Escuela de Economía de París dice que Chile suma 120 años de desigualdad extrema: El 1% más rico posee casi la mitad de la riqueza

La mitad de la población con menos recursos acumula una riqueza aproximada al 0 % del total, mientras que el 1 % más rico posee casi la mitad de ella (49,6 %).

Un estudio difundido por la Escuela de Economía de París aseguró que Chile suma 120 años de desigualdad extrema y es uno de los países de América Latina con más diferencias socio económicas.

El informe, encabezado por el World Inequality Lab (Laboratorio de las Desigualdades Mundiales) -dependiente de la institución académica-, señaló que la mitad de la población con menos recursos acumula una riqueza aproximada al 0 % del total, mientras que el 1 % más rico posee casi la mitad de ella (49,6 %)

«El país es uno de los más desiguales en América Latina con niveles comparables a la desigualdad de Brasil», apuntó el documento, elaborado por varios economistas emblemáticos entre los que destacan Thomas Piketty y Gabriel Zucman.

El mismo estudio señaló que esta cifra sobre la riqueza, se debe a la cantidad de población endeudada.

En cuanto a los ingresos, señala el estudio, la mitad de la población más pobre acumula solo el 10%, mientras que el décimo más rico aglutina un 60%; y el 1% o más pudiente acumula el 26,5%.

Esta situación también se ve reflejada en el ingreso laboral de las mujeres, donde Chile se acerca a países como Argentina o Brasil.

En este caso, el ingreso de la mujer es solo el 38% del total, lo que implica un «significativo descenso» de desigualdad en los últimos 30 años.

Un 10% de la población gana casi 30 veces más de lo que gana el 50% de la población inferior.

«En promedio, cada adulto gana 14 millones de pesos aproximadamente (alrededor de 14.000 dólares) y mientras que el 50 % inferior ingresa sobre 2,8 millones de pesos (2.900 dólares), el 10 % superior gana casi 30 veces más, 82,9 millones (86.000 dólares aproximadamente)», cita el estudio.

Sobre Chile, el laboratorio señala que «el país es uno de los más desiguales en Latinoamérica», con el 50 % de quienes reciben menores ingresos obteniendo cerca de $ 2.866.579 en promedio, y el 10 % más adinerado ganando casi 30 veces más. Así también, ese 50 % concentra 10 % de los ingresos totales, mientras el 10 % más rico acumula casi 60 % de la fortuna total del país.

Por otro lado, en los últimos 25 años, estos niveles extremos de desigualdades han aumentado progresivamente, de acuerdo con el informe. Entre 1995 y el presente, la fortuna promedio del 50 % más pobre se ha mantenido en torno a 0. Al mismo tiempo, la riqueza del 10 y 1 % de mayores ingresos se ha más que duplicado.

En el estudio se remarca que, esta situación, generó que desde hace más de un año, los chilenos manifestaran en contra de un sistema «caracterizado por una élite económica que vive acorde a los estándares norteamericanos por un lado y una clase trabajadora muy precaria y una clase media cada vez más empobrecida en el otro».

El estallido social, que comenzó en 2019; tenía como fin reclamar justicia social, así como sustituir la Carta Magna, promulgada durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Con estos resultados, se reafirma el informe presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que califica a Chile como uno de los países más desiguales de la región, por lo que es necesario que el Estado reduzca estos niveles.

En el informe de la OCDE – publicado en febrero de este año – se señala que en Chile, uno de los países con mayor renta per cápita de América Latina, la pandemia «expuso vulnerabilidades de larga data de la economía chilena: una alta desigualdad y una alta proporción de pequeñas y medianas empresas con un rendimiento de productividad débil».


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬