Con vehículos lanzaaguas, potentes escopetas y escudos más grandes, Carabineros se prepara para el aniversario del 18-O

Carabineros tendrá nuevos elementos de seguridad como escudos que miden 1,8 metros y renovará las escopetas antidisturbio, que tendrán proyectiles más grandes y con más capacidad de control.
Publicado en

Chile / Policial / Portada

0 0


A tan sólo un mes de que se cumpla un año del 18 de octubre de 2019, Carabineros se prepara para el primer aniversario de la manifestación más grande registrada en las últimas décadas en Chile, y que dio origen al estallido social.

La policía uniformada trabaja desde hace unas semanas junto con el Gobierno en un plan de contingencia ante un eventual nuevo estallido social.

Según dio a conocer La Tercera, Carabineros tendrá nuevos elementos de seguridad como escudos que miden 1,8 metros y renovará las escopetas antidisturbio, que tendrán ahora proyectiles más grandes y con más capacidad de control.

En declaraciones al citado medio, el jefe de Orden y Seguridad Nacional, Ricardo Yáñez, señaló que «con apoyo del Gobierno y del Ministerio del Interior hemos podido incorporar y renovar medios logísticos”

Yáñez detalló  que trabajan en “la renovación de vehículos lanzaaguas, tácticos y de transporte de personal, como asimismo la incorporación de nuevas cámaras corporales y elementos de protección para prevenir lesiones de los carabineros, tales como protector mandibular, balaclavas ignífugas, escudos de protección vertical y guantes antitrauma, entre otros”.

Sobre las escopetas antidisturbio aseguró que habrá un nuevo tipo de uso. Esto porque ahora la instrucción sería usarla sólo con un fin defensivo y no para controlar el orden público. Es decir, los más de 1.200 funcionarios de Control y Orden Público (COP), no deberán disparar a menos que sean objeto de un ataque violento. Y siempre apuntando bajo la cintura.

Estas nuevas escopetas, tienen además proyectiles más grandes y con más capacidad de control. Específicamente, disparan tres pelotas de goma, y no 12 como las antiguas.

También hizo mención a que el Gobierno planea adquirir más cámaras corporales para los uniformados, para grabar el desarrollo de posibles incidentes que se generen.

Pese a las continuas denuncias de agresiones y violaciones de derechos humanos perpetradas por funcionarios de  Carabineros, Yáñez declaró al rotativo que “seguimos trabajando en la formación continua de personal; por ejemplo, con capacitaciones y reentrenamientos en el ámbito de los Derechos Humanos

«Hemos avanzando en los procesos internos de esclarecimiento de eventuales faltas a nuestra normativa institucional y hemos dado claras muestras de nuestra voluntad y compromiso de seguir colaborando en todo lo que esté a nuestro alcance con el Ministerio Público», acotó.

Esto, a pesar de las duras críticas que Carabineros ha recibido de parte del INDH, cuyo  director, Sergio Micco, ha cuestionado en repetidas oportunidades los escasos avances en materia investigativa en el seno de la entidad policial.

Sigue leyendo: