«En ningún minuto hubo atención de urgencia para mí y estuve casi tres horas desangrándome», denuncia lonko Alberto Curamil tras agresión del GOPE

El lonko denunció que más de tres horas después haber sufrido la agresión y quedar detenido, llegó al hospital de Lautaro "a eso de las 9 de la noche y recién me pudieron tratar para evitar el derrame que estaba sufriendo por los impactos de los perdigones que dispararon los del GOPE".

Durante la noche del jueves, el lonko Alberto Curamil, su hijo menor de edad y otro adolescente fueron baleados y asfixiados con gases lacrimógenos por Carabineros al interior de su vehículo tras participar en una protesta realizada  en la zona de Perquenco, Región de la Araucanía, por la quema de casa de Elena Paine, werken del lof Koyam Montre.

Al salir de la Comisaría donde estuvo detenido, el dirigente mapuche ofreció declaraciones en las que ofreció detalles de la agresión y en las que denunció no haber recibido atención médica inmediata luego de haber sufrido 7 impactos de perdigones en su cuerpo, debido a los disparos perpetrados por funcionarios del GOPE.

«En ningún minuto hubo atención de urgencia para mí y estuve casi tres horas desangrándome»,afirmó.

Durante la tarde de este jueves el líder mapuche junto a su hijo llegaron a manifestar su apoyo a Elena Paine, cuya casa había sido quemada días atás.

Sigue leyendo: Lonko Alberto Curamil fue herido y detenido por Carabineros durante protesta en Perquenco

En la protesta participaron no sólo Curamil y su hijo, sino que también toda la comunidad: niños, niñas, hombres y mujeres de todas las edades. En medio de la actividad que se llevaba a cabo con una manifestación en la Ruta 5 Sur, cuando los uniformados llegaron al lugar disparando.

«La manifestación era pacífica, era para denunciar los hechos que ocurrieron la noche anterior, el APRA había inciendiado viviendas de nuestro weikén, y nuestra hermana (Elena Paine,) que fue víctima de esa violencia vive con un niño de 8 años y en esa manifestación también estaban los niños», relató Curamil.

«Cuál pudo haber sido la violencia que pudimos haber ejercido con nuestros niños ahí, cuando ellos manifestaban que que a su madre le habían incendiado su casa», preguntó.

Asimismo, indicó que la agresión por parte del GOPE ocurrió cuando ya la actividad estaba por culminar y se encontraban a bordo de un vehículo para retirarse de la comunidad.

«Nosotros después de aquella manifestación nos estábamos retirando de la comunidad y aparece la camioneta del GOPE y sin medir provocación comienzan a disparar y dentro de eso hicieron impactos de lacrimógenas que ingresaron por los vidrios traseros del vehículo en movimiento», explicó.

El longko señaló que más de tres horas después haber sufrido la agresión y quedar detenido, llegó al hospital de Lautaro «a eso de las 9 de la noche y recién me pudieron tratar para evitar el derrame que estaba sufriendo por los impactos de los perdigones que dispararon los del GOPE».

Curamil confirmó que su hijo también fue agredido por los uniformados. «Mi hijo fue golpeado, le apuntaron con un fusil los funcionarios del GOPE», subrayó.

Más temprano, Manuela Royo, abogada del líder mapuche, anunció que presentarán una denuncia por apremios ilegítimos en contra del personal que detuvo a Curamil y su familia.

Compártelo

Comentarios