Dignidad Ahora

Cuando la polución es una pesadilla: Pobladores de Cuncumén, Tranquilla y Batuco presentarán recurso contra Minera Los Pelambres

Presidente de la junta de vecinos de Cuncumén asegura que minera Los Pelambres no está deteniendo sus operaciones, pese a que así lo establece la alerta por altos niveles de polución.

La mayoría de los habitantes de Cuncumén, Tranquilla y Batuco ya no soportan vivir bajo la cotidiana contaminación que emite Minera Los Pelambres, empresa de la familia Luksic. Cuncumén es la localidad más afectada, porque es la que está más cercana al tranque de relaves y la faena productiva, tan solo 4 kilómetros.

Similar es la denuncia de los y las vecinas del Valle Alto del Choapa, comuna de Salamanca: Todas las mañanas amanecen con una nube de polvo. El viento costero contribuye a propagar el polvo que emana de la producción mineral, del acopio, el tranque y de la carga y traslado de camiones.

Si bien el polvo en suspensión lo viven desde que la minera inició sus operaciones en el año 2000, desde la comunidad afirman que la polución se ha intensificado en las últimas 30 semanas. Temen que los metales pesados generen un agravamiento de la salud de toda la población, especialmente de niños, niñas y tercera edad. También les preocupa la muerte del Valle Alto. En resumen, para ellos, la contaminación se está convirtiendo en una pesadilla.

Ricardo Cortés es el presidente de la junta de vecinos de Cuncumén. Asegura que minera Los Pelambres no está deteniendo sus operaciones, pese a que así lo establece la alerta por altos niveles de polución.

“Con la comunidad trabajamos una tabla de alerta que rige del 1 al 4, que se suponía que cuando estuviéramos en alerta 2 la minera debiera parar parte de sus operaciones. Creemos que eso a la fecha no se cumple. Todos los días hemos pasado a alerta 4, donde se supone que se paran las operaciones completas. Sin embargo, hemos amanecido con la nube de polvo todos los días hasta la semana 30 que llevamos ahora”, relata el dirigente.

El pasado 29 de agosto, la comunidad de Cuncumén cortó el camino para protestar por la contaminación, pero aún la empresa se niega a dialogar con los vecinos y las vecinas. “El conflicto que hoy tenemos acá en la comunidad con la minera es un tema de polución, es un tema de impacto ambiental que está creciendo cada día más y no ha habido ningún tipo de respuesta de la minera. Nosotros partimos en las conversaciones el lunes pasado y a la fecha no hemos tenido ningún acercamiento”, explica el presidente de la junta de vecinos de Cuncumén. “Hay poca voluntad de la minera, están con la soberbia”, subraya Cortés.

Por todo lo anterior, y para acordar un plan de acción conjunto, la junta de vecinos de Cuncumén realizó el pasado 3 de agosto una asamblea junto al diputado Daniel Núñez, la concejala de Salamanca Milena Báez y dos representantes de la nueva Gobernadora de Coquimbo, Krist Naranjo.

Durante la reunión, el diputado Núñez propuso ingresar ante la Justicia un recurso de protección para garantizar el derecho a la vida de los habitantes del Valle Alto de Salamanca. Así, se acordó ingresarla ante la Corte de Apelaciones de La Serena el próximo viernes 13 de agosto. También se sumará Batuco a la acción judicial, localidad con la que ya se reunió el diputado Núñez.

“Hemos decidido en conjunto con ellos presentar un recurso de protección contra Minera Los Pelambres por el derecho a la vida. Hoy la vida en el valle alto de Salamanca, en las localidades de Batuco, Cuncumén y Tranquilla está en riesgo, ya que la contaminación con polvo que proviene de la actividad minera puede producir serios riesgos y estamos exigiendo, por lo tanto, a través de este recurso de protección que minera Los Pelambres paralice sus funciones cuando la contaminación llega a niveles altos”, manifestó el diputado Núñez.

Entre los acuerdos también se contempló la instalación de una breve mesa de trabajo para redactar un proyecto de ley que aumente los requisitos socioambientales a faenas mineras que se ubican junto a localidades. Por otra parte, se le pedirá a la Seremi de Salud realizar un estudio sobre la polución que emite la minera.

Las autoridades presentes, asimismo, se comprometieron a comunicarse con el Ministerio del Interior, Delegado Presidencial de Coquimbo y Carabineros para que no se repitan casos de represión policial cuando las comunidades protestan. Hace 3 años un vecino fue herido a bala por un policía y abusó de los gases lacrimógenos.

Finalmente, en la asamblea, diversos vecinos denunciaron que actualmente la policía los hostiga mediante partes de tránsito y toma de fotografías. “Vienen a cuidarle el negocio a Luksic. Cuando nosotros, cuando la comunidad los llama para resolver un problema, nunca llegan”, dijo uno de ellos, quien detalló que desde las movilizaciones de la semana pasada, Carabineros mantiene 3 vehículos de punto fijo en el acceso y alrededores de la mina.

El diputado Núñez en la asamblea con los vecinos.


Comparte 👍

Comenta 💬