La mitad de los trabajadores en Chile gana menos de $380 mil mensuales

127

Una nueva entrega de la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI), realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas, confirma una preocupante situación en el mercado laboral chileno: la mitad de las personas ocupadas percibió ingresos menores o iguales que $379.673 durante el año 2017.

Este registro se conoce como ingreso mediano mensual y, pese a la desalentadora cifra (el sueldo mínimo alcanza los $276 mil), anotó un incremento de 8,5%. Visto desde una perspectiva de género, el estudio indica que las mujeres obtuvieron un ingreso mediano mensual de $319.725 y los hombres, $402.355. Es decir, la brecha de género del ingreso mediano se ubicó en -20,5% en desmedro de las mujeres.

Incluso, las mujeres son mayoría (52%) entre aquellos trabajadores que ganan un monto igual o menor que el ingreso mediano de poco menos de $380 mil.

Por otro lado, un 45,4% de los ocupados que se ubicaron bajo el ingreso mediano correspondieron a trabajadores informales, 16,9 puntos porcentuales más que lo observado para el total de ocupados (28,5%).

Visto por edad, un 22,1% de los ocupados con ingresos bajo $379.673 tiene entre 45 y 54 años, mientras que 20,0% tiene entre 55 y 64 años.

Ingreso medio = $554 mil

Al hablar de promedios, la situación presenta un mejor semblante, puesto que en el 2017, el ingreso medio mensual estimado para la población ocupada alcanzó $554.493, lo que implicó una variación anual de 7,1%, la más alta registrada en los últimos cinco años.

De las 8.039.626 personas ocupadas estimadas por el INE, 55,8% correspondió a hombres, quienes percibieron un ingreso medio de $636.981. Las mujeres representaron al 44,2% del total de ocupados y obtuvieron un ingreso medio de $450.287. En este caso, la brecha de género en el alcanzó un 29,3% en perjuicio de las trabajadoras.

Un 70,9% de las personas ocupadas recibió ingresos menores o iguales que el ingreso medio nacional, mientras que un 12,2% recibió ingresos mensuales mayores a $1.000.000 y solo 1,5% percibió ingresos superiores a $3.000.000.

Además, el tramo de ingresos de $200.000 a $300.000 concentró la mayor proporción de ocupados (18,1%), seguido por los tramos de $300.000 a $400.000 (17,2%) y de $400.000 a $500.000 (12,2%).

Analizado por regiones, Magallanes ($779.977) presentó el ingreso medio más alto a nivel nacional, mientras que Maule ($417 mil), el menor. En tanto, 11 de las 15 regiones anotaron un ingreso medio que no superó el promedio nacional ($554.493).

Para su elaboración, la ESI capturó información de aproximadamente 45 mil personas en todo el país. El concepto de ingreso que emplea la medición es el de ingreso corriente, es decir, los ingresos nominales provenientes principalmente del mercado del trabajo, las rentas de la propiedad y las transferencias corrientes que perciben las personas y los hogares en el período de referencia de la encuesta.