!», concluyó Alonso.


Comparte ✌️

Comenta 💬