Indignante: Guardias del Hospital San Juan de Dios insultan, golpean y escupen a mujer trans

Una joven trans de 26 años, H

Por Opazo

Publicado en

Chile / Diversidad sexual / Género / Portada

0 0


Una joven trans de 26 años, H.A.J.C, fue insultada, golpeada y escupida en razón de su identidad de género por guardias del Hospital San Juan Dios, por lo que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) solicitó a dicho recinto una investigación y sanciones inmediatas, así como capacitación en temáticas LGBTI.

Los hechos ocurrieron a las 9:00 A.M del lunes 31 de agosto, cuando la mujer estaba haciendo fila al interior del recinto para tomarse unos exámenes. Debido a que había mucha gente en el lugar, un funcionario le pidió que abandonara el lugar.

“Le consulté que si, mientras esperaba, podía hacer otros trámites en el Centro Diagnóstico Terapéutico, DDT (rayos), y en ese momento comenzó tratarme de “señor” y de “él”, exigiendo que me fuera. No respetó mi identidad de género, se acercaba cada vez más a mí. Me sentí hostigada, por lo que al empujarlo, sus lentes cayeron al suelo”, dijo la afectada.

“Unos guardias insistían con que me fuera. Me trababa de ‘hombre caballo’, ‘señor’ y ‘maricón’. Me seguían por las escaleras, pisando fuerte, simulando a un caballo. Al doblar, gritaban busquen al hombre, busquen al hombre”, señaló la afectada, quien recordó que “una funcionaria de pediatría solidarizó conmigo y me llevó a una oficina para hacer reclamo. Pero luego llegó el guardia, diciendo que yo había agredido, y por lo asustada opté por salir del recinto”.

En la entrada, y entre tres guardias, “me reducen, me tiran al suelo, me pegan combos patadas y escupitajos. Con mi celular traté de grabar algo de la agresión. Las personas presentes y que vieron esto me ayudaron mucho, solidarizaron conmigo. Luego salió la jefa de la oficina de reclamos. Ahí pude entrar y dejar el reclamo y recién me tomaron con seriedad. Tengo mucha pena”, dijo la afectada, quien puso una denuncia en la Tercera Comisaría de Santiago.

Tras los hechos, el vocero del Movilh, Óscar Rementería, precisó que “este es un abuso extremo, horroroso. Ningún conflicto, ningún desencuentro justifica insultos en razón de la identidad de género, ni menos golpizas o burlas. Estamos en presencia de un acto transfóbico, machista, cobarde, misógino, que vulnera la Ley Zamudio, la Ley de Identidad de Género y por cierto las circulares del Minsal que obligan a todo funcionario que trabaja en recintos de salud a respetar el sexo y nombre social de las personas trans”.

“Hemos solicitado hoy a la Dirección del Hospital San Juan de Dios que investigue a fondo estos hechos, sancione en breve a los responsables y capacite a todos y cada uno de sus trabajadores en derechos humanos de las personas LGBTI. Esperamos una respuesta en breve”, concluyó Rementería.


Comparte ✌️

Comenta 💬