A un año de la brutal golpiza

#Justicia para Mario Acuña: familia de la víctima de Carabineros convocó tuitazo nacional

Denuncian abandono estatal y lentitud en el proceso judicial en contra de los Carabineros que lo golpearon

Mario Acuña

Este viernes 23 de octubre, a través de redes sociales, familiares y cercanos a Mario Acuña denunciaron abandono estatal y lentitud en el proceso judicial en contra de los carabineros que lo golpearon hace un año (23 de octubre de 2019).

En este contexto, para visibilizar el caso convocaron un tuitazo nacional con la etiqueta #JusticiaParaMarioAcuña, programado para las 17.00 horas de este viernes. 

A raíz de la golpiza, Mario vive postrado en una cama clínica en su hogar. No puede hablar, tampoco mover su cuerpo y depende de los cuidados y asistencia diaria de sus familiares, especialmente de su tía Paola Martínez.

Información recogida por El Desconcierto indica que las autoridades ya tienen conocimiento de las identidades de los tres carabineros que protagonizaron la golpiza, pero los acusados han guardado silencio, por lo que no se cuenta con sus declaraciones.

Actualmente, la vida de Mario se sostiene gracias a las donaciones monetarias y de insumos médicos que le han sido proporcionadas a través de la cuenta de Twitter @MarioAcuaMartn1, administrada por Mariana San Martín, amiga de la familia, donde se difunden actividades y campañas solidarias para ayudar a la víctima.

El 1 de septiembre de este año, el Juzgado de Garantía de San Bernardo declaró admisible la querella (por diversos delitos, entre ellos, homicidio frustrado) contra el general director de Carabineros, Mario Rozas, los funcionarios de la Comisaría de Buin implicados, y todo quien resulte cómplice de la golpiza que un grupo de efectivos policiales propinó a Mario Acuña el 23 de octubre de 2019, lo que lo dejó con graves secuelas en su salud.

El 23 de octubre de 2019, según relata Clara Reyes, madrina de Mario, su sobrino se encontraba viendo cómo una fogata era alimentada por niños, jóvenes y adultos en la esquina de Bajos de Matte con Los Olmos. Al lugar llegó un automóvil de Carabineros con las balizas apagadas, acto seguido, “se bajan cinco y comienzan a disparar al tiro”.

De inmediato, todos los que se encontraban en el sitio corrieron a la casa de Reyes, que vive justo en la esquina. Fue entonces cuando se acordaron de él. Fue en ese momento cuando, según los vecinos, recordaron haberlo visto bañado de sangre en el suelo.

Mario como pudo se levantó, relatan sus vecinos, y llegó a casa de su tía, donde, mientras aún estaba consciente, le contó lo sucedido: “me patearon con los bototos entre tres pacos”.

Tras el estallido social del 18-O, cuando los chilenos y chilenas salieron a la calle para luchar en contra de las medidas neoliberales de Sebastián Piñera, el descarado actuar violento de Carabineros salió a la luz y hoy están en el ojo del huracán del mundo, tanto de la justicia nacional como de las organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos.

Una nueva versión del estudio ICREO revela una profunda y sostenida crisis de confianza en las instituciones chilenas, en este caso, Carabineros es una de las que más cae en el ranking. En 2016 era la tercera institución que inspiraba más confianza, este año se ubica en el puesto 159.

Fuentes: El Desconcierto/La Tercera/Diario Futrono.

Compártelo

Comentarios