Expedición científica recopiló información vital para la conservación del Seno Almirantazgo en Tierra del Fuego

Un equipo interdisciplinario de científicos, naturalistas e investigadores recorrió durante 10 días el Seno Almirantazgo, ubicado al sur de Tierra del Fuego, en búsqueda de información que aporte al conocimiento y monitoreo de especies clave para la conservación del área.

El Seno Almirantazgo es un cuerpo de agua de 80 km de extensión y una superficie de 1.160 km2. Está ubicado en la Patagonia Austral Chilena y fue establecido como la primera Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) de Tierra del Fuego.

Con la finalidad de aportar con más y nueva información sobre el lugar para la realización de una propuesta de programa de monitoreo de los objetos de conservación o especies y paisajes priorizados del área, WCS Chile organizó la expedición al AMCP-MU Seno Almirantazgo, con el apoyo de la Fundación David y Lucile Packard.

Así, el 7 de noviembre zarpó la embarcación Marypaz II desde Bahía Mansa, 56 km al norte de Punta Arenas. En la campaña participaron los investigadores del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile (UACh), Dr. Iván Gómez y Dayane Osman.

Uno de los objetos de conservación investigados durante la expedición, fueron los bosques de huiro (Macrocystis pyrifera) presentes en la zona. Durante los 10 días de trabajo se establecieron 11 estaciones de muestreo, con el objetivo de caracterizar fisiológicamente la mayor cantidad de poblaciones de esta alga gigante, y tres muestreos poblacionales que buscan describir su demografía (densidad, tallas y biomasa) al interior del AMCP-MU Seno Almirantazgo.

“Los bosques de huiro en esta zona son abundantes, se distribuyen de forma masiva. Aparentemente son los organismos dominantes en el sistema acuático. Macrocystis pyrifera es un alga muy adaptable, que puede vivir en muchos ambientes y puntualmente aquí pudimos verla crecer en lugares con mucho hielo glaciar, lo que antes se creía que no era posible. Se han adaptado muy bien”, explica el Dr. Gómez.

Los resultados del trabajo realizado, sumado a los análisis que se ejecutarán en el laboratorio de Fotobiología de Algas del Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas de la Facultad de Ciencias de la UACh, serán utilizados para generar indicadores de salud de estos ecosistemas tan característicos de la región de Magallanes y en particular del Seno Almirantazgo.

Foto: Cristóbal Arredondo

El Seno Almirantazgo, además de rebosar en naturaleza, posee un importante patrimonio histórico y cultural; aquí se ha encontrado evidencia de intercambio entre las culturas selk’nam, yagan y kawésqar.

Este profundo y angosto brazo de mar también fue un sitio concurrido por exploradores europeos, y movilizador de actividades económicas entre los siglos XIX y XX. En la década de 1920 se transformó en un polo económico basado en la explotación de los bosques. Aún quedan vestigios de esta actividad, como el muelle de Caleta María, una caldera que fue trasladada hacia allí desde el valle La Paciencia, así como también de bosque nativo, que tímidamente recupera su presencia luego de una intensa explotación.

Foto Portada: Ricardo Matus


Comparte ✌️

Comenta 💬