Histórico: Argentina clausura definitivamente la instalación de salmoneras en la Patagonia

Legislatura de Tierra del Fuego aprobó la ley que prohíbe la instalación de cualquier tipo de cultivo y producción de salmones en las aguas marinas y de lagos de dicha provincia, convirtiéndose de esta manera en el primer país en cerrar la puerta a la llegada de esta industria altamente contaminante.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Medio Ambiente / Portada

0 0


Este 30 de junio de 2021, la Legislatura de Tierra del Fuego en Argentina aprobó la ley que prohíbe la instalación de cualquier tipo de cultivo y producción de salmones en las aguas marinas y de lagos de dicha provincia, convirtiéndose de esta manera en el primer país en cerrar la puerta a la llegada de esta industria altamente contaminante. 

Recordemos que, a principios de 2019, se instalaron jaulas salmoneras en Puerto Williams, en el lado chileno del Canal de Beagle, lo que impulsó a crear un movimiento binacional en rechazo de la industria. En mayo de ese mismo año, y debido a la presión ciudadana y al trabajo de la comunidad indígena Yagan, se declararon ilegales las jaulas en Puerto Williams y se ordenó que fueran retiradas. 

Para la organización ambientalista Greenpeace que lleva años trabajando para detener el avance de las salmoneras en el sur de Chile, lo ocurrido en Tierra del Fuego sienta un precedente histórico para el resto del país y el mundo: «Este es un gran triunfo de la ciudadanía y las organizaciones civiles y ambientales que se opusieron a la salmonicultura en el Beagle desde que se dieron a conocer los planes. Esto indica que  con participación y organización sí se puede vencer incluso a industrias así de poderosas», dijo Estefanía González, vocera de la campaña de océanos de Greenpeace. 

En esa línea, desde la ONG llamaron a Chile «a tomar este ejemplo de Argentina y poner una moratoria definitiva a toda la expansión de las salmoneras en Chile, no permitir ninguna más, y avanzar hacia una Patagonia sin salmoneras que es lo que distintas organizaciones locales y nacionales han venido solicitando».

Una larga batalla

Fue en 2018, cuando Argentina firmó un acuerdo con Noruega para desarrollar la salmonicultura en el canal, cuando Greenpeace denunció los peligros que implicaría el avance esta actividad en el ecosistema  y los impactos que tendría para las industrias locales. 

«En 2019 se dio un primer paso cuando se logró sacar las jaulas salmoneras de Puerto Williams y mantener el ecosistema del canal de Beagle intacto. Sin embargo, a la fecha, Argentina avanzó legislando de manera clara, siendo el primer país en lograr sacar las salmoneras del Beagle. Ahora, desde el lado de Chile, las autoridades deben estar a la altura y no seguir permitiendo la expansión de la industria y las consecuencias desastrosas en los ecosistemas de las que todos hemos sido testigos», indicó Estefanía González, quien además pidió que las autoridades chilenas «dejen de torpedear las solicitudes de espacios costeros de Pueblos Originarios, que son una oportunidad real de protección». 

El hito ambiental argentino fue seguido de cerca por organizaciones en Chile, que estuvieron atentas a la votación. El resultado fue celebrado a ambos lados del Canal. Desde Puerto Williams, localidad que comparte aguas marinas con la vecina provincia de Tierra del Fuego, María Luisa Muñoz, presidenta de la comunidad indígena Yagan Bahía Mejillones declaró que «desde el otro lado del Onashaga, desde el Yagan Usi de Upushwea, nos sumamos a este triunfo histórico, una ley que prohíbe que se instale esta industria que destruye nuestro ecosistema y territorios de vida. Esperamos que esto sea un ejemplo para este país, donde aún contamos con autoridades que no han tomado conciencia de la importancia de resguardar y proteger».

«No podemos permitir que esta industria se siga expandiendo. Ha sido una pelea de varios años, y el trabajo de muchas personas, en el cual también nos sentimos parte por dar la lucha en el territorio Yagan sin salmoneras, una lucha que aún sigue por el Onashaga sin contaminación para nuestras futuras generaciones», agregó Muñoz.

Trayectoria de este logro ambiental

Marzo 2018: Gobierno Argentino firma convenio con Noruega para el cultivo de salmones en la Provincia de Tierra del Fuego. 

Enero – Marzo 2019: Se instalan jaulas salmoneras en el lado chileno del canal de Beagle. Surge fuerte oposición al proyecto y comienzan las gestiones de la comunidad Yagan para detener la llegada de salmones. Surge un movimiento binacional para decir no a las salmoneras, con organizaciones de ambos países. Reconocidas personalidades del mundo de la cocina, chefs se unen a decir no a las salmoneras.

Marzo -Mayo 2019:  Diversas protestas en Santiago, Punta Arenas, Puerto Williams,en contra de la instalación de salmoneras. Visita de los reyes de Noruega a Chile es recibida con manifestaciones en diversas partes del país, destacando el encuentro en Puerto Williams con la propia comunidad Yagan que les solicitó no instalar a la industria en su territorio. 

24 mayo 2019: TRIUNFO EN PUERTO WILLIAMS, se declaran ilegales las jaulas y se ordena su salida. Greenpeace reitera llamado a que Argentina las prohíba.

Fines de 2019 y principios 2020: Continúa trabajo local para tener una ley que prohíba la instalación de salmoneras en Tierra del Fuego.

Diciembre 2020: Legislatura de Tierra del Fuego comienza a debatir proyecto para prohibir salmoneras. Greenpeace participa y expone. En la sesión se abre la posibilidad a permitir cultivo en mar de baja escala, pero Greenpeace es categórico en señalar que una sala jaula sería desastrosa, haciendo un llamado a prohibir completamente las salmoneras por ley. Esta posición es compartida por múltiples movimientos y organizaciones de la Provincia, en especial del movimiento «No a las salmoneras en el Canal Beagle».


Comparte ✌️

Comenta 💬