Histórica disminución del déficit municipal en Valparaíso: Por primera vez en décadas hay superávit

"Hemos dejado atrás definitivamente el déficit generado por décadas por la política tradicional. Nuestra receta: Fin y tolerancia cero a la corrupción, aumento de ingresos propios, transparencia del gasto e inversión municipal en pos del interés común", declaró el alcalde Jorge Sharp, una vez conocida la noticia.

Por Absalón Opazo

09/03/2023

Publicado en

Chile / Municipios / Regiones

0 0


El nuevo Informe Trimestral del Estado de Avance del Ejercicio Programático Presupuestario de la Municipalidad de Valparaíso, correspondiente a diciembre del 2022, señaló que la deuda del municipio porteño alcanzó un mínimo histórico.

En específico, la última auditoría realizada por la Dirección de Control del municipio informó que hay un superávit de $2.057.321.000, algo que no ocurría hace décadas en la ciudad-puerto.

«Hemos dejado atrás definitivamente el déficit generado por décadas por la política tradicional. Nuestra receta: Fin y tolerancia cero a la corrupción, aumento de ingresos propios, transparencia del gasto e inversión municipal en pos del interés común», declaró el alcalde Jorge Sharp, una vez conocida la noticia.

El edil destacó además que el informe es generado por la Dirección de Control, instancia que legalmente es autónoma respecto al alcalde y cuyo director fue nombrado por la administración anterior.

Déficit era de 18 mil millones en 2017

Recordemos que, al momento de asumir la actual administración, el déficit informado por Contraloría en el primer trimestre del año 2017 alcanzaba los $18.627.401.251.

«Esta considerable reducción se logró por diversos factores que demuestran la relación del trabajo de la municipalidad y la participación de actores de diferentes territorios. Una de ellas es la reducción de horas extras al personal correspondiente a jefaturas y directivos, una práctica que se había estandarizado en la gestión anterior, cuando se pagaban horas extras a los directores de confianza del edil», detalló Sharp.

Otra acción clave fue el cese de los contratos de arriendo de camionetas municipales, recolectores de basura y bateas con la empresa Total Transport S.A., proveedora de servicios y mantención de vehículos motorizados. Durante la gestión actual se decidió poner fin a la relación contractual con dicha firma y comprar esos implementos, quedando operativos para su trabajo y convirtiéndose en activos municipales.

Asimismo, otro elemento importante fue el fin del contrato -de manera anticipada- con la empresa de grúas y aparcaderos Inmobiliaria e Inversiones Eagle Care Valparaíso Limitada, definido a través de un Decreto Alcaldicio del 21 de julio de 2017.

«El contrato fue suscrito con fecha 2 de enero de 2015, bajo la administración del ex alcalde Jorge Castro (UDI), y fue uno de los documentos cuestionados por Contraloría, debido a que la empresa debía realizar un pago mensual al municipio correspondiente al 30% de los ingresos brutos que recibiera el aparcadero, cláusula que nunca fue cumplida», indicó Jorge Sharp.

En la misma línea, la Alcaldía Ciudadana puso fin a la relación con la empresa de seguros Penta, por el sobre pago de seguros de bienes municipales, sumado al término del pago por el uso del depósito de basura, ítem que en la gestión anterior significaba al municipio un desembolso de cerca de mil millones anuales por el uso del basural.

Recursos serán distribuidos en los territorios

Desde la municipalidad aseguran que todas estas acciones reflejan una buena forma de administración y que los dineros podrán ser distribuidos a los territorios a través de los Fondos de Desarrollo Vecinal, Fondeve, Fondo de Desarrollo del Deporte, Fondeporte y a través de los Fondos de Iniciativa Culturales de Valparaíso, Ficval.

«En el municipio de Valparaíso es primera vez en décadas que esto ha sido posible. La receta que hemos aplicado como municipio para alcanzar eso tiene que ver, en primer lugar, con haber puesto fin a todos los contratos que la política tradicional dejó amarrados en Valparaíso. Segundo, una política de aumento de recursos. Tercero, una gestión eficiente del gasto. Cuatro, reducir gastos que eran lujos o privilegios como la famosa fiesta que el alcalde hacía todos los años en el Lord Cochrane, de la que todavía la gente se acuerda. Y quinto, el orden en el pago de todas las deudas que nos legaron las administraciones anteriores», agregó el alcalde porteño.

Pero, ¿qué significa en concreto para Valparaíso? Sharp responde: «Más recursos municipales para invertir en las necesidades de la ciudadanía. Fueron años de trabajo que hoy se ven reflejados en este informe que da cuenta de que las manos limpias se han mantenido durante toda nuestra gestión que he tenido al frente del municipio».

«Vamos a poder pavimentar calles, como la calle Cochrane, vamos a poder construir las sedes pendientes como la sede Pablo Neruda, la de la Junta de Vecinos 11 o la sede de Junta de Vecinos Augusto Guevara en Puertas Negras. Vamos a poder comprar maquinarias para mejorar el aseo de nuestras plazas, desarrollar una política de compra de inmuebles en el sector patrimonial y en El Almendral para efectos de reconvertir a comerciantes ambulantes. Invertir más en salud primaria para que tengamos una mejor atención en los consultorios y tener, por ejemplo, más médicos que permitan reducir las horas de espera», cerró el jefe comunal.

Sigue leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬