Más de dos millones y medio de la población chilena está viviendo en zonas de escasez hídrica

En total, son 61 comunas a lo largo y ancho del país que fueron decretadas como zonas de escasez hídrica por la Dirección General de Aguas (DGA), es decir hay poco más de dos millones 600 mil chilenos y chilenas que están enfrentando escasez hídrica o sequía en sus territorios, lo que corresponde a un 14,89% de la población del país.

El jueves recién pasado la DGA decretó a San Felipe, Santa María, Catemu, Panquehue y Los Andes como parte de estas zonas, que se suman a las comunas de las provincias de Quillota, Marga Marga y Petorca, además de las comunas de LLay Llay, Concón y San Antonio.

Los decretos se dictan con el objeto de proveer de herramientas a usuarios del agua y a la población en general para reducir al mínimo los daños derivados de la sequía. Asimismo, dan atribuciones a la DGA para establecer criterios y delimitaciones para las autorizaciones de extracción de aguas.

Carlos Estévez, director de la Dirección General de Aguas (DGA), explicó a La Tercera que el Ministerio del Interior necesita este decreto para entregar recursos para poner en funcionamiento la distribución de agua potable a través de camiones aljibes. Esto también autoriza a la Dirección de Obras Hidráulicas a extraer agua de pozos que tienen para situaciones de emergencia.

Revise aquí los decretos y las comunas afectadas.

El Código de Aguas

El año 2015, el Ministerio de Agricultura decretó como Zona de Emergencia Agrícola a 114 localidades del país, y en ese momento, Cristián Frene, el director de “Agua que has de Beber”, impulsado por la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, mencionó que existían tres razones por las que esto ocurría. El primero, era el cambio climático, donde en general, en el centro sur de Chile se espera una disminución en las precipitaciones; el segundo, es el Código de Aguas, que “permite que los derechos de aprovechamiento sean entregados a privados de forma gratuita y perpetua”, y finalmente, un tercer punto era la mala gestión territorial.

En tanto, el Estado ha intentado resolver esta situación con lo que se denomina “Falsas Soluciones Ambientales”, como son los embalses y el uso de tecnología para hacer más eficiente la distribución del agua sobretodo para la agricultura. Sin embargo, sectores ambientalistas critican esto por no ser una verdadera solución, sino que más bien permitir que la extracción de los recursos naturales como el agua, sigan siendo explotados y así no generar un cambio en la política hídrica del país.

Otras comunas afectadas por la escasez hídrica son Vichuquén, Teno, Hualañé, Rauco, Romeral, Curicó, Licantén, Sagrada Familia, Curepto, Molina, Constitución, Río Claro, Pencahue, San Rafael, Pelarco, Talca, San Clemente, Maule, Empedrado; La Higuera, La Serena, Coquimbo, Paihuano, Vicuña, Río Hurtado, Monte Patria, Ovalle, Punitaqui, Combarbalá, Canela, Illapel, Los Vilos y Salamanca; San Pedro, Alhué, Curacaví y Melipilla; Quemchi y Quellón.

4,225,191FansMe gusta
143,728SeguidoresSeguir
288,923SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -