Michelle Peutat, candidata constituyente por el Distrito 9: «La burbuja en la que algunos gobiernan debe romperse de una vez por todas»

Abogada y directora de la Fundación La Casa Común postula por la lista Apruebo Dignidad en el Distrito 9, que comprende las comunas de Independencia, Recoleta, Lo Prado, Cerro Navia, Conchalí, Huechuraba, Renca y Quinta Normal, en la Región Metropolitana.

Michelle Peutat es abogada de la U. de Chile, directora de la Fundación La Casa Común, y candidata constituyente en la lista Apruebo Dignidad, por el Distrito 9 (Independencia, Recoleta, Lo Prado, Cerro Navia, Conchalí, Huechuraba, Renca y Quinta Normal).

En conversación con El Ciudadano, Peutat critica de entrada «la actitud poco democrática de algunos sectores de no dar garantías de una votación participativa en el mes de mayo, al no incluir el transporte gratuito, al no incluir tampoco feriados irrenunciables durante esos días para poder ir a votar, y también al no garantizar medidas de cuidado para la población».

«Eso lleva a preguntarnos si hoy en día existe una sola oposición al gobierno que esté velando por los intereses de la ciudadanía», añade la postulante a la CC.

¿Faltaron elementos por considerar en la decisión de postergar las elecciones?

«Hay varios elementos que poner sobre la mesa. Uno tiene relación con la crisis sanitaria que estamos viviendo, donde por supuesto, hay que tomar medidas y resguardos, eso debe ser considerado; pero también, hoy día, en nuestro país estamos atravesando una crisis social, económica y profundamente política, y esos elementos a mi me parece que no fueron tan bien considerados a la hora de postergar las elecciones. No hubo voces que cuestionaran la posibilidad de que las condiciones en mayo no fueran quizás mejores a las actuales. También me parece lamentable que si las elecciones se corren, no existan garantías para un cuidado de la población que permita mejorar las cifras de contagio».

«O sea», agrega, «aprobamos el aplazamiento de las elecciones sin que haya una renta universal para toda la población, y eso significa que no hay una posibilidad de encierro real para la mayoría. Es cosa de ver el territorio, la feria, el Metro, como hemos visto afectada la economía de aquellos que están sobreviviendo a la crisis».

¿Cómo podrían mejorarse estas condiciones en la nueva Constitución?

«Yo creo que todo este contexto nos lleva a la necesidad de discutir que la burbuja en la que algunos gobiernan debe romperse de una vez por todas, y aterrizar en el territorio. Y con esto me refiero a que efectivamente tenemos una necesidad en la nueva Constitución de terminar con el modelo neoliberal que ha generado desigualdad y segregación, y eso requiere la modificación del rol subsidiario del Estado, donde no se garantizan muchos derechos sino que más bien servicios por los cuales hay que pagar y endeudarse».

«Pero esto también significa la necesidad de reconfigurar nuestro sistema político, y aquí el rol protagónico y el centro de la distribución del poder que necesita nuestro país debe estar en la ciudadanía. Hay que incluir, por un lado, mecanismos de participación efectivos y vinculantes, como el referéndum revocatorio y las iniciativas populares de ley, que permitan construir política pública y legislar desde las realidades territoriales. Hoy vemos que eso efectivamente no ocurre, lo hemos visto durante la pandemia y en el Congreso en los últimos años: hay una desconexión con las necesidades de los pueblos en los territorios».

Derecho a voto desde los 16 años

Una de las propuestas de Michelle Peutat es rebajar la edad de votación a 16 años, e implementar el voto obligatorio a partir de los 18. Al respecto, la abogada explica que «a propósito del aplazamiento de las elecciones, está el tema de la votación. Yo creo que hay que pasar a un voto obligatorio. A estas alturas, con la incertidumbre de la continuidad de la pandemia, la democracia debería ser considerada una actividad esencial, así como se ha denominado a lo que no puede dejar de funcionar pese a la crisis sanitaria, y eso implica tomarse el sufragio universal en serio, y dejar de marginar a algunos sectores de poder expresar el voto como un derecho político».

«Ahí nosotros apostamos por la reducción de la edad para votar, creemos que los jóvenes han iniciado los procesos de movilizaciones en nuestro país, e internacionalmente no solamente tienen derecho a ser oídos sino también a participar. Hay que reducir la edad para votar de manera facultativa desde los 16 años, y de manera obligatoria desde los 18», sostiene.

Los Derechos Humanos son otro aspecto importante para Michelle Peutat. En ese sentido, indica que su candidatura tiene una apuesta «muy importante respecto a la protección de los DDHH, a través de Defensorías del Pueblo, y con algunos defensores ad-hoc en algunos temas, por ejemplo, pueblos indígenas».

Pero tomando en cuenta los últimos sucesos, ¿qué mirada debiera tener la nueva Constitución sobre los DDHH?

«Me parece que desde hace muchos años que el Estado no ha garantizado ni ha puesto en el centro la protección de los DDHH. Esto es una realidad que no viene desde la revuelta social, donde se hace más duro y evidente, y mucho más doloroso, sino que se viene repitiendo independiente del gobierno de turno que nos ha tocado, desde la transición en adelante. Lo hemos visto en La Araucanía, lo hemos visto en las poblaciones que se han seguido organizando para poder resistir y paliar esta crisis económica que ha traído hambre a los territorios, que ha traído una gran cesantía, donde no solamente tratan de sobrevivir con los pocos apoyos económicos que ha brindado el gobierno, sino que también reconstruyen la comunidad en el territorio, para de forma colectiva, paliar la crisis. Y en ese sentido, los DDHH no están en el centro del desarrollo de nosotros como país».

«Chile ha ratificado muchos de los últimos convenios internacionales en DDHH pero poco se ha puesto en práctica en la realidad y poca institucionalidad se ha construido al respecto para ampararlos y garantizarlos, porque no se trata solamente de firmar ciertos convenios y adherir como Estado, también hay que construir política pública al respecto, una institucionalidad que sea capaz de sostenerla, para que cada año no estemos llenos de informes de órganos internacionales diciendo que en este país no se cumplen a cabalidad. Pasa en materia de pueblos indígenas, en infancia y juventud, pasa en relación a la democracia y a los pocos derechos políticos que tenemos como ciudadanos. Prácticamente nuestro único derecho político, que es un derecho humano el día de hoy, es el derecho a voto, por eso la necesidad de garantizar otros en la nueva Constitución», recalca la candidata.

Algo se mueve en el Distrito 9

Al final de nuestra conversación con Michelle Peutat, le consultamos por la vivencia social experimentada en el territorio del Distrito 9, donde la gestión comunal de Daniel Jadue en Recoleta ha alcanzado notoriedad nacional por sus iniciativas en pro del bien común.

«En el Distrito 9 hay muchas experiencias exitosas, es un distrito donde se ha podido ejercer oposición desde los gobiernos locales en distintas comunas, y no me parece que exista una hegemonía respecto a la labor que ha realizado Daniel Jadue, que a mi me parece excelente, sino que también hay otras experiencias positivas», explica Peutat.

La postulante de Apruebo Dignidad pone como ejemplo «lo que pasa en Renca con Claudio Castro, también la labor que se ha realizado con Gonzalo Durán en la comuna de Independencia, donde me tocó liderar un proyecto de pedagogía y educación cívica popular en los territorios en relación al proceso constituyente. Podríamos hablar de lo que se ha podido hacer en Cerro Navia, y también podemos ver la brecha que existe con algunas otras comunas del distrito que se encuentran bastante más estancadas, como Conchalí o Quinta Normal, donde hemos visto una lejanía y también un poco de abandono de la población de esos territorios, en términos de dignidad, de infraestructura pública y también de proyectos y ayuda social».

«Otro ejemplo es lo que se está haciendo en Lo Prado, que me parece que también ha avanzado mucho en términos de gestión local con Maximiliano Ríos», dice Peutat. Y añade: «Pero también me parece que la figura de Daniel Jadue resalta por su reconocimiento y opinión pública a nivel nacional. Sin lugar a dudas que hay que mirar la gestión local, pero por otro lado, también hay que mirar su liderazgo a nivel nacional que es de los pocos en la Oposición que ha podido enfrentarse a la realidad del gobierno. Eso a mí me parece incluso más valioso que la gestión que haya realizado a nivel territorial».

«Jadue en el fondo ha sido capaz de ofrecer una alternativa para lo que viene, para las elecciones presidenciales, y eso apunta a la necesidad de ir construyendo nuevamente liderazgos en la Oposición que sepan alzar la voz para que veamos qué proyecto de país podemos construir, que no sea el ofertón neoliberal que hemos vivido en los últimos años», concluyó Michelle Peutat.

Compártelo

Comentarios