Diputados de Derecha fracasaron en su intento de eliminar zonas de amortiguación para áreas protegidas en nueva Ley SBAP

Continúa en la Cámara la revisión del proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, resolviéndose ya el objeto de la ley, sus principios y parte de las definiciones. Ahora, en la próxima sesión, debiera comenzar a discutirse lo relacionado con la nueva institucionalidad.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Congreso / Medio Ambiente / Portada

0 0


Una serie de nuevos artículos fueron aprobados durante la última sesión de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputadas y Diputados, en el contexto de la revisión del proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP). 

En específico, se avanzó hasta parte del artículo 5, de un total de 144 que conforman la ley, más otros que modifican diversos textos legislativos. Recordemos que esta iniciativa se encuentra en su segundo trámite constitucional luego de ser aprobada por el Senado en 2019.

El debate

Durante la cita del martes 7 de junio se continuó con el artículo 3, referido a las definiciones. Un ámbito fundamental, ya que al establecerse los conceptos puede posteriormente aludirse a ellos claramente en el texto. Lo que no se define no existe en la norma respectiva.

En este sentido, se logró dejar a firme en el numeral 23 la definición del “plan de manejo de áreas protegidas”, que ya no sólo englobará el objeto de protección sino que se amplió a “resguardar el patrimonio natural de las áreas protegidas”.   

También se aprobó la figura de “uso sustentable” del numeral 33, quedando como la “utilización de elementos de la biodiversidad de un modo y a un ritmo que no ocasione la disminución a largo plazo de la diversidad biológica, con lo cual se mantienen las posibilidades de esta, de satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las generaciones actuales y futuras”.

Especial discusión tuvo la definición de “zona de amortiguación” del numeral 34, que salió de la Comisión de Medioambiente como el “espacio ubicado en torno a un área protegida, donde el uso es parcialmente restringido, destinado a absorber potenciales  impactos negativos y fomentar efectos positivos de actividades para la conservación de tal área”. La Derecha, de la mano de los diputados Paula Labra (ind. RN), Benjamín Moreno (Republicano), Harry Jurgensen (ind. Republicano) y Jorge Rathgeb (RN), había presentado una indicación para eliminar este concepto. Finalmente, se aprobó la propuesta de Marcela Riquelme (ind. CS), Consuelo Veloso (RD), Emilia Nuyado (PS) y Félix Bugueño (FRVS) que dejó la figura como “espacio ubicado en torno a un área protegida en donde el uso podría ser parcialmente restringido en virtud de lo que establezcan los instrumentos de planificación territorial pertinentes, destinado a absorber potenciales impactos negativos, y fomentar efectos positivos de actividades para la conservación de tal área”.

Asimismo, los diputados Riquelme, Veloso, Nuyado y Bugueño lograron que se aprobara un nuevo concepto, el de “turismo ambientalmente responsable”, quedando como “aquel que se desarrolla en una modalidad de bajo impacto sobre el entorno natural y sociocultural, respetando los objetivos de la categoría del área protegida respectiva, su plan de manejo, el respectivo plan de uso público y las comunidades locales y comunidades indígenas que integran su territorio”.

Huemul en el Parque Nacional Torres del Paine.

Posteriormente, se procedió a discutir el Título II, que aborda todo lo relacionado con el Servicio que se creará y que el artículo 4 caracteriza. En este caso no hubo cambios a lo zanjado por la Comisión de Medio Ambiente.

A continuación se trataron las atribuciones del SBAP, establecidas en el artículo 5. Entre éstas, se discutió la que se refiere al rol de “pronunciarse sobre los impactos de los proyectos o actividades (*) sobre la biodiversidad, incluyendo las condiciones o medidas para mitigar, restaurar o compensar esos impactos, en el marco del sistema de evaluación de impacto ambiental”.   

Los diputados Labra, Jurgensen, Moreno y Rathgeb plantearon restringir esta función sólo a lo relativo a “los proyectos o actividades, a ejecutarse dentro de áreas protegidas”. Esto habría dejado fuera de sus atribuciones pronunciarse sobre los proyectos o actividades que se ejecuten fuera de estos territorios especiales, incluso aunque puedan afectarles. Por ello, la ministra de Medioambiente, Maisa Rojas, aclaró que tal indicación le quitaría fuerza y atribuciones al servicio, siendo en definitiva rechazada.

Además, en la sesión, el diputado René Alinco (ind. PPD) retiró varias propuestas que había presentado y que, en el fondo, restaban robustez al futuro SBAP.

Lo que viene

Ahora, durante la sesión de esta semana (martes 14 de junio) se debiera continuar con las funciones y atribuciones del SBAP establecidas en el artículo 5, luego de lo cual se pasará al artículo 6 relacionado con su organización. En este tema se prevé un amplio debate por ser uno de los focos de los sindicatos de la Corporación Nacional Forestal, que se han manifestado críticos del proyecto. No así el Sindicato de Guardaparques y Áreas Silvestres Protegidas de Conaf, que se ha mostrado a favor.

Al respecto, la bióloga y encargada de Biodiversidad de Chile Sustentable, María Isabel Manzur Nazal, expresó sobre lo que se viene que “esperamos que las indicaciones sean votadas con celeridad y se rechacen aquéllas que no aportan a  mejorar el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas”.

Parque Nacional Lauca. Foto: turismochile.com


Comparte ✌️

Comenta 💬