Conoce los rostros mapuche de la cárcel de Angol

Según el werken hay una "determinación e intervención política" para buscar responsabilidad penal para terminar de condenar a los presos mapuche

Carcel_Angol

Un Trabajo periodístico publicado por Interferencia, titulado Huelga de hambre de presos mapuche: ¿Quiénes son los ocho de la cárcel de Angol? nos muestra la cara de quienes hoy ya tienen 5 días en huelga seca y 115 en huelga de hambre, solicitando al Gobierno la aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, ratificado por Chile en septiembre del año 2008.

A esta petición se sumaron once presos de la cárcel de Lebu —quienes suman 51 días de huelga de hambre y realizan huelga seca progresiva— y siete presos de la cárcel de Temuco —que suman 37 días en huelga de hambre—.

Según datos recogidos por el medio, estos ciudadanos durante su infancia «fueron víctimas de violencia por parte de la policía» y actualmente, «tres de ellos cumplen condenas por diversos delitos», mientras que «los otros cinco están, hace meses, en prisión preventiva«.

El werken (vocero) de los huelguistas de Angol, Rodrigo Curipan, explicó a Interferencia que el domingo 9 de agosto el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, les planteó un plazo de 12 días para llegar a un acuerdo, pero que “no cumplió su palabra”.

Curipan aseguró que les “habían pedido discreción en la conversación, para resolver el asunto y finalmente el ministro lo que ha hecho es evitar la situación, enviando al subsecretario de Justicia, u otros mecanismos como una carta. Se volvió poco serio, vergonzoso. El Gobierno decidió no dialogar en igualdad de condiciones”.

El vocero también señaló que dentro de sus negociaciones plantearon «una mesa de trabajo de alto nivel político, la aplicación efectiva del Convenio 169 como base para la conversación y en la situación penitenciaria y penal”.

El trabajo de mediación y observación realizado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), la alta comisionada para los Pueblos Indígenas, y el Colegio Médico en el caso del machi —que estuvo 107 días en huelga de hambre— facilitaron que el “Gobierno no tuviese una conversación directa con los mapuche”, y subrayó que deberían «instar al Gobierno a que hable de forma directa con los mapuche”.

Los rostros mapuche de Angol

Sergio Levinao (30 años), Víctor Llanquileo (44 años), Fredy Marileo (29 años), Juan Queipul (25 años), Juan Calbucoy (28 años), Danilo Nahuelpi (19 años), Reinaldo Penchulef (42 años) y Anthu Llanca (20 años) son los ocho presos políticos mapuche de la cárcel de Angol que iniciaron el pasado 4 de mayo una huelga de hambre líquida. Cinco de ellos están en prisión preventiva y tres condenados.

Presos mapuche
Foto: Interferencia

El Gobierno ha venido señalando que los huelguistas no son prisioneros políticos, sino personas acusadas por delitos comunes a través de los tribunales de justicia, pero cada uno ha sido víctima de persecución política, en cada una de sus causas», denunció Curipan.

Para finalizar, denunció que «hay una determinación e intervención política para hacerse parte en buscar responsabilidad penal y poder condenarlos, porque además tienen que ver con un contexto de procesos de reivindicación territorial y político, incluso las conversaciones con los camioneros tienen que ver con determinación política”.

La lucha mapuche continúa en apoyo a sus presos políticos, y actualmente experimenta el riesgo de agravarse si el Estado no profundiza en sus análisis y propuestas sobre los derechos culturales, políticos y económicos del pueblo ancestral.

Con información de Interferencia.


Comparte 👍

Comenta 💬