Marco Teruggi presentó libro sobre movimiento comunal venezolano

Gracias a una coordinación entre algunos actores políticos del Frente Amplio -agrupados en ‘Convergencia’- y las Juventudes Comunistas, se organizó una gira por ciudades del centro y sur de Chile, de Marco Teruggi, analista político franco-argentino radicado desde 2012 en Venezuela, autor de varias crónicas que muestran las vivencias de los sectores populares organizados, columna vertebral del chavismo.

El viernes 7 de diciembre, a partir de las 19:05 horas, se desarrolló la última de las presentaciones que Teruggi realizó en Chile de su más reciente libro sobre la situación del país caribeño: «Mañana será historia. Diario urgente de Venezuela». Las exposiciones habían comenzado el lunes 3 en Santiago, y luego continuaron –diariamente- por Puerto Montt, Temuco y Concepción. (Ver nota previa)

El sitio escogido para la cita final fue la Alcaldía Ciudadana en la ciudad-puerto de Valparaíso. Con la asistencia de unas 50 personas, la actividad contó con la conducción de Cristián Cuevas, dirigente de Nueva Democracia y el comentario de Rodrigo Ruiz, director de Comunicación de la Corporación Municipal de Valparaíso.

CON LOS PIES EN EL BARRO

Ruiz, antropólogo, comentó que el texto de Teruggi posee una prosa directa, sencilla, que va al grano, pero que logra cautivar al lector. Agregó que el tema de Venezuela se ha convertido en la pregunta incisiva en las entrevistas a representantes de la Izquierda chilena.

Indicó que el libro nos habla del derecho a la crítica comprometida, “con los pies en el barro”, en que se sigue participando en un proceso como el bolivariano en la medida que se intenta llevar adelante un cambio revolucionario. Sostuvo que hay una actitud de aprendizaje ante los errores y que se está jugando una partida para la cual la humanidad no tiene recetas. Afirmó que cualesquiera que intente un proceso de emancipación se enfrentará a problemas parecidos, y que «no es fácil cuando estás enfrentado al mayor enemigo de la humanidad (EUA y su imperio)».

El directivo municipal dijo que el texto nos plantea el tema del conflicto ‘socialismo desde abajo’ versus ‘desde arriba’, lo cual es un problema sin respuestas sencillas; la construcción de un socialismo libertario, «que habita el Estado pero que no es estatista, que aspira a ir debilitando el Estado desde dentro, para entregar el poder a la sociedad». Expresó que no es fácil desestabilizar la propia posición institucional, y que existe una permanente tensión entre ‘abajo’ y ‘arriba’.

Planteó que hay una tentación de que el Estado se haga cargo más allá de la capacidad que tienen las comunidades para asumir funciones. Añadió que aparece una confrontación entre la institucionalidad y las comunas, que se expresa en la lucha contra la corrupción y el burocratismo y en la batalla contra la improductividad. Por último, aseveró que en la narración se palpa la existencia de la lucha de clases.

Finalmente, el antropólogo sentenció que este libro entrega enseñanzas para la izquierda chilena, y particularmente para el laboratorio que es Valparaíso en el presente con la conducción del Frente Amplio: «Es necesario que los procesos políticos tengan su centro de gravedad lo más enraizados o aterrizados posibles. Cuando la dirección se despega o desconecta de las bases, se producen vicios, el diálogo desaparece y no se obtienen respuestas. Esto también nos lleva a la discusión sobre dimensiones de la democracia», concluyó.

APOYO CRÍTICO

El apoyo de Teruggi al chavismo, a la revolución bolivariana, es crítico, cuestionador, porque lo hace desde la perspectiva del sujeto histórico que encarna este proceso: el pueblo humilde de Venezuela, consciente y organizado, que sabe lo que está en juego pero que no calla ante los errores, deficiencias y distorsiones; que denuncia la corrupción y el burocratismo que existe en algunos sectores del propio chavismo, pero que está convencido de que la Derecha gobernando les arrebataría todas las conquistas sociales y derechos ganados durante las dos décadas de proyecto bolivariano conduciendo al país.

El analista asegura que “sólo el chavismo puede salvar la revolución bolivariana y a Venezuela. No hay una tercera posición política viable además del chavismo y del anti-chavismo”.

Creer que en Venezuela el gobierno chavista se sostiene únicamente por el apoyo de las FFAA y que la oposición sólo busca sacar a Nicolás Maduro de la presidencia, es no entender la realidad de lo que sucede en ese país ni lo que está en juego. Teruggi explicó que la Derecha busca extirpar al chavismo de la vida política venezolana, porque sabe que es una fuerza firmemente arraigada en los sectores más humildes de la población y, en menor medida, en las clases medias, constituyendo una base sólida de alrededor de un tercio del electorado venezolano.

DEBILIDAD ECONÓMICA

Marco Teruggi expresa que, al igual que en Chile de la Unidad Popular y Salvador Allende (1970-73), el ataque de la Derecha, del empresariado y de Estados Unidos y sus aliados, ha sido especialmente contra el flanco más débil: la economía, que presenta un desfase respecto a fortaleza de la dimensión político-social.

El analista cuenta que entre 2006 y 2012, período de mayor tranquilidad para el chavismo, hubo muchas iniciativas económicas alternativas, pero no cuajaron por inexperiencia. “El país no tiene tradición productiva, es rentista. Hubo que crear de cero”, indica. Para remediar esta falencia, el cronista señala que “la clave es el seguimiento institucional, el acompañamiento del sistema público, y crear mecanismos de control».

Teruggi contó que en estos momentos en Venezuela hay un debate acerca de la conveniencia de crear un empresariado productivo nacional y de formar empresas mixtas con los chinos.

10 DE ENERO 2019

Ante preguntas de los asistentes, Teruggi explicó que el próximo 10 de enero viene un desconocimiento de varios países hacia el nuevo período presidencial de Maduro, más aislación diplomática, mayor bloqueo económico-financiero, y una agudización mediática del argumento de la “crisis humanitaria”.

AMLO reconoció a Maduro y Bolsonaro anunció que intentará liderar el ataque contra el gobierno chavista, por lo que aumentará la polarización en Latinoamérica.

Como respuesta, el gobierno incrementa sus alianzas con otros países sancionados y no alineados: Rusia, Bielorusia, China, India, Vietnam, Irán, Turquía, Siria, Sudáfrica, Corea del Norte, Cuba, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, México, etc.), para generar flujos alternativos de bienes y servicios (sobre todo financieros).

En segundo lugar, la conducción chavista apuesta por fortalecer la Defensa Nacional y las Milicias Bolivarianas, las cuales ya contarían con un millón 600 mil miembros.

Pero, sin lugar a dudas, lo decisivo será el campo económico: de su estabilización dependerá el futuro del proceso.

Foto: Marco Teruggi con el senador del Frente Amplio por Valparaíso, Juan Ignacio Latorre. 

ENTREVISTAS

A continuación, presentamos los enlaces de las entrevistas realizadas en Chile a Marco Teruggi:

Telesur

Diario Clever

Revista De Frente

Auna

Convergencia Medios

El Arrebato (en preparación)

En nuestro país, el libro (de 229 páginas) fue publicado por la editorial Escaparate. Para comprarlo ($10.000), escribir a Bruno Astudillo: [email protected]

Por Cristian Sotomayor Demuth

El Ciudadano

4,199,553FansMe gusta
127,565SeguidoresSeguir
289,504SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Jadue responde a la UDI: «Llama la atención que el partido...

La presidenta de la UDI y senadora Jacqueline van Rysselberghe presentó este miércoles un requerimiento en Contraloría por eventuales irregularidades en la...

Edición Impresa El Ciudadano