¿Derechos Humanos?

Comunidad mapuche pide explicaciones al Gobierno y la Armada por agresivo operativo militar: Uniformados lanzaron gases verdes a un furgón escolar

Helicópteros volando a baja altura sobre sus casas, caminos bloqueados por tanquetas y una escuela rural ocupada sin permiso, son algunos de los atropellos denunciados por la comunidad María Colipi Viuda de Maril en Tirúa. Comuneros pidieron a la Defensoría de la Niñez y al Instituto de Derechos Humanos que visiten la zona "a la brevedad".

La comunidad María Colipi Viuda de Maril, correspondiente al sector de Curapaillaco, en Tirúa (Región del Biobío), denunció la realización de masivos ejercicios militares dentro de su comunidad, lo cual, señalaron, les afectó seriamente pues los uniformados cortaron el camino principal de acceso, dejándolos aislados en sus casas.

«Los días domingo 23 y lunes 24 de julio recién pasados vimos realizarse masivos ejercicios militares dentro de nuestra comunidad, con decenas de vehículos de guerra recorriendo nuestros caminos interiores, un helicóptero militar sobrevolando a baja altura sobre nuestras casas, y un avión sobrevolando a más altura», señala la denuncia enviada por las y los habitantes de esta zona.

Seguidamente, detallaron que el operativo militar del día lunes 24 se realizó «durante la mañana, afectándonos seriamente. En este operativo, los militares cortaron el camino principal de nuestra comunidad en diversos puntos impidiendo el tránsito, por lo que los miembros de la comunidad debimos permanecer en nuestras casas, con temor de no saber qué estaba ocurriendo. Por ser día lunes, varias personas de nuestra comunidad perdieron sus horas médicas».

Asimismo, denunciaron que «el furgón escolar que trasladaba a nuestros hijos a la Escuela Los Lingues tuvo la mala suerte de toparse con este operativo, a pocos metros de la escuela, pues los militares lanzaron gases de un color verde, aterrorizando a los niños y funcionarios que se trasladaban en el furgón. Los militares, a través de señales, le indicaron a los choferes de los furgones que debían devolverse».

«Por tal motivo, y encontrándose cortados por los militares todos los caminos de acceso a la escuela, tuvo que suspenderse las clases y devolverse los niños y profesores a sus casas», añade la denuncia.

Pero esto no fue todo: A escasos metros de esta escuela, en un sector plano, el helicóptero descendió hasta el suelo, «como parte de lo que creemos fue un ejercicio militar», indicaron.

«El helicóptero estuvo aproximadamente 2 horas sobrevolando los techos de nuestras casas, los cuales parecía que se volarían por el estruendo, provocando gran terror en nuestras familias: niños, adultos mayores con enfermedades cardíacas, etc. Mientras esto ocurría, en diversos puntos de la comunidad había contingentes militares apostados, impidiendo cualquier tipo de tránsito por todo ese tiempo», agregaron desde la comunidad.

Escuela usada sin permiso

También como parte de este agresivo operativo militar, la comunidad María Colipi Viuda de Maril contó que el día domingo, la otra escuela de la comunidad, «Nueva Las Huellas», fue usada sin permiso por los militares, quienes ingresaron a la cancha de fútbol e hicieron volar un dron.

«Como comunidad mapuche estamos en conocimiento de que el Estado de Chile es firmante de la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU, la cual establece lo siguiente:

‘No se desarrollarán actividades militares en las tierras o territorios de los pueblos indígenas, a menos que lo justifique una razón de interés público pertinente, o que se haya acordado libremente con los pueblos indígenas interesados, o que estos lo hayan solicitado’.

Al respecto queremos señalar que tales ejercicios militares no han sido acordados con nosotros, ni nosotros los hemos solicitado. Todo lo contrario, constituyen un acto de amedrentamiento injustificado hacia nuestra comunidad, sin haber motivo alguno pertinente que lo justifique», criticaron las y los habitantes del territorio.

En ese sentido, informaron que desde la Armada de Chile respondieron, a través de Daniel Muñoz Miranda, jefe de Defensa Nacional para las provincias de Arauco y Biobío, que los ejercicios se realizaron debido a que durante el fin de semana, entre las localidades de Quidico y Lleulleu, se percibieron disparos injustificados y cortes de ruta, por lo que se desplegó un operativo para resguardar la seguridad de la comunidad.

Al respecto, los comuneros afectados declararon que las localidades de Quidico y Lleulleu «no están dentro del territorio de nuestra comunidad», y que además, no tienen «ninguna reivindicación territorial sobre esas localidades, ni sobre la ruta que las une. Quidico se encuentra aproximadamente a 10 kilómetros, y Lleulleu aproximadamente a 30 kilómetros».

«No entendemos la relación entre esos supuestos disparos y cortes de ruta en sectores ajenos a nosotros, que la Armada dice haber percibido durante el fin de semana, y los ejercicios militares realizados en nuestra comunidad los días domingo y lunes», plantearon.

Por todo lo anterior, la comunidad mapuche María Colipi Viuda de Maril solicitó «a la Defensoría de la Niñez y al Instituto de Derechos Humanos, que a la brevedad visiten nuestra comunidad, con el objetivo de que recaben antecedentes, y puedan interponer un recurso de amparo para nuestra comunidad, nuestras escuelas y nuestros niños afectados, de forma que la Armada y el Gobierno tengan que explicar por qué realizan ejercicios militares en territorio indígena, prohibidos por la Declaración de la ONU, o que expliquen por qué motivo pertinente realizaron estos ejercicios militares que nos afectaron».

«Como comunidad que históricamente ha reivindicado y luchado por recuperar nuestro territorio ancestral, queremos apelar también a la Ministra de Defensa Maya Fernández a que nos explique esta situación. Nos parece inaceptable que mientras el gobierno se prepara a conmemorar 50 años del Golpe de Estado, una ministra de Defensa, nieta de Salvador Allende, ordene ejercicios militares de amedrentamiento a una comunidad que solamente sigue luchando por lo mismo que luchamos durante la Reforma Agraria del Presidente Allende, habiendo la dictadura de Pinochet entregado nuestro territorio, que recuperamos durante la Reforma Agraria, a la Empresa Forestal Mininco», concluye la declaración.

Seguiremos informando.

Continúa leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬