Héctor Llaitul: Atentado a equipo de TVN habría sido digitado por la inteligencia policial que utilizó a grupos mapuches cercanos a las forestales

"Aquí se trata de la mano de la inteligencia policial, porque a mi me tenían intervenido el teléfono, está georreferenciado, y la policía sabía de este encuentro con el periodista. Esto fue filtrado en los grupos que operaron en contra de los periodistas. Entonces, ahí hay un vínculo, es decir, aquí no hubo un grupo mapuche ligado a la forestal que operó, sino que está vinculado a la inteligencia policial y la ultraderecha que trata de paramilitarizar la zona de conflicto", dijo el líder de la CAM.
Publicado en

Chile / Mapuche / Portada

0 0


El pasado sábado, el periodista Iván Núñez y el camarógrafo Esteban Sánchez, del equipo de prensa de TVN, se encontraban realizando un reportaje en la zona entre Cañete y Tirúa, en Arauco, cuando fueron atacados por parte de un grupo de desconocidos que dispararon con armas de fuego hacia el vehículo en el que se transportaban, dejando a ambos con heridas de distinta gravedad, llevándose Sánchez la peor parte, tras perder la visión de uno de sus ojos.

Núñez presentó una querella por homicidio calificado, en la que relató paso a paso cómo ocurrió el atentado del sábado en Tirúa, justo después de sostener un encuentro con el comunero mapuche y líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, para coordinar una entrevista que tendría lugar el domingo, y posteriormente dejarlo en su hogar.

Te interesa leer :«Deseo que reciba toda la ayuda que no me dio cuando me atacó, rajándome arteramente la pierna, mientras me desangraba»: la acusación del periodista de CHV Alejandro Vega contra camarógrafo de TVN herido en Tirúa

«Los disparos duraron aproximadamente unos cinco minutos y nosotros seguíamos avanzando, por lo que debe haber sido un número de tiradores importante. De hecho, nunca nos detuvimos y siempre estuvimos bajo fuego. Esteban permanentemente me gritaba ‘sácame de acá'», contó el reportero de TVN.

Hasta el momento no hay detenidos por el atentado.  Sin embargo, desde la CAM han condenado el ataque y han sido enfáticos en que no tuvieron nada que ver con los hechos. Por el contrario, lo atribuyen a quienes hoy ellos definen como sus adversarios en la lucha territorial que llevan adelante en el llamado “Wallmapu”, en hechos que, para ellos, estarían directamente relacionados con el poder que ejercen las empresas forestales en la zona.

Te interesa leer: “No tenemos absolutamente nada que ver con ese hecho”: Héctor Llaitul repudia ataque de grupos armados contra equipo de TVN

«Núñez se encontró con un grupo contrario al movimiento autonomista»

En una entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, Llaitul confirmó la versión relatada por Iván Núñez en la querella que presentó TVN por los hechos -en donde el periodista aseguró que antes del ataque fue abordado por un grupo de personas que manifestaron su descontento con la entrevista que iba a realizar, entre ellos los dirigentes Santos Reinao y Gladis Huenumán-, asegurando que existen grupos y comunidades mapuche que han sido “compradas” por las empresas forestales para combatir, con diversos medios, las demandas del movimiento mapuche autonomista.

“(Iván Núñez) se encontró con un grupo de personas que son contrarios a la CAM, son contrarios al movimiento autonomista. De hecho, son contrarios a la causa mapuche en general, es gente que trabaja para las forestales. Lamentablemente son mapuche y están bajo los programas y planes de las forestales. Hace rato ya que existe esta realidad, de la intervención e intromisión directa de la Forestal Mininco, particularmente, en la zona, que ha cooptado y comprado dirigentes, y tiene gente trabajando para ellos. Tanto en sus predios y territorios usurpados, como también a nivel interno en las comunidades. Esta gente, más allá del rédito económico que les ha significado venderse a las forestales, también están obteniendo un rédito de tipo político. O sea, están ahí tratando de hacer un trabajo político en las comunidades”, indicó.

En su relato, Núñez  indicó que los integrantes del grupo que lo interceptó le manifestaron que “Héctor Llaitul no los representa, al ser consultado sobre este hecho el líder la CAM estuvo de acuerdo.

«Yo represento al movimiento autonomista, represento a la CAM, represento a la gente que lucha por la recuperación del territorio y la autonomía. Es decir, por las reivindicaciones que son absolutamente legítimas para la reconstrucción de nuestro pueblo-nación mapuche. En ningún caso yo tengo una representación de yanaconas, en ningún caso tengo representación de la gente mapuche que se ha vendido, inclusive, a las forestales», dijo.

«Esa gente dijo que yo no la representaba. Y la pregunta es: ¿Cómo yo voy a representar a los traidores, a los yanaconas, a los que son los enemigos del movimiento que lucha? No los puedo representar», subrayó.

A juicio de Llaitul, es necesario hacer un diagnóstico de todos los sectores mapuche que existen en el movimiento.

«Existe efectivamente este grupo, un grupo que se ha ultraderechizado inclusive, que trabaja con los organismos de inteligencia de la policía, que trabaja con el fascismo, que está ligado al APRA. Son grupos de la Mininco, que nosotros llamamos los ‘minincanos’ acá en la zona, que son yanaconas, trabajan con los grupos ligados al poder, en contra del movimiento mapuche. Nótese, en contra del movimiento mapuche autonomista que lucha por las reivindicaciones históricas. Es decir, en contra de nosotros”, planteó.

Mano de la inteligencia policial y las forestales

En la entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile el líder de la CAM destacó que su hipótesis del atentado contra el equipo de TVN no es tan simple como lo están retratando algunos medios,»de que fueron mapuches descontentos ligados a las forestales solamente».

«Aquí se trata de la mano de la inteligencia policial, porque a mi me tenían intervenido el teléfono, está georreferenciado, y la policía sabía de este encuentro con el periodista. Esto fue filtrado en los grupos que operaron en contra de los periodistas. Entonces, ahí hay un vínculo, es decir, aquí no hubo un grupo mapuche ligado a la forestal que operó, sino que está vinculado a la inteligencia policial y la ultraderecha que trata de paramilitarizar la zona de conflicto», dijo.

«Es decir, por un lado, está el movimiento autonomista, que va ligado a la resistencia y violencia política, pero por otro lado, para hacer la contraparte, está operando la derecha fascista y la inteligencia policial, donde está comprometido el actual gobierno de turno, para crear las condiciones para que se reproduzca el paramilitarismo incluso en personas mapuche. Esa es la realidad que se está viviendo en este momento”, planteó.

Silenciar a la CAM

Al ser consultado sobre cuál fue la intención de ese grupo al perpetrar el ataque Llaitul aeguró que «lo que buscan es que nosotros como CAM no tengamos la expresión».

«Podría hablarse de una suerte de disputa territorial en que ellos, los que están ligados a las forestales, quieren tener lo suyo, quieren hacer que sus planteamientos tengan sentido, subordinarse y ligarse al poder; y los nuestros, que dicen relación con la lucha por la autonomía territorial y la reconstrucción de nuestro pueblo, confrontando con las forestales principalmente. Entones, obviamente ya somos prácticamente enemigos, si este es un tema de que nosotros estamos luchando contra las forestales y el extractivismo en su máxima expresión; pero esto no solamente tiene la salvaguarda de un Estado capitalista que le pone toda la institucionalidad a su servicio, que impone la militarización y la criminalización de la causa mapuche para contener el avance sustantivo del movimiento mapuche autonomista. A su vez, requieren en este tiempo de crear las condiciones para que esté un bloque, compuesto por mapuche y no mapuche de la zona, para hacer frente a este movimiento», explicó.

Compártelo

Comentarios